Blog de Blancafort

15
Jul
2021

La maqueta del F1 de 2022 atraerá miradas, pero de fondo se hablará de motores

AmpliarLa maqueta del F1 de 2022 atraerá miradas, pero de fondo se hablará de motores - SoyMotor.comRender del F1 de 2022

Mientras la atención de los aficionados estará pendiente de la presentación del Fórmula 1 de 2022, de forma más discreta proseguirán este fin de semana las reuniones sobre el motor que la F1 deberá adoptar en 2025 ó 2026, continuación de la habida hace dos semanas en Austria, aunque esta vez los interlocutores no serán los 'capitostes' de las marcas.

Lo del F1 de 2022 despierta el morbo, pero me temo que será simplemente una maqueta tamaño real de los bocetos y maquetas que han servido a los técnicos de la FIA para establecer las reglas. Quizás en febrero del próximo año, cuando los equipos descubran sus coches auténticos, nos llevemos más de una sorpresa.

La reunión de los motoristas de F1 adquiere más relevancia porque la categoría se juega mucho. Especialmente tras las decisiones tomadas por Europa esta misma semana sobre el futuro del automóvil, el de sólo permitir la venta de vehículos de emisiones nulas, lo que deja pocas alternativas a la F1: eléctrico a baterías o eléctrico a hidrógeno y pila de combustible.

Pero parece claro que la cuestión de los motores se centrará en dos temas clave: mantener o no la configuración actual del ICE –el motor térmico– y si debe adoptarse la tracción a las cuatro ruedas o no.

El Grupo Volkswagen exige ambas condiciones para entrar en F1: un motor nuevo, un cuatro cilindros y Red Bull la apoya porque cree que adecuar los V6 –que ya tienen unos años de vigencia– al uso de combustibles eco, bio o carbon neutral no es sencillo.

De hecho, la FIA entregó a los fabricantes un carburante producido a partir de desechos orgánicos hace unos meses, a finales de diciembre o primeros de enero. Al parecer, los primeros ensayos han evidenciado un descenso no desdeñable de potencia del propulsor. Poder calorífico, velocidad de propagación de la llama y otros detalles obligarían a un replanteamiento del combustible y/o la cámara de combustión. ¿Adecuar de forma importante los V6 o motores nuevos?

Estas preguntas y los costes estarán sobre el tapete. Pero esta vez los técnicos tendrán sobre sí un techo, una variable que muchas veces los ingenieros obvian en nombre de la tecnología, pero que los máximos responsables de las marcas tienen muy en cuenta: coste, inversión, relevancia, retorno tecnológico y de imagen.

Lo que deben tener muy claro los negociadores es que la situación actual de los motores es insostenible. Aunque un motorista puede cobrar 16 millones de euros a un equipo por el suministro de motores, la cantidad es insuficiente para cubrir el coste real de los propulsores. Diversas fuentes hablan de que el coste de los motores es tal que cada motorista pierde entre 21 y 33 millones de euros por equipo cliente. Luca de Meo, Ola Källenius y John Elkann, también Audi o Porsche, no pueden estar de acuerdo con eso. El retorno en imagen no lo justifica; el retorno tecnológico es irrelevante… cuando los motores térmicos tienen fecha de caducidad. Seguro que en Austria trazaron algunas líneas rojas a no traspasar.

Por eso se habla de techo presupuestario para los motores –dificilísimo de controlar– de reducción significativa de costes. Los más veteranos de la F1 recuerdan el mejor motor de la historia, el Cosworth DFV, que los equipos compraban y arrendaban el mantenimiento. Para el portal web Race Fans, entonces el presupuesto estaba en lo que equivaldría a 330.000 euros actuales por temporada para un equipo de dos coches. Esta cifra puede parecer muy baja, pero incluso si la duplicamos sería 25 veces inferior a lo que pagan los equipos en la actualidad y al menos 50 veces inferior al costo real de los motores actuales… si tenemos en cuenta lo que ponen los motoristas.

Y, ojo, estamos hablando de sentar las bases de un motor que puede usarse casi una década. De 2026 hasta 2034… no tendría sentido cambiar de motor en 2030 si en 2035 ya no pueden comercializarse motores térmicos. De hecho, más de una marca ya ha dicho que su último motor térmico nuevo saldrá al mercado en 2025 o 2026.

Esto, salvo que se convenza a las autoridades de las posibilidades de los combustibles alternativos neutros de carbono, aunque estos parecen sobre todo destinados a usarse por el parque de motores térmicos que aún estará en circulación hasta 2050.

Está claro que parte del futuro de la F1 escapa a la F1 y a las marcas implicadas. Dependerá de decisiones políticas que para nada tendrán en cuenta la F1, sino las exigencias climáticas.

Todo ello complica la elección de la respuesta idónea, al menos en un plazo breve. Por eso cada vez son más los que piensan que los nuevos motores no podrán entrar en vigor antes de 2026… y que las reglas difícilmente estarán establecidas antes de terminar 2022.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Mercedes
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP