Blog de Blancafort

29
Jul
2019

Robert Kubica logra su sueño imposible

AmpliarRobert Kubica logra su sueño imposible - SoyMotor.comRobert Kubica en Hockenheim

¡Y Robert Kubica acabó en los puntos! Tuve que pellizcarme cuando supe que los comisarios habían penalizado a los dos Alfa Romeo. Y es que me parecía imposible que Robert llegara a zona de puntos este año. Ni el Williams parece un coche capaz de lograrlo, pilote el que lo pilote, ni Robert en la mejor condición física para lograrlo. De hecho siempre ha estado lejos de los pilotos de otros equipos e incluso sin poder seguir a su compañero, George Russell.

Lo sucedido en Hockenheim me ha parecido más milagroso aún que aquella victoria de Pastor Maldonado en Barcelona… que acabó con el coche achicharrado en el box una vez terminada la carrera y las verificaciones.

Aquel año el Williams era casi tan desastroso con el actual, pero Xevi Pujolar supo encontrar algo que le hizo tener una competitividad envidiable y que nunca más durante el año volvió a tener.

Este vez es un solo punto… Pero para Robert y Williams tiene sabor a victoria, sobre todo para Robert. Tras nueve años lejos de la Fórmula 1 a causa de un grave accidente mientras disputaba un pequeño rally italiano, su retorno causó sorpresa. Hacía tiempo que lo buscaba, pese a que su brazo derecho está claramente disminuido en cuanto a movilidad y fuerza. Se dijo que no volvería. Y cuando lo hizo, se comentó que duraría poco en la Fórmula 1 porque realmente estaba lejos…y el coche, desde luego, no ayudaba. Y ese punto llega cuando precisamente los medios de comunicación cuestionan su continuidad. Pero si no se rindió tras su accidente, mucho menos ahora.

 

kubica-williams-alemania-2019-soymotor.jpg

© Williams

 

Y no deja de ser curioso porque le dieron un chasis nuevo a Kubica, tras comprobar que el suyo, del que tanto se quejaba, sufrió daños en los entrenamientos del viernes.

"Fue una carrera loca. Las condiciones de la pista eran horribles, pero me las arreglé para llevar el coche hasta la meta sin error y no fue fácil. En el pasado había corrido alguna vez en agua, con condiciones mixtas… ¡pero de eso hace nueve años! Esta carrera ha servido para refrescarme la memoria", dijo Robert al terminar la carrera, sin saber aún si penalizarían a los Alfa.

Un punto premio al valor, tesón, constancia, trabajo, sacrificio y, sobre todo, a ser insensible al desaliento. Un punto que es importante por lo que reivindica, pero sobre todo porque puede ser la clave de la continuidad.

En esta vida en las carreras he vivido dos ocasiones de puntos milagro, esos que parecían imposibles y que han sido básicos para sus equipos. Posiblemente hubiera otros, pero ninguno como aquellos que firmaron en su día Luis Pérez Sala o Marc Gené.

El de Pérez Sala fue en Silverstone. La carrera era clave para Minardi. O sumaba puntos o en la segunda mitad de temporada se veían abocados a las preclasificaciones, un pozo que era complicado para cualquier equipo. Pese a la rapidez de Silverstone, Luis era quinto a poco del final y Pierluigi Martini, sexto… aunque en las últimas vueltas se invirtieron las plazas.

Luis jugó de forma inteligente porque el italiano quería luchar sí o sí y Pérez Sala prefirió abrir la puerta a arruinar un resultado que el equipo no es que mereciera, sino además necesitaba de forma imperiosa.

En el caso de Marc, fue precisamente en Alemania, pero en el Gran Premio de Europa de 1999, que se disputó en Nürbürgring. Una carrera extraña y caótica como lo prueba que ganara Johnny Herbert con el Stewart-Ford, la primera y única victoria del equipo que montó Paul Stewart, el hijo de Jackie, un segundo puesto que firmó Jarno Trulli con el Prost-Peugeot y el tercero para el otro Stewart, en manos de Rubens Barichello. Un Gran Premio en el que Heinz-Harald Frentzen marcó la Pole con el Honda-Mugen, y en el que un Williams-Supertec –el motor Renault cedido a una sociedad de Briatore, que lo gestionaba– de Ralf Schumacher terminó cuarto. Y todo ello aderezado con un espectacular accidente en la salida: Damon Hill caló en la arrancada –curiosamente Marc lo hizo en la primera salida y se debió repetir el procedimiento– y Alex Wurz no pudo evitarlo y salió catapultado contra Pedro Diniz, que volcó.

 

pedro-diniz-sauber-1999-nurburgring-soymotor.jpg

 

Y Marc, que estaba en posición retrasada de parrilla, 20º, ganó posiciones. Llegó a ir en quinta posición a poco del final, pero no pudo resistir a Mika Häkkinen –McLaren– aunque sí lo hizo a Eddie Irvine –Ferrari–. Es decir, emparedado entre los dos pilotos que se disputaban el título. Casi ciencia ficción. Recuerdo la alegría de Giancarlo Minardi; la de Gabriele Rumi –que era el máximo accionista del equipo–; de Jaime Alguersuari –cuya gestión colocó a Marc en el equipo–; de Gabriele Tredozi, el ingeniero… y del propio Marc, manteado por los mecánicos. ¡Era el primer punto en cinco años!

Una carrera con 22 coches en la parrilla y en la que sólo nueve cruzaron la línea de meta. Una carrera loca como la de este fin de semana, marcada por muchos salidas de pista e incidentes. Y, sobre todo, por la aparición intermitente de lluvia, que cambió todas las estrategias. Primero en la vuelta 17, que fue muy corta pero llevó al error táctico a Häkkinen, porque justo paró después de que el McLaren montara neumáticos de mojado, mientras Irvine se había quedado rezagado porque el cambio de ruedas había sido malo. Y después, más violenta, hacia media carrera… para acabar en seco. Hubo muchos cambios de líder, roturas, salidas. Y Gené aguantó como un jabato: Luca Badoer, su compañero, rompió el cambio cuando era quinto; Jacques Villeneuve subió al quinto puesto y rompió, perdiendo la ocasión de sumar sus primeros puntos con BAR. Gené supo aprovecharlo.

"Es un sueño. Espero despertarme mañana y comprobar que es lunes. Porque todos los sábados por la noche sueño con entrar en los puntos y... ¡esta vez se ha cumplido!", dijo entonces Marc. Es posible que Kubica pudiera decir lo mismo.

En mis años mozos recuerdo que la música de Grand Prix amenizaba los podios. Con las motos, Jaime Alguersi adoptó, para las pruebas que organizaba, la sintonía de 'Carros de Fuego'. Posiblemente a Kubica le hubiera sonado a gloria la mejor canción del musical 'El Hombre de la Mancha', 'Soñar un sueño imposible…'.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Williams Martini
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Rubinho

Querido raymond, tan solo una puntualización...El jordan 199 de hill no caló en la primera curva aquel 26 de septiembre en nurburgring, fué un fallo de software que provocó que los 2 jordan ( tambien el de hhf) se quedaran parados tras una salida en parado, en el caso de hhf tras el primer pit-stop y en el caso de hill en la segunda salida.Y de ahi al famoso accidente con la colaboración de alesI y wurz.Como anecdotico es a su que que los 2 coches arrancaran en el box despues de la carrera, y que a raiz de aquel doble abandono se descubriera que los 2 jordan llevaban algun tipo de software que mejoraba la tracción ( un tc encubierto¿?¿?).

Un abrazo de alguien que te sigue desde tus intervenciones en las retrasmisiones de la 2 de tve con el famoso jesus fraile.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP