FÓRMULA 1

TÉCNICA: el funcionamiento de los frenos en el GP de Baréin F1 2020

AmpliarTÉCNICA: el funcionamiento de los frenos en el GP de Baréin F1 2020TÉCNICA: el funcionamiento de los frenos en el GP de Baréin F1 2020

El Circuito Internacional de Baréin es uno de los más exigentes para los frenos, según los técnicos de Brembo. En una escala de índice de dificultad de 1 a 5, obtuvo un 4, exactamente lo mismo que pistas legendarias como Nürburgring, Monza y Spa-Francorchamps.

En comparación con las carreras de años anteriores, celebradas en marzo o abril, las temperaturas deberían ser más altas y, por tanto, el grado de agarre mecánico también. En el tramo central de la pista existen numerosos puntos de frenada con un impacto de energía media-alta, lo que supone un desgaste considerable de los materiales de fricción.

 

LA SUPERIORIDAD DEL CARBONO

Los discos de carbono comenzaron a usarse en la Fórmula 1 en la década de 1980 y luego se extendieron también a otras competiciones de deportes de motor. De hecho, ningún otro elemento proporciona esa combinación de peso ligero, alta conductividad térmica y ausencia de expansión, incluso a la temperatura de 1000 °C que caracteriza a los discos Brembo F1.

La densidad del carbono es de 1,8 gramos por centímetro cúbico, en comparación con 7,8 gramos del acero y 7,2 gramos del hierro fundido. Su coeficiente de dilatación térmica es un vigésimo del que tiene el acero y un decimoquinto del que presenta el hierro fundido. El punto de fusión del carbono es superior a los 3000°C en comparación con los 1200°C del hierro fundido y los 1800°C del acero.

 

USO DE LOS FRENOS EN BARÉIN

En cada vuelta, los pilotos de Fórmula 1 usan sus frenos ocho veces para un total de 15,8 segundos: todo esto se reduce a tres áreas en particular, dos de ellas vienen una tras otra en las curvas 8 y 10, donde los frenos se usan para más de 2,4 segundos. Y también hay un alto promedio de puntos de desaceleración máxima: 4.2 G –idéntico a Monza y Sochi–. Ese valor sería aún mayor sin los 2,4 G de la curva 6, donde solo se pierden 65 kilómetros/hora.

Desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, los pilotos usan sus frenos más de 450 veces y ejercen una carga total de más de 48 toneladas en el pedal del freno: en la práctica, eso es más de 510 kilos/piloto por cada minuto del carrera. También es cierto que en siete de las ocho secciones de frenada la pérdida de velocidad es superior a 130 kilómetros/hora, y en cuatro de ellas la distancia de frenada es de al menos 105 metros.

 

LA FRENADA MÁS EXIGENTE DE SAKHIR

De los ocho tramos de frenada del GP de Baréin, tres están clasificados como muy exigentes en los frenos, cuatro son de dificultad media y el último es ligero.

El mayor desafío para el sistema de frenado es la primera curva, porque los coches de hoy se benefician de una recta de 1,1 kilómetros: los monoplazas comienzan a frenar a 337 kilómetros/hora y luego reducen la velocidad a 83 kilómetros/hora en solo 122 metros. Para ello, los pilotos frenan durante 2,44 segundos, aplicando una carga de 172 kilos en el pedal del freno y sufriendo una deceleración de 5,5 G.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Mercedes
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP