Blog de Blancafort

16
Aug
2019

Rossi y Hinchcliffe ponen rumbo a Bathurst 1000; Alonso tendrá que esperar

AmpliarAlexander Rossi y James Hinchcliffe - SoyMotorAlexander Rossi y James Hinchcliffe

Dos ases de IndyCar, Alexander Rossi y James Hichcliffe, tomarán parte en los 1.000 kilómetros de Bathurst, la gran carrera de los Supercars australianos, que se disputará del 1 al 3 de octubre, aprovechando un comodín con un coche alienado por Walkinshaw-Andretti-United.

Esta es precisamente la prueba australiana que Fernando Alonso citó como uno de sus posibles retos y admitió haber hablado del tema con Zak Brown, aunque en varias ocasiones citó que podría ser para 2020. La presencia de los dos ases de la IndyCar en el equipo del que Zak Brown es copropietario aleja su presencia en la carrera este año.

El anuncio lo ha hecho el equipo Walkinshaw-Andretti-United, habitual de la categoría. Sus propietarios son Ryan Walkinshaw, el hijo de Tom Walkinshaw –el que fuera patrón de Arrows en F1 tras haber liderado el equipo Jaguar de Le Mans y haber pasado por Benetton–, Michael Andretti y Zak Brown, éste a través de United Autosports.

Curiosamente, Rossi corre para Andretti en IndyCar, mientras que Hinchcliffe lo hace para Arrow SPM, el equipo con el que McLaren desembarcará el próximo año en la IndyCar.

US Concrete, patrocinador de uno de los coches de Andretti en la IndyCar, apoya la apuesta porque quiere abrirse a otros países, entre ellos Australia. También Virgin Australia está detrás de la operación.

No se ha anunciado aún la marca del coche, pero el equipo alinea habitualmente dos Holden Commodore en la serie australiana, que estarán en la carrera pìlotados por James Courtney, Jack Perkins y Scott Pye y Warren Luff. Los pilotos de IndyCar pilotarán un tercer coche gracias a que el equipo utilizará un ‘comodín’ para alinear otro adicional en la prueba.

El coche llevará el número 27, que siempre "ha sido de buena suerte para nosotros", ha dicho Michael Andretti.

Para Rossi será la primera aventura australiana, pero para Hinchcliffe será la segunda porque ya participó en la Gold Coast 500 en 2012. Ambos ya habrán finalizado sus compromisios en la IndyCar y tendrán tiempo para efectuar tres días previstos de test en Winton.

Rossi declaro que está muy entusiasmado con esta carrera "porque es una de las seis grandes, junto a la Indy 500 o las 24 Horas de Le Mans". Y esta es precisamente una de las razones por las cuales Fernando quiere disputarlas.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP