Blog de Blancafort

18
Jul
2019

Andrea Adamo quiere resucitar las rondas

AmpliarAndrea Adamo quiere resucitar las rondas - SoyMotor.comEl Hyundai i20 del WRC en un parque de asistencia

El máximo responsable de Hyundai Motorsport quiere más tiempo los coches en los parques de trabajo.

Andrea Adamo, el capo de Hyundai Motorsport, cree que los rallies tienen que cambiar de formato y visitar más a menudo "porque es necesario llevar los rallies a la gente".

Adamo lamenta –o eso parece– que los aficionados deban desplazarse a las pruebas especiales "para ver los coches o esperarlos todo el día en el Parque de Asistencia".

"Lo que ocurrió en Portugal me abrió los ojos. Los coches salieron del parque de trabajo a las seis de la mañana y volvieron a las ocho de la tarde. Mientras, el personal del equipo, 90 personas y los invitados, estuvieron haciendo tiempo".

Adamo quiere que los coches vuelvan a los parques de trabajo cada dos especiales y que pasen al menos dos veces más durante la jornada por el parque de trabajo en lugar de una y, por supuesto, adiós flexiasistencias.

Si no fuera porque es el máximo responsable de Hyundai Motorsport y su equipo es claro protagonista del WRC, uno se preguntaría si sabe o entiende lo que es un rally, en el entorno en que se celebra, su espíritu, o si son más importantes sus invitados que los miles y miles de aficionados que están en los tramos.

Claro, que Adamo viene del programa clientes de Hyundai, del TCR y del FIA WTCR y eso puede explicar algunas cosas. Quizás sería bueno preguntarle si prefiere el rallycross o quiere tener más tiempo de asistencia para mantener y reparar más a menudo los coches.

Si ya es muy complicado para los organizadores establecer un parque de trabajo que permita hacer tres etapas distintas y volver cada día a mediodía… lo que pide ahora se me antoja imposible en Europa, a menos que decidamos que los tramos sólo tengan dos especiales a efectuar tres veces.

Lo siento. Pese a todo, pese a que comprendo que en lo organizativo es un problema hoy casi imposible de solucionar, prefiero los rallies líneas de antaño, no con parques de asistencia, sino con asistencia poco más o menos libre, pero muy corta, si es que conseguías ganar tiempo para ello. Y me revuelven las tripas las superespeciales urbanas espectáculo porque son una simple caricatura de la especialidad la mayor parte de las veces.

Pero hubo un día en el que consideraciones mediáticas y necesidades de televisión impusieron los parques de asistencia y redujeron la duración de las jornadas, evitaron en lo posible los recorridos nocturnos y trasladaron las pruebas a finales de semana

O quizás lo que esté proponiendo Adamo sea un campeonato de 'rondes'. Cuando comenzaba en esto de juntar letras, en Francia pusieron de moda las 'rondas', una versión autóctona de las primigenias carreras de velocidad en circuitos formados por carreteras que pervivieron hasta los 70 con el Circuito de Mugello o la Targa Florio, hoy reconvertida en rally.

Las Rondes eran un largo tramo de 60 ó 70 kilómetros, a recorrer seis o siete veces. Un tramo en el que el principio y final estaban muy cercanos y unido por un corto enlace en el que había que cumplir con una media establecida y en el que había el correspondiente control horario.

Se podría ubicar aquí el parque de trabajo… y tener los coches casi de forma permanente en él, cada hora, aunque fuera por unos pocos minutos.

Recuerdo muy bien que asistí a la Ronde cévenole, en el sur de Francia, en Vigan, a unos 400 kilómetros de Barcelona. Fuimos a ver a Jean-Claude Andruet con un Fiat 131 de Fiat Francia. Por entonces formaba parte de la Comisión Deportiva de la Penya Motorista 10/Hora –y empezaba a escribir mis primeros artículos en Fórmula 1– y organizábamos, entre muchas otras pruebas, el Rally Costa Brava, puntuable para el Campeonato de Europa, en el que Andruet era un participante asiduo.

Recuerdo aquella ocasión porque Jean-Claude iba patrocinado por Eminence, una marca de ropa interior entonces en boga, y me regaló unos calzoncillos de lycra cuyo frontal era una impresionante bandera francesa. Fue 1975 cuando corría con el precioso Alfa Romeo Alfetta GTV, creo.

Aquella ronda, como otras que se celebraban en Francia, era casi una carrera de velocidad disfrazada de rally. Tanto es así que en su palmarés, además de las ocho victorias de Jean-Claude, figuraba Ignacio Giunti, el que fuera piloto de Ferrari en Fórmula 1 y Sports y que falleció en un accidente en los 1.000 kilómetros de Buenos Aires; en 1969, aún piloto de Alfa Romeo, corrió con un Alfa Romeo 33/2; Giunti había sido segundo en la Targa Florio.

A raíz de aquella visita, imaginamos una ronda en nuestra casa, empalmando tramos del Costa Brava: salida en San Celoni y la subida al Montseny hasta llegar al cruce de tierra que llevaba hacía la población de Montseny. Seguir por Collformic hacia Seva y de ahí, dirección a Viladrau, cortando por L'Enclusa para seguir a Collsaplana y llegaba el problema de cruzar Sant Hilari para bajar a Arbucies… o bajar a Santa Coloma por Cladells. Y de ahí, enlace hasta Sant Celoni, unos 20 kilómetros. Eran entre 80 y 100 kilómetros de tramo, con los coches que corrían aquí, una hora de tramo. Bueno, no pasó de proyecto o mejor dicho, de sueño de proyecto.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP