Blog de Blancafort

08
Apr
2020

Los circuitos tienen mucho que decir sobre el retorno de la F1

AmpliarLos circuitos tienen mucho que decir sobre el retorno de la F1 - SoyMotor.comCircuito de Paul Ricard

La F1 está estudiando muchos planes para recuperar al máximo la temporada, recurriendo a ideas peregrinas o improvisadas.  

¿Una temporada corta? ¿Carreras dobles? ¿Trazados diversos, incluso inversos, para correr en el mismo circuito? ¿Corres a puerta cerrada? Estas son las preguntas que se hacen, porque el panorama de un año sabático no se contempla. Sería el peor de los escenarios y nadie quiere pensar en sus consecuencias o al menos se niega a plantear públicamente esa posibilidad de suspensión total.

Pero en todas estas discusiones encuentro a faltar un actor importante, imprescindible, necesario: los circuitos. Es cierto que Baréin se ha ofrecido a correr a puerta cerrada, pero creo que es uno de los pocos lugares, por no decir el único, donde esta solución puede darse.

¿Correr a puerta cerrada? Es una solución para 'burlar' las confinamientos o las prohibiciones de eventos que reúnan a más de 1.000 personas al aire libre, impuestas por algunos países. Con esa cifra se podría organizar un Gran Premio, porque serían unas 500 de los equipos, una corta selección de periodistas elegidos, controles, personal de seguridad y los comisarios de la FIA.

¿Viajar? Simple para ellos: hacer test rápidos de coronavirus antes de comenzar el viaje a todo el personal y tomar la temperatura a todos los que entrar en el circuito. 

¿Los circuitos? Bueno está claro: no deberán pagar el canon. No podrán hacerlo porque su único fuente de ingresos son la venta de entradas. La idea básica es que Liberty y los equipos salven, aunque sea parcialmente, sus ingresos por derechos de TV y de patrocinio, en la esperanza que ello pueda hacer disminuir los previsibles números rojos de la temporada.

Pero creo que no se tiene en cuenta que los trazados deberán asumir unos costos de organización importantes, un coste a pérdidas. Si en algún país hay razones de estado o de beneficios indirectos para que las administraciones se hagan cargo de este déficit, esto no es de recibo en Europa y posiblemente tampoco en países como Estados Unidos o Japón. 

Pero no cuentan con una segunda parte del tema: los circuitos deberán hacer frente a los costes de la organización. Los circuitos son los grandes olvidado’ o los grandes exprimidos por el montaje de la F1. Lo tomas –pagando– o lo dejas, casi como un 'chantaje' o 'pistola en el pecho', porque la ley de la oferta y demanda dice que hay más circuitos-países aspirantes a tener GP que posibilidades de ampliar el campeonato, recurriendo a países que precisar presentar una nueva imagen ante el mundo. En este caso en día el caso de China; lo es ahora en Baréin, Abu Dabi o Vietnam, y lo será en el inmediato futuro en Arabia Saudí, países que pagan mucho más de que sería razonable para albergar una prueba

Es una postura que contrasta, sin embargo, con las dificultades de Liberty y la F1 está encontrado para celebrar GP en escenarios que juzga como prioritarios desde el punto de vista de marketing: Nueva York o Miami, por ejemplo.

La situación es tal que algunos circuitos han hecho saber a Liberty que necesitan una ayuda financiara si quieren implementar un calendario amplio tras el verano. Sostienen que no tienen 'cash' al no poder contar con el dinero de la venta anticipada de entradas. No podrán ponerla en marcha hasta que se sepa con claridad si se puede organizar o no la carrera, pero entre tanto deben afrontar una serie de preparativos por si las condiciones sanitarias mejoran. 

Un detalle clave: se necesitan un par de meses mínimo para ultimar la organización y poder vender entradas en Internet. Pero además no todos los organizadores confían en poder atraer espectadores suficientes. La situación económica hará que muchos aficionados se lo piensen, sobre todo los que deben añadir a la entrada el precio de un desplazamiento y hoteles, amén de la manutención.

Un organizador ha dicho que su problema es grave "porque hay muchas cosas que deben reservarse por anticipado y tienen penalización por cancelación.  Está el montaje de las tribunas provisionales, que requiere su tiempo. En las últimas seis semanas de preparación los gastos son de un millón por semana".

Los 'fijos' que Liberty cobra a los organizadores son muy distintos según los GP. Oscilan entre los 15-18 millones y los 40-45 millones de euros; el promedio puede ser unos 25 millones. Es más de un tercio de los ingresos de la F1; en la actualidad las TV pagan un poco más, pero hasta hace un par de años era la más importante fuente de ingresos.

La mayor parte de circuitos tienen serios problemas. Sus programas deportivos están de momento cancelados hasta verano. Los alquileres de la pista brillan por su ausencia. El pago por publicidad de los patrocinadores está por ver. Y por si fuera poco el balance de los GP es negativo y se compensa con los ingresos de otras manifestaciones.

Para ellos, la perspectiva de hacer un GP con menos espectadores de lo habitual y con precios más económicos sólo hace que aumentar el déficit... salvo que la F1 renuncie a buena parte del canon.

No es una situación sencilla... pero de momento no se escucha su voz, sólo las de Liberty y la de los equipos. Todo ello nos hace pensar que, de verdad, será muy difícil ver Grandes Premios antes de septiembre, siempre y cuando la situación comienza a normalizarse en antes de que acabe junio.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Alfa Romeo Sauber
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP