Blog de Blancafort

05
Nov
2019

Caso Tänak: la larga historia de los campeones que cambian de equipo

AmpliarCaso Tänak: la larga historia de los campeones que cambian de equipo - SoyMotor.comOtt Tänak

La decisión de Ott Tänak de dejar Toyota para firmar con Hyundai ha convulsionado el mundo de los rallies. Que un campeón deje el equipo con el que ha conseguido el título es simplemente algo sorprendente, que llama la atención… pero que, en modo alguno, resulta excepcional.

Tanto en rallies como en Fórmula 1 estos movimientos se han dado con mucha más frecuencia de lo que puede parecer. Los motivos son muy diversos, desde el económico a la convicción de que un proyecto está agotado o que otro ofrece mayores garantías técnicas de futuro. También hay otras razones personales –por ejemplo desavenencias con jefes o compañeros– o de retirada de la competición, ya sea propia o bien del equipo y, en ocasiones, por muchos otros motivos.

Es una situación que conocen bien los aficionados españoles. Nuestros dos grandes campeones de automovilismo, tanto Carlos Sainz como Fernando Alonso, han pasado por ello.

Tras conseguir su segundo título en 1992, Carlos decidió dejar Toyota para pasar, de forma privada, a Lancia ya que la firma italiana había decidido abandonar la participación oficial. Fue una elección no deseada, casi obligada: Carlos tenía contrato personal con Repsol, mientras Toyota decidió que para 1993 Castrol sería su petrolero. ¿Fidelidad a la petrolera que lo había apoyado y aupado al Mundial a costa de posibilidades deportivas o ruptura con ellos para mantener coche ganador? Carlos eligió lo segundo, posiblemente porque desde Lancia le prometieron algunas cosas que después no se cumplieron.

El de Alonso es un caso muy distinto. Tras dos títulos con Renault, pasó a McLaren. Un movimiento que fue bien visto por parte de muchos de sus seguidores –no en vano McLaren era entonces uno de los grandes equipos del Mundial y tenía a Mercedes detrás–. Un cambio que se había gestado justo en el momento en que Fernando celebrara su primer título en el podio del GP de Brasil, cuando Ron Dennis le susurró al oído si le interesaría pilotar para él. Un caso parecido al protagonizado por Michael Schumacher, que tras conseguir sus dos primeros títulos de forma consecutiva con Benetton, decidió aceptar la oferta de Ferrari.

De hecho, tanto en Fórmula  como en WRC, los cambios de equipo de un campeón han sido más normales de lo que pueda parecer, pese a esa máxima que parece imponer la lógica: "Equipo ganador no se toca".

 

ogier-avanza-retirada.jpg

 

Uno de los últimos ejemplos lo vimos…. ¡el año pasado! Y su protagonista, Sébastien Ogier. Si en 2016 dejó Volkswagen por Ford no fue por voluntad propia, sino por la decisión de la marca germana de retirarse. Pero tras los dos títulos conseguidos con la marca del óvalo, en 2017 y 2018, Ogier volvió a Citroën. Fue un cambio aplaudido, tenido por lógico. Citroën es un grande del Mundial de Rallies que quería salir del bache y necesitaba un piloto líder para ello. Está claro que no ha funcionado ni como Ogier esperaba ni como la marca de los 'chevrons' esperaba.

En el pasado, en los rallies, estos cambios eran más frecuentes. Incluso era normal que un piloto condujese la misma temporada para varias marcas, pero vamos a fijarnos en algunos ejemplos concretos.

Walter Röhrl es protagonista de uno de los movimientos más extraños de la historia. En 1980 fue campeón del mundo con Fiat y para 1981 decidió fichar por Mercedes… lo que se convirtió en unas ¡vacaciones pagadas! Mercedes decidió retirarse de la competición en el último momento; volvió en 1982 y consiguió un nuevo título… para firmar inmediatamente por Lancia.

No pongo el ejemplo de Stig Blomqvist, pese a que en 1984, tras lograr su único título con Audi, pasó a un programa parcial con Peugeot. Blomqvist ha ido, desde que Saab se retiró, siempre de marca en marca, aceptando todos los volantes que le ofrecían.

Y aún tenemos el ejemplo de Juha Kankkunen, campeón de 1986 con Peugeot y que en 1987 pasó a Lancia, pero fue un cambio obligado: la FIA decidió anular los grupo B para 1987 a raíz de los accidentes con estos vehículos y Peugeot decidió abandonar el Mundial de Rallies para hacer el Dakar, mientras el Mundial adoptaba las nuevas reglas de Grupo A. Eso sí, al terminar el 87, con el título en el bolsillo, Juha decidió irse a Toyota con un programa parcial, aunque sólo cosechó retiradas.

En Fórmula 1 los ejemplos son también muchísimos. El más cercano, el de Nico Rosberg, que decidió retirarse justo al conquistar su primer título con Mercedes; la pugna con Hamilton le dejó agotado. El caso de Nico tiene un precedente, el de Mike Hawthorn, campeón en el 58 y que decidió retirarse. Falleció a primeros de 1959 en un accidente de tráfico.

Pero hay otros muy importantes. Damon Hill dejó a Williams por un equipo modesto, Arrows, tras conquistar su corona; simplemente pensó que Frank le humillaba al no ofrecerle un sueldo de campeón, sino de un piloto novato. Nelson Piquet fue campeón con Williams en el 87, su tercera corona, pero al año siguiente corrió para Lotus. En 1992, Nigel Mansell fue campeón con Williams…. ¡y emigró a Estados Unidos por desaveniencias con Frank!

 

prost-ferrari-1990-soymotor.jpg

© Sutton Images

 

Alain Prost fue campeón con Williams en 1993, su cuarta corona tras un año sabático, para retirarse con el título en el bolsillo; la razón clave fue que no quería volver a coincidir con Ayrton Senna. Curiosamente ésta fue la razón por la cual en 1990 abandonó McLaren como campeón para ir a Ferrari.

Claro que el primer gran tránsfuga fue Juan Manuel Fangio. Fue campeón en 1951 con Alfa Romeo, pasa pasar a Maserati en 1952… pero no pudo correr porque sufrió un accidente mientras probaba un Ferrari en Monza. En 1954 y 55 fue campeón con Mercedes –aunque en el 54 comenzó el año con un Maserati privado, ya que las flechas de plata no estaban listas– pero en el 56 la retirada de Mercedes le llevó a pilotar para Ferrari. Conquistó el título para Il Commendatore para regresar de nuevo a Maserati.

En aquellos tiempos esto no era extraño. Alberto Ascari fue campeón con Ferrari en 1952 y 53, pero para el 54 –con el título en el bolsillo– pasó a Maserati, aunque como el coche tardó en estar a punto, comenzó la temporada con coches de Alfa Romeo y Ferrari.

Denny Hulme también cambió. Tras ser campeón con Brabham –1967–, por delante del patrón que no quiso hacer prevalecer el ser propietario del equipo, a la temporada siguiente decidió pasar a McLaren.

No puede decirse lo mismo en el caso de Jackie Stewart. Fue campeón en 1969 con Matra, pero en el 70 decidió irse con Ken Tyrrell, inicialmente con un March hasta que el primer Tyrrell estuvo listo. También Niki Lauda cambio con el título en el bolsillo; cambió Ferrari por Brabham.

También está el caso de Jenson Button, campeón del mundo con Brawn-Mercedes, en el único año de participación con el equipo. Las dudas que existían sobre la continuidad del mismo le llevaron a fichar por McLaren-Mercedes, justo cuando Mercedes compró Brawn para construir su equipo propio.

Como se ve, marcharse con el '1' bajo el brazo no es nada inhabitual. A lo largo de la historia los ejemplos son muy numerosos.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de Blacklabelbiko

Tanak en el wrc es para mi cómo max en la F1, un piloto al que lo diferencian las ganas por sobre el "cómo debería pilotar para ser..".. a Tanak se le dió bien en lo suyo.. por supuesto incomparables las categorias, digo en cuanto al piloto, inconformable, agresivo, y "jugado a..".. enhorabuena por ese título. Aunque soy hincha de Citroën en wrc.

Imagen de eldarkto

Que en 1987 Prost abandonó McLaren para ir a Ferrari? Joder con Raymond Blancafort, eso fue en 1990

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP