Blog de Blancafort

09
Feb
2020

Rally de Suecia: sin nieve no hay paraíso

AmpliarRally de Suecia: sin nieve no hay paraíso - SoyMotor.comRally de Suecia: sin nieve no hay paraíso

El Rally de Suecia batirá su propio récord. En 2016 se convirtió en el rally más corto del mundial; se suspendieron 12 de las 31 especiales por falta de nieve, por lo que sólo se disputaron 226,5 kilómetros cronometrados. Este año será mucho peor: sólo tendrá 170 kilómetros cronometrados repartidos en las 11 especiales que han podido ser salvadas.

Como se sabe, los organizadores se han visto obligados a 'amputar' la prueba, eliminando algunas especiales o acortando otras. La razón es la falta de nieve, un problema que es recurrente en esta prueba y que mantiene en vilo a todos los involucrados en el Mundial.

Se temió tener que suspender esta edición de la prueba. Quizás se hubiera hecho si el Rally de Chile no se hubiera cancelado o si la semana pasada no hubiera habido una ligera nevada, que dio un respiro. Los promotores del Mundial no querían perder una segunda prueba el mismo año. Y quizás por eso, además, la FIA ha decidido mantener la totalidad de puntos del campeonato, pese a la disminución de kilometraje.

Desde 1950 la prueba ha dejado de celebrarse en tres ocasiones. Fue en 1990, hace justo 30 años, cuando se hizo por ausencia de nieve, mientras que en 1974 la causa de la suspensión fue otra: la crisis energética. Y en 2009 se cayó del calendario del Mundial porque se querían introducir rotaciones y los organizadores se tomaron un respiro.

Thierry Neuville, el líder del Mundial, se ha mostrado decepcionado y preocupado por el panorama que se presenta ante la segunda del campeonato, el Rally de Suecia.

"Habrá mucha menos nieve que en años anteriores y será muy complicado rodar en las zonas donde haya ausencia de ella. Nuestros neumáticos son muy estrechos y no funcionan igual en nieve que en tierra", señaló Neuville.

Suecia es teóricamente la gran prueba invernal del Mundial de Rallies, pero algunos comienzan a preguntarse si ello podrá seguir siendo posible o la prueba deberá volver a sus orígenes, en la primera mitad 50, cuando se denominada el Rally del Sol a Medianoche, y se disputaba en verano. Sólo a partir de 1965 pasó a ser invernal y dos años después Karlstad se convirtió en el centro neurálgico.

"El rally ideal es Suecia es una prueba con mucha nieve, con taludes de nieve bordeando la especial y el piso completamente helado. Los clavos ofrecen una buena adherencia y vas a fondo", señala Neuville. Pero en las zonas de tierra, sin los taludes de nieve, el trazado es demasiado rápido, los clavos destrozan el camino y de paso se pierden en él, de forma que no están a disposición del piloto cuando llegan las porciones heladas.

rally-nieve-suecia-3-soymotor.jpg

Habitualmente los pilotos usan los taludes de nieve para apoyarse y poder dar las curvas mejor. Pero también en este caso los taludes hacen algo más estrecho el camino y limitan la visibilidad, con lo que en cierta manera los pilotos corren en un túnel. Hay que tener en cuenta que el terreno es bastante llano, con suaves ondulaciones, lo que hace que los caminos no tengan curvas abruptas o cerradas.

Para buscar la nieve se estudió desplazar la prueba más al norte, pero no fue posible. También se ha buscado que una de las etapas -normalmente la primera- se dispute no en Suecia sino en Noruega, donde la zona es más montañosa y elevada y por lo general hay más nieve.

Este año, Noruega será el escenario de dos etapas; la primera y la segunda son idénticas, en el recorrido de emergencia puesto a punto por los organizadores la pasada semana para salvar la prueba.

En sus primeros años en el Mundial era normal que se disputarán tramos a 30 o 40 bajo cero. No sólo eso, sino que las bajas temperaturas permitían trazar tramos inéditos. En ocasiones, por encima del cauce de un riachuelo helado y en otras, sobre un lago helado, en el que una excavadora trazaba un recorrido aleatorio, más o menos tortuoso -decían- según el vodka ingerido por el conductor.  La primera edición de la prueba en el Mundial, en 1973, contó con 800 km cronometrados de un total de 2.300 km.

En estas condiciones, llevar una manta, ropa de abrigo y un termo era obligado. También una pala por si te empotrabas en un muro de nieve; podían entrar tanto en él, que quedabas invisible. Y no es de extrañar que la primera victoria de un tracción total fuera en esta prueba, la de Hannu Mikkola con el Audi Quattro en 1981, poniendo punto final al dominio de los pilotos locales en esta prueba… pero hubo que esperar a 2004 para ver la primera victoria de un piloto no-nórdico, Sebastien Loeb; a Carlos Sainz se le escapó el triunfo en cuatro ocasiones (96, 97, 98 y 99) en las que fue 2º.

Años en los que los neumáticos eran libres y se recurría a los especialistas locales, Kumi-Helenius o Happakelita, estrechos neumáticos ‘puerco espín’ con más de 1.200 clavos, afilados y puntiagudos, que obligan a tomar todas las precauciones al sustituirlos porque además sobresalían claramente de la banda de rodadura. Hoy están reglamentados, no más de 350, cilíndricos y apenas sobresaliendo un par de milímetros. No sólo eso, sino que incluso se usaban líquidos especiales para 'rociar' el neumático antes de un tramo y que éste tuviera más adherencia pese a la baja temperatura.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP