COCHES

La columna de Alex Palou

Alex Palou: la historia de mi primera victoria en IndyCar

alex-palou-columna-barber-victoria-soymotor.jpg
Alex Palou
15
22 Abr 2021 - 16:00

Siempre es divertido encender el teléfono móvil después de una carrera y ver cómo empiezan a entrar los mensajes de amigos y familiares. Normalmente intento responder a todo el mundo en las redes sociales, porque la gente me dedica un momento de su tiempo y se merecen que les conteste, aunque me lleve unas horas. Pero esta de vez me ha sido materialmente imposible hacerlo, porque lo que he vivido desde la victoria en Barber no tiene precedentes. Me quedo con el cariño de todo el mundo y con la sensación de que una parte de la gente que me ha felicitado no seguía antes la IndyCar. Lo que más me gusta es que hemos sumado nuevos aficionados a la categoría y que ahora hay más gente pendiente de cuándo será la próxima carrera.

Quizá lo que más ha cambiado desde el pasado domingo es la atención mediática que noto sobre mí. Desde el lunes he estado muy ocupado concediendo entrevistas, yendo de aquí para allá y hablando con mucha gente. Ha habido algún día que he hecho una quincena de entrevistas, he parado un momento para comer y me he vuelto a poner por la tarde. Es divertido y me gusta, porque al final cuando consigues algo como tu primera victoria en IndyCar quieres que se le dé voz y que todo el mundo lo valore.

Lo importante en todo caso es que he podido compaginar estos compromisos con mi trabajo diario con el equipo, de modo que no me ha quitado tiempo para preparar las carreras y en especial St. Petersburg, que es este mismo fin de semana. He entrenado con normalidad y he estado en la fábrica del equipo, y con mis ingenieros y mecánicos seguimos trabajando como si en Alabama hubiésemos terminado últimos y tuviésemos que mejorar un montón.

Antes de Barber tenía mucha confianza. La pretemporada me dejó muy buenas sensaciones y sabía que este año podía hacer grandes cosas –y puedo, en presente, porque esto acaba de empezar–. De hecho, recuerdo que estaba sereno justo antes del fin de semana. No estaba preocupado por si tenía que ver más on-boards o si tenía trabajo pendiente, porque sentía que estaba todo lo preparado que podía estar.

Aun así, como dice el tópico que todos habéis escuchado un millón de veces, hasta que no llegas al circuito no sabes lo fuerte que eres. Todos los equipos estamos un poco perdidos en el primer fin de semana, porque no sabemos si nuestras esperanzas son infundadas o si realmente somos rápidos. Luego en función de los resultados vas ganando más o menos confianza. En nuestro caso en particular, se han cumplido las sensaciones que yo tenía de antemano. Basta con ver que el equipo puso tres coches en el Fast Six de la clasificación para comprobar el trabajo increíble que Chip Ganassi ha hecho este invierno.

Costará tener otro fin de semana como éste, porque en la IndyCar hay mucha competencia y todo puede pasar. Ahí está el caso de Josef Newgarden o Colton Herta, que iban muy rápidos, pero tuvieron una mala clasificación que comprometió su carrera. Creo que hemos rozado la perfección en nuestra actuación, porque sólo vas tan rápido cuando tú estás al 100% con el coche, con el equipo y con el circuito. Habrá carreras que no serán así. Me esforzaré para que tengamos más fines de semana como éste y que podamos ganar más veces. No sé si será si será este domingo o el de aquí tres meses, pero estoy convencido de que tendremos más oportunidades y de que viviremos buenos momentos.

alex-palou-columna-barber-victoria-6-soymotor.jpg

alex-palou-columna-barber-victoria-8-soymotor.jpg

 

Entremos en la carrera en sí.

La estrategia fue la clave, pero en realidad no teníamos previsto ir a dos paradas, que es lo que acabamos haciendo. Nuestro plan era ir a tres, pero sabíamos que teníamos la oportunidad de hacer algo distinto si había cinco o seis vueltas de bandera amarilla en algún momento.

Eso es justo lo que ocurrió. Hubo un accidente en cadena en la salida y ahí nosotros pasamos a la opción de dos paradas, lo que básicamente significaba que teníamos que ahorrar combustible en todo momento. Mi ingeniero me cantaba los mapas motor y el tiempo objetivo, y yo me limitaba a ejecutar en pista.

Llevábamos unas 20 vueltas cuando O’Ward y Rossi entraron a boxes, lo que básicamente me confirmó que ellos iban a tres. Así que ahí hice un cambio de ritmo y tiré durante unas diez vueltas más en aire limpio para hacerles el overcut. Ése fue quizá el momento más importante de la carrera, porque abrimos una ventaja muy grande que luego conservamos.

Ahí yo tenía un poco de miedo, porque notaba que mis neumáticos vibraban cada vez más. Se lo dije a mi ingeniero, pero él se limitó a pedirme que diera cuatro o cinco vueltas más. Y después de éstas aún me pidió otras tres. Creía que quizá acabaría reventando el neumático, pero el equipo lo tenía todo controlado y en ningún caso llegamos a una situación crítica.

Hicimos una estrategia bastante agresiva. El equipo confió en mí y lo ejecutamos todo a las mil maravillas, desde la gestión del combustible hasta las paradas en boxes, que fueron muy rápidas. El año pasado solía hacer carreras más bien conservadoras, pero ahora sabemos que podemos arriesgar. Eso nos da confianza para seguir con esa actitud el resto del campeonato.

No pude celebrar demasiado la victoria porque volvíamos ese mismo día, así que lo único que pude hacer después del Victory Lane fue llamar por teléfono a la familia y celebrarlo rápido con todos los mecánicos. De ahí nos fuimos todo el equipo al aeropuerto para coger el avión de vuelta, donde hubo algún que otro discurso y más aplausos.

Tuvo un punto de surrealismo estar en el podio y recibir las felicitaciones de dos pilotos como son Scott Dixon y Will Power, que lo son todo en la IndyCar. Luego vi que Power había dicho en televisión que yo iba tan rápido que creía que iba a tres paradas. Y con Dixon obviamente he podido intercambiar muchas más palabras, dado que somos compañeros. Cuando gente que lleva tantos años en lo más alto se sorprende con alguien como yo, no puedo pedir nada más.

alex-palou-columna-barber-victoria-4-soymotor.jpg

alex-palou-columna-barber-victoria-2-soymotor.jpg

 

Cuando ganas está bien celebrarlo, pero tampoco puedes pasarte porque no se te puede subir a la cabeza. Yo creía y sigo creyendo que esta temporada tengo menos presión que en todas las anteriores, porque tengo un contrato y un buen coche. Y ahora con esta victoria la presión es menor, porque he demostrado de qué soy capaz.

Más allá del trofeo y de la gorra del vencedor, lo que he ganado en Barber es mucha confianza. Ahora sé que puedo ganar en IndyCar y eso me da una seguridad que no puedo comprar.

Creo que podremos pelear por el título, porque tenemos un coche y un equipo muy buenos y ahora sabemos que vamos realmente rápidos. Pero ése es un objetivo que aún queda lejos y no podemos perder de vista que, en muchos sentidos, yo todavía soy un debutante. El año pasado había cuatro ovales y tuve accidentes en dos, y hay cinco o seis carreras este año que no me conozco de nada.

Habrá fines de semana que serán difíciles, como por ejemplo Detroit, que celebrará dos carreras en un circuito urbano muy complicado. La cuestión es si seremos sextos o séptimos cuando lo pasemos mal, o si terminaremos más atrás. De modo que hay que ir paso a paso, carrera a carrera. Ésa es la actitud correcta para encarar esta temporada.

Este domingo volvemos a correr. Toca St. Petersburg, que es una pista en la que ya competí en 2020. Tengo buenas sensaciones, porque conozco el trazado y sé cómo son las carreras ahí. Seguro que es una locura porque es un urbano y seguro también que llevar los neumáticos a temperatura será difícil, pero tengo muchas ganas.

Tengo la sensación de que iremos muy rápidos y creo que ahora soy una décima por vuelta más rápido por la confianza que he ganado en Barber. Eso no quita que tendremos que hacerlo todo perfecto, pero espero que lo hagamos bien. El objetivo es estar cerca de los tiempos de Scott Dixon, que es un piloto que siempre termina en el Top 5. Si estamos donde él, todo irá bien. Ése es el objetivo.

alex-palou-columna-barber-victoria-3-soymotor.jpg

alex-palou-columna-barber-victoria-7-soymotor.jpg

 

 

LA COLUMNA DE ALEX PALOU: TEMPORADA 2021 DE INDYCAR

1. Previo de la temporada
2.  Barber, la primera victoria en IndyCar
3. Las dificultades de St. Petersburg
4. Rodando con los líderes en Texas 
5. Indy 500: empieza la aventura
6. Indy 500: un nuevo Fast Nine
7. Indy 500: la victoria, a un suspiro
8. Podio entre los muros de Detroit
9. Nueva victoria en Road America
10. Podio en Mid-Ohio
11. Del podio de Mid-Ohio a la fase decisiva de la temporada
12. Sobreviviendo al caos de la carrera en Nashville
13. Rotura de motor en Indianápolis
14. Un accidente en Gateway que iguala el campeonato
15. Victoria en Portland en el momento más crítico
16. Podio en Laguna Seca y más líder del campeonato
17. Campeón de la IndyCar en Long Beach

 

 

 

 

Àlex Palou
IndyCar
15 comentarios
Para comentar o votarInicia sesión
Default user picture
22 Abr 2021 - 19:41
#3 Un piloto auto escribiéndose un artículo que democrático todo. Así todos los pilotos quedarían ... Ver comentario
Ha contado como fué, no ha venido a tirarse flores a si mismo, y auqnue fuera así, despues de ganar la carrera merecidamente como si quisiera hacerlo, estaria en su derecho
Default user picture
22 Abr 2021 - 16:35
Gracias Alex por dedicar un ratito de tu tiempo a contar tu experiencia, y enhorabuena crack por la primera de esperemos muchas alegrías en tu aventura en la Indycar
22 Abr 2021 - 16:30
Un piloto auto escribiéndose un artículo que democrático todo. Así todos los pilotos quedarían bien...
22 Abr 2021 - 16:20
Este chico hoy está en el paraíso, el mejor debut soñado, veremos si dura o baja a la tierra, pero sus habilidades quedaron corroboradas con creces.
Default user picture
22 Abr 2021 - 16:13
Te lo mereces, Alex. Nos hiciste sufrir en las últimas vueltas, pero seguro que lo tenías controlado :) ¡A por el resto del campeonato!
Últimos vídeos
Te puede interesar
The website encountered an unexpected error. Please try again later.