ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

TÉCNICA: El funcionamiento de los frenos en Marina Bay

AmpliarTÉCNICA: El funcionamiento de los frenos en SingapurTÉCNICA: El funcionamiento de los frenos en Singapur

Concluido el periplo por Europa con la carrera de Monza, la Fórmula 1 se traslada a Asia para la 15ª prueba del Campeonato Mundial 2018, del 14 al 16 de septiembre en el circuito de Marina Bay Street en Singapur. Teatro desde 2008 del primer GP de Fórmula 1 nocturno y el GP 800 en la historia, el circuito está construido en las calles generalmente abiertas al tráfico en Marina Bay.

La pista diseñada por el arquitecto Hermann Tilke sufrió un primer cambio en 2009, un segundo en 2013 con la eliminación de la chicane en la curva 10 y un tercero y último en 2015 con la corrección de las curvas 11, 12 y 13.

En comparación con otros circuitos urbanos se distingue por su gran longitud –5.065 metros contra 3.337 de Mónaco– y la velocidad –la vuelta promedio es de 183 kilómetros por hora, 14 kilómetros por hora más que en Mónaco–, así como por los baches en el asfalto debido a desagües y las líneas pintadas que a veces cuestan pérdidas de grip.

El ritmo rápido y la falta de espacio adecuado para el enfriamiento –la recta más larga mide solo 832 metros– lo convierten en uno de los circuitos más difíciles para los sistemas de frenado.

El desgaste del material de fricción es uno de los puntos clave que debe vigilarse constantemente en la telemetría. Según los ingenieros de Brembo, que han clasificado las 21 pistas del Campeonato Mundial, el circuito de Marina Bay Street entra en la categoría de circuitos de frenado altamente exigentes.

15_singapore.gif

 

 

EL DESEMPEÑO DE LOS FRENOS DURANTE EL GP

Las 23 curvas de la pista requieren el uso de los frenos en 15 ocasiones por vuelta, el valor récord para el campeonato: de las otras 19 pistas, le sigue Mónaco, con 12 frenadas, mientras que Baku, Budapest y Abu Dhabi tienen 11 y las restantes tienen valores más bajos.

El tiempo de frenada también es récord aquí: más de 22 segundos por vuelta, mientras que el porcentaje de uso de frenos es el 23 por ciento de la duración total de la carrera, un valor inferior solo a Mónaco.

Y pensar que hace dos semanas la Fórmula 1 corría en Monza usando los frenos solo 6 veces por vuelta con un porcentaje del 12 por ciento de la carrera. También es alta la energía disipada durante la frenada: 255 kilovatios hora, equivalente al consumo de electricidad durante el GP de 150 habitantes de Singapur.

La extrema tortuosidad de la pista lleva a desaceleraciones máximas de 4,9 g y en 6 curvas este valor cae por debajo de 4 g, generando una desaceleración promedio en el giro de 3,9 g.

Desde el principio hasta la bandera a cuadros, cada piloto ejerce una carga total en el pedal de casi 110 toneladas: en otras palabras, por cada minuto de la carrera, el esfuerzo excede la tonelada.

Un compromiso físico no solo teniendo en cuenta la alta humedad que generalmente distingue a esta pista –de 66 a 71% en 2016– junto con altas temperaturas ambiente.

 

 

LA FRENADA MÁS EXIGENTE

De los 15 frenadas del Marina Bay Street Circuit 3 están clasificadas por los técnicos de Brembo como exigentes por los frenos, 6 son de dificultad media y las otras 6 son livianas.

la más desafiante es la curva Sheares –curva 1, llamada así en memoria de Benjamin Sheares, ex presidente de Singapur–: los autos pasan de 295 a 135 kilómetros por hora en 1,92 segundos en los que corren solo 98 metros. En este punto, los pilotos están sujetos a una desaceleración de 4,8 g y ejercen una carga de 141 kilogramos en el pedal del freno.

El esfuerzo para los pilotos –4,7 g– y para el sistema de frenado en la curva Memorial –curva 7, el nombre deriva de la proximidad al Parque que recuerda a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial– también es significativo: la velocidad de los autos se derrumba en 114 metros y 2.08 segundos, pasando de 315 a 127 kilómetros por hora, gracias a una carga de 144 kilogramos en el pedal de freno.

Ligeramente menos dura, pero solo porque los coches llegan a menos de 300 kilómetros por hora, es la curva 14: se pasa de 276 a 101 kilómetros por hora en 106 metros con 4,8 g de desaceleración y 144 kilogramos de carga en el pedal.

 

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP