Blog de Blancafort

01
Mar
2018

Fútbol y F1: colaboración de muchos intentos, pero efímeros

AmpliarMaría de Villota, nombrada piloto del Atlético de Madrid para la Super League - SoyMotor.comMaría de Villota, nombrada piloto del Atlético de Madrid para la Super League

La Liga, la mejor liga de fútbol del mundo, como se autoproclama, ha firmado un acuerdo con el equipo Renault, tal como hemos explicado en esta web.

¿Fútbol y Fórmula 1 dándose la mano? Sorprende porque ambas disciplinas son, en cierta forma, rivales. Rivales despiadados en cuanto a la ocupación de espacios en la pantalla o a la venta de derechos televisivos, pero cabe recordar que Sauber realizó una 'joint venture' con el Chelsea en 2012; se trataba de potenciar marketing y otras acciones conjuntas atractivas para patrocinadores; pero no duró mucho.

Pero si Bernie Ecclestone se vanagloriaba de que la F1 podía rivalizar incluso con unos Juegos Olímpicos, lo cierto es que el fútbol le bate por goleada. Como muestra la reciente subasta de derechos de televisión de la Premier para Reino Unido. de la temporada 2018/2019, Sky y BT Sport han pujado 4.460 millones de libras, es decir algo más de 5.000 millones de euros. Los derechos globales de la F1 están actualmente sobre los 1.800 millones de euros. Y La Liga espera ingresar al menos 1.300 millones en la próxima venta de sus derechos para España, sólo por la retransmisión de partidos en directo.

Bueno, esas diferencias totales son lógicas. Durante casi 40 fines de semana tenemos diez o 12 partidos de cualquier Liga que se precie. Y además, también, están Champions, Europa League, Supercopa, las Copas, etc. y las competiciones de selecciones, o sea que el volumen es mucho mayor que el que ofrecen 21 Grandes Premios con sus correspondientes días de entrenamientos.

En cualquier caso, la presencia de La Liga en el equipo Renault de F1 ha sido una sorpresa para todos, pero está claro que los responsables comerciales del fútbol español buscan mayor presencia en los mercados internacionales y de hecho, ya se ha hablado en más de una ocasión de adecuar horarios de los partidos al prometedor mercado chino.

© Sutton Images

Los hombres de La Liga lo tienen claro. Quieren atraer a aficionados a la F1 hacia el fútbol. Después de todo, muchos pilotos son grandes aficionados al deporte del balón y lo juegan, existiendo incluso un equipo, con Fernando Alonso y Carlos Sainz entre sus jugadores, que disputa varios encuentros anuales con fines benéficos.

No es la primera vez que fútbol y automovilismo se asocian. Lo más normal es que las marcas potentes del automóvil sean generosos patrocinadores de equipos de fútbol, ya sea para que su logo ocupe un lugar preferente y visible en la camiseta, como para acuerdos para ser 'coche oficial' de determinados equipos.

Como producto de gran consumo, el automóvil utiliza la plataforma que el ofrece el fútbol, al igual que lo hacen muchas otras marcas y productos.

Es más, el negocio del fútbol atrae también a personajes ilustres de la F1. Ecclestone, Flavio Briatore y Alejandro Agag fueron dueños del Queens Park Ranger británico o el dueño de Lister-Jaguar era a su vez dueño del Ipswich y sus Lister-Jaguar de GT lucían un espectacular escudo del club en el capó.

© Sutton Images

Se han dado muchos casos de clubs de fútbol que apoyan al deporte de motor. Algunos equipos portugueses tenían secciones de motor y han llegado a organizar rallies. En Gran Bretaña fue normal que organizaran pruebas de speedway en estadios de fútbol e incluso había una liga.

En los años 50, el Estadio Metropolitano de Madrid llegó a albergar pruebas de 'dirt track' o 'speedway' para motos, así como carreras de 'midgets', es decir automóviles, en las que participaban los mejores pilotos españoles del momento, como Paco Godia, que por la misma época corrió algunos Grandes Premios, siendo el primer español que puntuó. Incluso hubo un enfrentamiento deportivo entre pilotos castellanos y pilotos catalanes, pero a mediados de los 50 fueron prohibidas….no por seguridad, sino porque eran escenario de fuertes apuestas clandestinas.

En los 90, unos promotores británicos intentaron crear un campeonato de monoplazas reservado a los clubs de fútbol. No lo lograron, pero la idea la recopiló un grupo inversor español, que puso en marcha la Super League Fórmula, una competición con monoplazas muy parecidos a un Fórmula, cada uno de ellos iba patrocinado por un equipo de fútbol. Atlético de Madrid y Sevilla fueron los clubs españoles en liza y vimos también a clubs de gran renombre internacional como el Corinthians, PSV Eidhoven, Anderletch, Roma, Milán, Porto, etc. Una competición con los mayores premios en metálico ofrecidos nunca en el automovilismo, si exceptuamos Estados Unidos. Una competición de tres temporadas 'y media', en las que Adrián Vallés se proclamó campeón en 2009, mientras que en 2008 y 2010 fue campeón Davide Rigon y la malograda María de Villota defendió habitualmente los colores del club colchonero. Varios pilotos españoles corrieron en estos potentes coches construidos por Elan, una empresa de Don Panoz, y equipados con motor V12 de 4.2 litros y más de 700 caballos de potencia.

Ya antes, sin embargo, las World Series que organizaba Jaime Alguersuari, fueron un buen intento. Barça y Real Madrid patrocinaron algunos coches. El club blaugrana se alineó con el equipo catalán Gabord, haciendo correr a Ricardo Zonta y Tuka Rocha, logrando el título gracias al primero de ellos. La Real Sociedad apoyó a Ander Vilariño.

Así, la 'simbiosis' entre estos dos grandes deportes se ha intentado en muchas ocasiones, pero su funcionamiento ha sido efímero. Quizás porque en los intentos ambas partes intentaban sacar la mejor tajada. Vamos a ver qué sucede en esta ocasión.

Si quieres leer más entradas de blog como ésta visita nuestro Flipboard

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP