CRÓNICA

III Festival Alfa Sport: descubrimos el verdadero secreto de la afición alfista

Vivimos la experiencia Alfa Romeo en el evento más importante del pais

Rodamos en circuito junto coches míticos de la marca: 4C, GTA, 75 América, GTV

AmpliarIII Festival Alfa Sport: descubrimos el verdadero secreto de la afición alfista - SoyMotor.comIII Festival Alfa Sport: descubrimos el verdadero secreto de la afición alfista

Cuando la pasión puede a la razón ocurren cosas maravillosas. Y si hablamos de Alfa Romeo, una de las marcas de automóviles más pasionales y con más historia, incluso las expectativas pueden quedarse cortas. Ésta es la crónica de un fin de semana inolvidable en el que conocimos la esencia y pasión de la marca italiana junto a cientos de aficionados alfistas. Ahora también somos uno de ellos.

Seguro que alguna vez te han intentado explicar el fervor por un cantante famoso o un jugador de fútbol. Es algo inexplicable, fuera de la lógica, algo que solo ellos comprenden y por lo que harían cualquier cosa con tal de estar junto a su ídolo. 

Algo parecido es lo que hemos sentido en el III Festival Alfa Sport que se celebró el pasado fin de semana en Calafat. Una pasión inagotable por una marca denostada y enterrada por muchos, desconocida para otros, pero que, a pesar de ello, sigue siendo algo parecido a una religión para sus más fervientes fieles. Algunos lo denominan 'virus Alfa'. 

prueba-galeria-festival-alfa-sport-2019.jpg

Y lo cierto es que los coches fabricados en Milán tienen mucho que ver con ello. En nuestro caso, y pese a ser nuestra primera gran experiencia en el mundo Alfa Romeo, no hay duda que cada uno de ellos transmiten sensaciones especiales a su conductor que dejan huella. Pueden no ser perfectos en otros aspectos, pero después de conducirlos no podrás olvidarlos. 

festival_alfa_sport_1_2_0.jpg

Con estas ideas en la cabeza, llegamos al circuito de Calafat desde Madrid, en plena gota fría y poniendo a prueba nuestro coupé plateado en todo tipo de condiciones. Ni un mal gesto, ni una mínima falta de aplomo incluso con carreteras anegadas y condiciones difíciles. Por algo en su época la prensa internacional lo catalogó de uno de los mejores tracción delantera de la historia. Por suerte el tiempo respetaría durante toda la jornada.

festival_alfa_sport_3_0.jpg

Allí encontramos un escenario increíble y no precisamente por un circuito de talla internacional con enormes instalaciones. Aquí lo que contaba era la asistencia y la pasión de cada alfista llegado de toda España con ganas de compartir historias, aventuras, tiempo en pista y, como no, sus propias máquinas con el resto de comunidad. Sin apoyo oficial pero con mucha pasión y trabajo, la gente de Alfistas Club Sport organizó un evento genial que ya va por su tercera edición.

festival_alfa_sport_18_0.jpg

El III Festival Alfa Sport estaba enfocado muy inteligentemente: lo importante era volverse a reunir con viejos conocidos –y otros nuevos–, la excusa era rodar en circuito. Para esto último, la organización preparó distintos grupos, para poder igualar potencias y tiempos por vuelta parecidos y que todos disfrutaran por igual. Y aquí vino un nuevo momento para quitarse el sombrero: el comportamiento en pista fue excepcional, con piques pero sin jugadas sucias, con emoción pero sin jugarse el coche en cada frenada, porque todos teníamos claro que veníamos a disfrutar y no a volver a casa con el coche hecho añicos.

festival_alfa_sport_11_1_0.jpg

El circuito, un gran desconocido para los que vivimos por la zona centro de la península, pero con un potencial enorme para sacar la quintaesencia a los grandes chasis fabricados por Alfa Romeo. El circuito de Calafat, con una longitud 3.250 metros, no hablamos precisamente de un karting; sin embargo, su anchura sí que lo acercan más a uno de estos. Y luego está el trazado, que recuerda a circuitos de otra época, con curvas ciegas, en bajada, dobles ápices y varias trazadas posibles. 

calafat_2_0.jpg

Mención especial al final de recta, que cuenta con un leve giro a izquierdas antes de la primera horquilla que obliga a colocar el coche para frenar recto, todo ello sin desestabilizarlo y por encima de 170 kilómetros/hora. Por si no te parece suficientemente emocionante, tras la escueta escapatoria te espera un barranco, así que mejor no quedarse sin frenos…

Si sigue sin llamarte la atención, ahora piensa en rodar en un trazado emocionante y, además, rodeado de las nuevas y viejas glorias de la marca: Alfa Romeo 147 y 156 GTA, 33 1.7 boxer, GTV6, Spider 3.2 V6, 75, Sprint, Giulia y Stelvio QV y, cómo no, ese pequeño misil llamado 4C.

69994344_1915612571918551_3448930198353870848_n_0.jpg

Algo surrealista, verlo volar entre chicanes y enlazadas sin esfuerzo a un ritmo infernal, que pondría en problemas a más de un superdeportivo de postín, de esos que valen cuatro veces más que el pequeño biplaza con chasis de carbono. Todo ello vivirlo en primera persona desde nuestro propio Alfa Romeo es una algo que todo aficionado a la marca debería experimentar alguna vez en su vida.

festival_alfa_sport_14_1_0.jpg

Tampoco nos perdimos la segunda edición de la Alfa Challenge, una prueba de regularidad en circuito muy peculiar y espectacular. Cada piloto marca un tiempo de referencia en circuito que debe replicar a la décima y todo ello sin relojes, marcadores ni ningún instrumento de medición posible. Solo se permite indicar con la pizarra en la línea de meta si se va demasiado rápido o lento. Una prueba donde el tacto, la sensibilidad y el conocer el perfectamente el coche son fundamentales para calcar el tiempo. 

1909148159_1_0.jpg

El concurso de elegancia puso la guinda al pastel gracias a un presentador que le puso pasión al asunto y numerosos participantes que bajaron de sus coches para contar su particular historia. Finalmente resultó vencedor un precioso e impecable Alfa Romeo Giulia 1300 Ti de los años 60. Impecablemente restaurado y con una preparación mecánica notable acaparó todas las miradas.

festival_alfa_sport_17_1_0.jpg

 

NUESTRO PRIMER ALFA ROMEO

Todo ello no hubiese sido lo mismo sin participar con nuestro propio Alfa Romeo. Nada de unidades de prensa esta vez, a Calafat llegamos con nuestro propio italiano para vivir la experiencia desde el lado del apasionado y empapándonos de todo lo que nos rodea. El III Festival Alfa Sport fue el bautismo para mi recientemente adquirido Alfa Romeo GTV 3.0 V6.

festival_alfa_sport_2_1_0.jpg

Un coche francamente interesante tanto del punto de vista estético como mecánico. Junta lo mejor de dos mundos, la pluma del mítico Pininfarina con el motor por excelencia de Alfa Romeo, el V6 Busso.

festival_alfa_sport_6_2_0.jpg

Un automóvil del siglo pasado que desprende personalidad por sus cuatro costados. Sirve tanto para llegar con estilo a una cena de gala como para pasarlo en grande en pista. Recoge perfectamente la esencia de Alfa Romeo: deportividad y pasión, pero siempre acompañado de un diseño italiano que enamora.

69796972_1915662825246859_6158146760662319104_n_0.jpg

El corazón de la 'macchina' es algo excepcional, con un motor muy elástico y un tacto increíblemente deportivo, que empuja de forma excepcional por encima de 4.000 revoluciones y emite uno de los sonidos más melódicos que jamás haya escuchado. No son pocos los que lo tienen como uno de los mejores propulsores de la historia y en el primero que piensan al hablar de un propulsor V6. Giuseppe Busso, ingeniero que también pasó por Ferrari, fue su creador en los años 60, cuando nació como un V6 de 2,5 litros y 12 válvulas.

festival_alfa_sport_12_2_0.jpg

En su última evolución, la que montaron los 147 y 156 GTA alcanzó su cenit con una cilindrada de 3,2 litros, 24 válvulas y 250 caballos. Una obra de arte que también tiene nuestro GTV bajo el capó en su versión de 3 litros y 220 caballos.

Dicen que todo lo bueno acaba pronto, y eso también ocurrió en el III Festival Alfa Sport. Sin embargo, ya estamos contando los días para una nueva edición en 2020. Y al final el secreto es que no hay secreto, sólo pasión y amor por una marca que ojalá algún día reverdezca los laureles del pasado. Mientras tanto, miles de fieles y aficionados alfistas mantendrán vivo Il Biscione. Y nuestro país también es un ejemplo de ello.

¡Gracias Alfa, gracias alfistas!

70171826_1915612725251869_2689930917903859712_n_2_0.jpg

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Alfa Romeo Sauber
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Diablo
Bacanal de Alfas, que lindo!
  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP