GP Estiria F1 2021
La columna de Alex Palou

Alex Palou: Iowa o adaptación acelerada a los óvalos cortos

AmpliarAlex Palou: Iowa o adaptación acelerada a los óvalos cortos - SoyMotor.comAlex Palou: Iowa o adaptación acelerada a los óvalos cortos

Este fin de semana −quien dice fin de semana dice viernes y sábado− he estado en Iowa, en el que ha sido el primer óvalo corto en el calendario de la IndyCar y mi primera experiencia en una pista de estas características en mi primera temporada en la categoría. Una experiencia de aprendizaje que doy por buena, porque he terminado las dos pruebas y he aprendido un montón. He terminado undécimo y decimocuarto en las dos carreras, pero siempre hay un poco más de contexto y profundidad que el número frío.

Iowa es como una lavadora. Pensad que sólo tiene 1.400 metros de longitud y que cerramos la vuelta en tan sólo 17 segundos. Y que la pista está muy, muy bacheada. La carrera son 250 vueltas, de modo que estás girando y girando constantemente desde la bandera verde hasta la cuadriculada. Lo más curioso es que vas tan rápido que no tienes la sensación de estar girando, aunque luego te bajas del coche y acabas andando en zigzag porque has perdido el sentido del equilibrio.

Era mi segunda experiencia en oval. La otra era Texas, que con 2.400 metros es aún más rápido. Ahí el coche va tan al límite que no lo acabas de tener bajo control. Iowa me ha recodado más a una curva rápida de un circuito rutero. Fuerzas y metes muchos grados de volante, pero quizá me ha parecido más sencillo.

Dicho eso: ha sido un fin de semana de aprendizaje. En los entrenamientos libres di 150 vueltas, casi el triple que los veteranos. Tantas que acabé un poco mareado, pero eso es lo que tiene cuando te metes por primera vez en una lavadora. Me aprendí la pista, estudié las diferentes trazadas que tenía el óvalo y jugué un poco con los reglajes, y sabemos que empezamos con buen pie porque luego conseguimos la séptima posición para la parrilla de la carrera del sábado.

Por desgracia, unos tres o cuatro días antes de viajar a Iowa nos dijeron que cambiarían el sistema de clasificación. En vez de hacer una sesión el viernes y otra el sábado, lo unificaron todo el viernes y decidieron que la primera vuelta rápida contase para la primera carrera y que la segunda vuelta decidiera la parrilla de la segunda. Como os podéis imaginar, esto no me hizo ningún favor porque me quitaba tiempo de rodaje. Y basta con ver lo que ocurrió: en mi primera vuelta hice el 18º mejor tiempo, pero en la segunda hice el 7º. De haber hecho dos clasificaciones a dos vueltas, que era lo normal hasta este fin de semana, habría salido desde arriba en la primera carrera y habría tenido otro intento el sábado para aprovechar la experiencia ganada. Ya os digo que habría ido bien.

alex-palou-columna-iowa-2-soymotor.jpg

 

Puede que algunos penséis que los óvalos no tienen ninguna dificultad, pero creedme que no es así. Iowa es súper bacheado y tienes que aprender por dónde puedes ir. Has de jugar con las trazadas, aprender cómo cambia el comportamiento del coche a medida que quemas gasolina y te quedas sin neumáticos. Las carreras de óvalos se deciden por detalles pequeñísimos y como piloto necesitas tiempo para crear esa confianza que te permite llevar el coche al límite sin acabar encima de una grúa.

Os pongo un ejemplo. Partiendo de que en Iowa no vas a fondo, has de jugar con los diferentes niveles de adherencia lateral para ir más o menos rápido. Si estamos en clasificación, tenemos gomas frescas y apenas unos litros en el depósito. En esas circunstancias, llegas a fondo a la curva, metes volante y levantas el pedal más o menos a la mitad para que gire el coche y vuelves a pisar a fondo para salir a toda velocidad. Pero en carrera, cuando tus gomas ya están al límite, te ves levantando el pie cuando aún estás a 200 metros de la curva para que el coche pierda velocidad y pueda agarrarse al asfalto sin acabar contra el muro. Y todo eso se complica cuando vas detrás de otro coche, porque entonces pierdes carga aerodinámica.

Ese aprendizaje también se traslada a las diferentes trazadas. Iowa tiene dos líneas: una interior y una exterior. La línea superior es un poco más lenta, de modo que si estás en clasificación o vas solo siempre intentarás ir por abajo. Pero en carrera la diferencia no es tan grande, porque los neumáticos no están perfectos y si vas por arriba te ahorras unos grados de volante y haces una trazada más ‘recta’, de modo que puedes coger mucha más velocidad. Y eso lo has de aprovechar para adelantar. El viernes me costó un poco, porque no tenía esa confianza. Pensaba en que si el de abajo tenía un problema me daría a mí y eso me frenaba. Pero el sábado ya tenía la lección aprendida y me lancé muchas veces por arriba. Ahora ya sé qué es y cómo se hace, así que esa lección que me llevo para los próximos óvalos.

Y esa experiencia adquirida se aplica en cada fase de la carrera. Pensad en algo tan simple como el momento de la salida. El sábado salía séptimo, entre los pilotos más rápidos. A mi lado tenía a Tony Kanaan, que es todo un veterano. La diferencia entre ellos y yo es que yo todavía estoy aprendiendo, por eso cuando ondearon la bandera verde el resto fueron a machete al 100% y yo tuve mis reticencias porque no sabía qué esperar en la primera curva. Es un proceso de aprendizaje natural y es algo que llegará con el tiempo y los kilómetros. No me preocupa de cara a las 500 Millas de Indianápolis, primero porque ahí las salidas y resalidas son en un tramo completamente recto y segundo porque no caben tres coches en paralelo en la primera curva −a menos que nos pongamos muy valientes−.

alex-palou-columna-iowa-3-soymotor.jpg

 

Así que ha sido un fin de semana de libreta y bolígrafo para aprender y crecer. Antes de llegar a Iowa ya sabía que podía ser difícil, pero la verdad es que hemos ido mejor de lo que me esperaba. Lo único que lamento es que no dimos con la estrategia correcta para las carreras. En la del viernes, intentamos ir a dos paradas cuando todo el mundo fue a tres. Resultado, tandas eternas y neumáticos muy gastados. Hubo en algún momento que perdía unos tres segundos por vuelta, y eso en una pista de 17 segundos es crítico. Aprendimos la lección y cambiamos de estrategia para el sábado, y llegamos a ser quintos detrás de Pagenaud. Pero salió un coche de seguridad que nos hizo mucho daño.

Lo que parece que no cambiará es la falta de tiempo en pista. Ya os he contado que este año han compactado los eventos por el coronavirus y que nos han prohibido hacer test privados. Nosotros hemos preguntado por qué no podemos hacerlo, porque no acabo de comprender que pueda haber aficionados en las tribunas y que nosotros no podamos llegar un día antes para hacer los entrenamientos con normalidad, pero no puede ser. Este formato compacto favorece a los veteranos y perjudica a los debutantes, y en especial a mí porque vengo de los circuitos ruteros de Europa y Japón.

Ahora tenemos tres semanas de pausa antes de la siguiente carrera. Este tiempo nos vendrá de perlas para hablar y analizar todo lo que ha pasado en el GP de Indianápolis, en Road América y en Iowa, porque al ser eventos en fines de semana consecutivos no hemos podido hacer las típicas reuniones post-evento donde lo analizamos a fondo. No sólo prepararemos Mid-Ohio, sino que también empezaremos a calentar para las 500 Millas, que son el siguiente evento. Tendré tiempo para visitar el simulador y trabajar en la sede del equipo.

Ah, Mid-Ohio. Tengo muchas ganas de ir ahí. Es el circuito donde hice mi primer test en IndyCar, en julio del año pasado. La única pista del calendario donde tengo experiencia previa. El podio de Road America o mi experiencia previa no son garantía de que seamos competitivos ahí, pero sí que me permitirá afrontar los entrenamientos de otra manera. En vez de aprenderme el circuito, podré centrarme desde el principio en los reglajes del coche. Creo que puede ser un buen fin de semana.

Por cierto, os quiero hacer una recomendación. No sé si todos lo sabéis, pero cuando corremos tenemos un ‘spotter’ que nos canta por radio todo lo que ocurre alrededor del coche. Si estamos en un óvalo y un coche nos ataca por el interior, el spotter nos avisa de que hay un coche ahí para que nosotros lo tengamos presente. No es ningún capricho: vamos tan sujetos y tan rápidos que no podemos girar la cabeza para ver los retrovisores, de modo que si no tuviéramos spotters sería un desastre. Os recomiendo que escuchéis nuestro canal de radio, así me podréis escuchar hablando con mi ingeniero durante la carrera. Para hacerlo, sólo tenéis que estar en la aplicación de la IndyCar y hacer click en el nombre del piloto. Veréis que es bastante entretenido, porque no paramos de hablar. También os ayudará a poner en contexto la complejidad de estas carreras, porque desde una óptica superficial es difícil apreciarla bien.

 

 

LA COLUMNA DE ALEX PALOU: TEMPORADA 2020 DE LA INDYCAR

1. Mi llegada a la IndyCar
2.  Los tests de pretemporada
3. Cancelan St. Petersburg por el COVID-19
4. La odisea para entrar en EEUU tras el confinamiento
5. Texas: mi primera carrera en IndyCar
6. Previo: mi debut en Indianápolis
7. IndyGP: un poco de contexto sobre lo ocurrido
8. Road America: mi primer podio en IndyCar
9. Iowa: adaptación acelerada a los óvalos cortos
10. Indy500: preparación de las 500 Millas
11. Indy500: relato de los entrenamientos y clasificación
12. Indy500: balance final de la carrera
13. Gateway: imposible adelantar
14. Mid-Ohio: me echan cuando iba 4º
15. Indy: ahorro de gasolina y sanciones
16. St. Petersburg: casi damos la campanada
17. El fichaje por Chip Ganassi

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
4 comentarios
Imagen de jumper
#3 Amigo, no hay lugar en F1, dentro de poco tampoco en IndyCar, exceso de demanda...
  • 3
  • 0
Imagen de Fast Driver
Fantástico Palou....No te acostumbres a la Indy, por que te quiero ver en la F1 con un buen equipo..jajaja
  • 1
  • 1
Imagen de Fls-11
Carrerón que venía haciendo el mexicano Patricio O'Ward hasta que en su última parada a pits pretendiendo realizar un under cut a Newgarden parada así tomar el liderato hacia una muy viable victoria, el mecánico de la llanta trasera no apretó bien la tuerca por lo que O'Ward perdió mucho tiempo en su Arrow Mac Laren SP perdiendo una vuelta al igual que Palou mismos que no pudieron desdoblarse o cual hubiese estado genial.
  • 3
  • 0
Imagen de Fls-11
Buena carrera estaba haciendo Palou, lástima lo de la bandera amarilla, pero en un ovalo tan corto fácilmente puedes una vuelta al salir de pits, y pues eso le condicionó la carrera a Alex quien seguramente habría acabado en un buen lugar dentro de los 10 primeros
  • 3
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP