Blog de Blancafort

09
Jun
2021

De Don Panoz a James Glickenhaus: el desafío de David contra Goliath en Le Mans

AmpliarDe Don Panoz a James Glickenhaus: el desafío de David contra Goliath en Le Mans - SoyMotor.comEl nuevo Glickenhaus

Este fin de semana James Glickenhaus y su socio, James Cameron, cumplirán uno de sus sueños: debutar en el WEC. No como pilotos, no, sino como constructores. Será en las 8 Horas de Portimao, con un sólo coche pero con pilotos de primera y con el apoyo técnico de uno de los mejores equipos de Resistencia, Joest.

Lo que empezó casi como un capricho del primero -abducido por los Ferrari P4 y su victoria en las 24 Horas de Daytona, lo que le llevó a encargar su famoso Ferrari P4/P5 ‘stradale’ ‘one off’ a Pininfarina y realizar un segundo ejemplar para darle 'pedegree’, alineándolo en las 24 Horas de Nürburgring- se ha convertido en una pasión casi desenfrenada. La creación de una marca SCG –Suderia Cameron Glickenhaus–, la creación de un coche para correr en Nürburgring y su versión de calle y el intentar comercializar el SCG 004, tanto en versión pista como competición, que ha debutado en las 24 Horas de Nürburgring.

Pero el punto culminante de esta aventura está en hacer correr un coche en algunas pruebas del WEC y sobre todo apuntando a las 24 Horas de Le Mans. La creación de la categoría Hypercar les ha dado el respaldo definitivo. Un coche ‘total’, porque el chasis es propio realizado en Italia, y el motor también, encargado a Pipo, mientras que para la gestión en pista no ha dudado en fichar a uno de los equipos con mayor experiencia y mejor palmarés de Le Mans: Joest. Un equipo que ha hecho correr Porsche oficiales y Audi oficiales en la prueba francesa y que en Estados Unidos se ocupó hasta hace poco de los Mazda de IMSA.

Su sueño -ni disimulado- es ganar las 24 Horas, pero posiblemente darían por bueno hacerlo en alguna otra prueba del WEC, pese a la presencia de Toyota y Alpine, y que los LMP2 esté año no están muy lejos de los coches de la categoría reina. Después de todo si Alexander Pesci lo consiguió el pasado año con su Rebellion en Shanghái, ¿porqué no van a hacerlo ellos? 

La aventura de Glickenhaus me recuerda, sin embargo, mucho más a la de Don Panoz, un peso pesado de la industria química que también puso en pie una marca, que además de las carreras comercializó algunos modelos, como el Esperante, que se hizo con el control de la IMSA, organizó el Petit Le Mans y colaboró abiertamente con el ACO.

Un Don Panoz que realizó un LMP1 absolutamente diferente a todos. De la mano de Reynard, el Esperante LMP1 tenía motor delantero central e incluso tuvo una versión híbrida antes de que las marcas apostaran por esta tecnología. Un Don Panoz que compró G-Force, fabricante de chasis que ganó Indy 500 en 2004, que dio vida a Elan para los motores y acabando creando el revolucionario Delta Wings, el coche con aspecto de cohete usado por Nissan en Le Mans, y que luego empleó en IMSA con su nombre original. El Esperante LMP1 ganó los 1000 kilómetros de Nürburgring de 2000.

Hombres que han hecho de la victoria en Le Mans con su equipo y sus coches una suerte de búsqueda del Santo Grial desde que fueron abducidos por la magia de las 24 horas francesas.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Haas
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Nagashizzar

Ojalá sean competitivos, me gustan los soñadores.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP