GP Baréin F1 2020
ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Carlos Sainz y la racha cortada en el 'polémico' Rally de Chipre 2000

Sainz y Moya acumularon hasta 27 rallies sin lograr una victoria en el Mundial

En la temporada 2000, el madrileño volvió a ser compañero de Colin McRae

AmpliarCarlos Sainz y la racha cortada en el 'polémico' Rally de Chipre 2000 - SoyMotor.comCarlos Sainz y Luis Moya en el Rally de Chipre 2000

¡27 rallies sin ganar! Puede parecer una cifra no demasiado abultada, pero para dos campeones de la talla de Carlos Sainz y Luis Moya fue el período más largo de su carrera mundialista sin catar el sabor de la victoria. Y, como no podía ser de otra manera, el destino tenía preparada una situación rocambolesca para cortar la racha.

Desde el triunfo logrado en el Rally de Nueva Zelanda 1998, en un épico final con sólo cuatro segundos de diferencia respecto a su compañero Didier Auriol –a falta de tres tramos estaban separados por seis décimas y Toyota no dio órdenes de equipo–, el madrileño encadenó una serie de resultados sin subir a lo más alto del podio.

Sí, esa misma temporada 1998 en la que perdió el Campeonato del Mundo en la última especial del Rally de Gran Bretaña, a falta de unos metros para cruzar la línea de meta, porque hubo una remesa de bielas defectuosas en Toyota. El famoso "trata de arrancarlo, Carlos" de Luis Moya quedará para la eternidad.

La avería mecánica del Corolla WRC permitió a Tommi Mäkinen –que había abandonado en Gran Bretaña y lo tenía ya casi todo perdido– convertirse en campeón por tercera ocasión consecutiva y, al año siguiente, extendería su dominio de la mano de Mitsubishi para amarrar su cuarta y última corona.

Pero la temporada 2000 sería diferente en todos los sentidos. Mitsubishi continuó con un Lancer Evo VI que se había mostrado muy competitivo en el inicio –de hecho, ganaron en Montecarlo–, sin embargo, tanto Subaru como Peugeot y Ford dieron un gran paso adelante en términos de desarrollo y comenzaron a amenazar la hegemonía del tetracampeón finlandés.

makinen-wrc-2000-soymotor.jpg

Aquella temporada, tras haber estado un par de años en Toyota, Carlos Sainz regresaba a un equipo Ford –gestionado por M-Sport– en el que volvería a verse las caras con Colin McRae como compañero de equipo. De nuevo en un equipo británico –recordemos que Subaru iba de la mano de Prodrive– con el escocés al lado. ¿Recuerdan la polémica temporada 1995?

La temporada comenzó con un primer ‘aviso’. En el Rally de Montecarlo, McRae no recibió ningún tipo de orden cuando marchaba tercero –justo por detrás de Sainz– y, siempre ‘flat out’ el escocés, intentó arrebatar a Carlos el segundo lugar del podio. Como consecuencia, en el último tramo, Colin tuvo que abandonar por problema de motor.

Para más inri, algunas pruebas más tarde, en el Rally Acropolis, Carlos sí recibió órdenes de no atacar a su compañero para materializar un importantísimo doblete para la marca. Pese a que Sainz estaba por delante de McRae en el campeonato, el escocés cosechó su segunda victoria de la temporada –la primera fue en el Rally de Cataluña– con el español segundo.

Así las cosas, y después de dos bonitos rallies en Nueva Zelanda y Finlandia, el Mundial llegaba a Chipre inmerso en un mar de polémica, dado que en realidad ese lugar en el calendario era para China, pero la catastrófica gestión de la edición de 1999 supuso su adiós al certamen en favor de un evento al que casi nadie quería ir.

Es más, uno de los más críticos con la Federación fue el propio Luis Moya. El copiloto gallego no entendía por qué el WRC ponía rumbo hacia un país como Chipre –las marcas tenían otros intereses comerciales– y llegó a insinuar en alguna ocasión, en modo bromista, que quizás algún integrante de la FIA tenía algún familiar chipriota.

seat-wrc-2000-soymotor.jpg

Polémicas aparte, el evento chipriota se tornó en un bálsamo para Sainz. Allí volvió a librar una ajustada batalla con Colin McRae, en un rally que fue durísimo –con los ojos del presente podemos decir que Chipre siempre lo es–, si bien en esta ocasión salió victorioso para dar por concluida la racha de 27 rallies sin encontrar la victoria.

En el rally más criticado de la temporada fue donde la dupla española volvió a encontrar la senda del triunfo después de 775 días. Incongruencias de la vida. Y el camino había estado lleno de ‘baches’, como el Tour de Corse 1999 –donde finalizó como el mejor WRC, en una época en la que los ‘kit car’ volaban en asfalto– o el Rally de Argentina 2000 –abandonó por accidente cuando peleaba con Marcus Grönholm por la victoria–.

Además, en ese punto de la historia, Carlos Sainz igualó a Juha Kankkunen con 23 victorias en su casillero del Mundial y, gracias a los puntos cosechados, se metió de lleno en la pelea por el título –se colocó a sólo siete puntos de Marcus Grönholm a falta de cuatro pruebas para la conclusión–.

No obstante, el desenlace de la historia es bien conocido. A posteriori, Marcus Grönholm apretó en la parte final del campeonato –victoria incluida en el Rally de Australia, donde Sainz y Moya fueron descalificados– para erigirse campeón del mundo por primera vez, en un año imposible de olvidar para todos los protagonistas. También fue la última temporada de Seat Sport en el Mundial, pero ésa es otra historia.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Ford
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Goschumi
Al ver las fotos me ha venido a la cabeza las viciadas al colin mcrae de psx. Gracias
  • 2
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP