Blog de Blancafort

14
Feb
2020

5 días para los test: el Brabham del ventilador y la interpretación de los reglamentos

Ampliar5 días para los test: el Brabham del ventilador y la interpretación de los reglamentos - SoyMotor.comLos Brabham BT46 de Niki Lauda y John Watson

¿Recuerdan el famoso Brabham BT46? Sí, el F1 'del ventilador', que sólo duró un Gran Premio en pista. Llegó, vio, venció... Y la FIA lo jubiló con efecto inmediato.  

Todo comenzó y finalizó con sutiles interpretaciones de reglamento. Y sobre todo con una orden de Bernie Ecclestone a Gordon Murray, su ingeniero: "¡Encuentra algo ya!, haz lo que sea!". 
 
Murray era experto también en eso. La reintroducción de los repostajes en la F1 se debe a él, cuando se cuenta que el coche más ligero y con neumáticos más blandos permitía ganar el tiempo suficiente como para parar a repostar y cambiar gomas sin que ello fuera un handicap.

Bernie tenía grandes ambiciones aquel 1979, un motor oficial de Alfa Romeo, un potente boxer 12, pero el Lotus 79 parece imbatible. Brabham necesita un 'wing car', pero el motor boxer impide realizarlo; las culatas impiden que la formas de los pontones sea la adecuada para hacer un 'wing car'.

Murray y sus colaboradores, Gary Anderson y David Cox, recordaron posiblemente lo que a finales de los 70 había realizado Jim Hall en Estados Unidos, el famoso Chaparral 2J con un ventilador trasero. La idea era clara: el ventilador –en realidad un extractor– aspiraba el aire bajo el piso, creando una suerte de vació y 'pegando el coche al asfalto, el denominado 'efecto suelo' llevado a la máxima expresión.

El Chaparral fue prohibido y era evidente que sus soluciones no podían ser usados. El 'extractor/ventilador' era movido por un motor auxiliar. Y por si fuera poco podía ser interpretado como un elemento aerodinámico móvil. Estas dos razones lo dejaban fuera de las reglas.

¿Cómo podrían darle la vuelta al reglamento? Murray supo interpretar las reglas a su favor. El 'ventilador' sería movido por el propio motor, gracias a una prolongación del eje primario de la caja de cambios. El ventilador, además, sería oficialmente el ventilador de la refrigeración... porque el aire que le llegaba lo hacía a través del radiador. Y este no tenía una toma de aire convencional, sino que tomaba el aire existente bajo el coche. Unas bandejas laterales servían para sellar los 'bajos' del coche.

El problema técnico que hubo que resolver lo descubrieron en el 'shakedown' del coche. El efecto suelo generado era tan grande que en parado el coche rozaba el suelo, "así que debimos advertir a los mecánicos que cada vez que se arrancara el motor tuvieran los pies lejos del coche", señaló años después Ermano Cuoghi, el que fuera mítico mecánico de Ferrari y que siguió a Niki Lauda y que después colaboró con el equipo de Adrián Campos. Y para que todo no fuera muy 'violento' y evitar problemas en pista, las suspensiones vieron como la dureza de los muelles se triplicaba.

Murray estaba tan convencido de la superioridad de su coche que no quiso que esta se notase en la clasificación. Hizo que Niki Lauda y John Watson montaran neumáticos duros y giraran con el depósito lleno, más de 200 litros de gasolina. Pese a ello, sólo Mario Andretti, con el Lotus que era inalcanzable hasta la fecha, fue más veloz. Es más, para continuar con la simulación, cuando los coches paraban en boxes, los mecánicos simulaban añadir gasolina... porque se clasificaba con la mínima gasolina posible, no había para un segundo intento.

Pero Colin Chapman –Lotus–, Teddy Mayer –McLaren–, Ken Tyrrell –Tyrrell– y John Surtees se dieron cuenta de que el Brabham era muy superior y protestaron ante la CSI, la Comisión Deportiva Internacional, el brazo deportivo de la FIA que entonces tenía ese nombre. Querían pura y simplemente que el coche fuera prohibido. Pero la defensa de Murray, Bernie y de su ayudante Herbie Bash fue contundente: era sólo el ventilador del radiador. Antes de decidirse por esta solución habían consultado a un abogado.

Curiosidad, el no tener tomas de aire había sido un objetivo de Murray al crear el BT46, de forma que inicialmente los sustituyó por placas radiantes, pero lo que en teoría funcionaba, en la práctica resultó insuficiente y replanteó el BT46 con un radiador normal, hasta que lo modifico, realizando el BT46B, con el ventilador.

Chapman estaba furioso. Estudió el tema, se fijó en el coche –dicen que se introdujo en el box rival e incluso miró los bajos del coche– y reclamó tras la carrera. Aquel día la FOCA –la Asociación de Constructores, que buscaba hacerse con el control de la F1– vivió su mayor crisis. Bernie Ecclestone era no sólo el patrón de Brabham, sino también de la FOCA, la asociación de constructores. 

Al final se llegó a un pacto entre constructores: el Brabham BT46 conserva la victoria de Lauda en Suecia y podrá disputar tres GP más... pero la FIA 'no tragó'. Jean Maríe Balestre, que después sería presidente de la FIA y enemigo acérrimo de Bernie, se mostró inflexible, como si supiera que su ascenso a la cabeza de la FIA dependiera de ello. El coche fue prohibido de inmediato, pero el BT46B entró en la leyenda de la F1... y Brabham siguió corriendo en el BT46 a secas.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Alfa Romeo Sauber
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP