FÓRMULA 1

TÉCNICA: el funcionamiento de los frenos en Brasil 2019

AmpliarTÉCNICA: el funcionamiento de los frenos en Brasil 2019TÉCNICA: el funcionamiento de los frenos en Brasil 2019

​​​​La Fórmula 1 llega a Brasil para la 20ª cita del Mundial de 2019, prevista del 15 al 17 de noviembre en el Autódromo José Carlos Pace. Situado en São Paulo, en el distrito de Cidade Dutra, lleva el nombre del piloto brasileño que ganó, en 1975, el Gran Premio de Brasil. En el resto del mundo se suele conocer como Autódromo de Interlagos.

Se construyó en 1940 y con los años se han hecho varios cambios, el último data de 1990. Los coches circulan en sentido antihorario y las rectas son bastante cortas. Por lo tanto, hay sólo una ocasión en la que la frenada comporta una reducción de velocidad superior a 200 kilómetros/hora.

De hecho, el circuito es bastante fluido, con cambios frecuentes de dirección, pero también dispone de curvas que se pueden tomar a alta velocidad donde no hay que hacer un gran uso de los frenos: sobre todo, en la Curva do Sol –curva 3–, de la Subida dos Boxes –curva 14– y de la Arquibancadas –curva 15–.

El único obstáculo grave para los frenos de carbono es el mal tiempo: en 2016, la carrera se celebró bajo la lluvia y la temperatura del asfalto no superó los 21 grados centígrados. ​

Según los técnicos Brembo, que han clasificado las 21 pistas del Mundial utilizando una escala de 1 a 5, el Autódromo José Carlos Pace se encuentra en la categoría de los circuitos moderatamente difíciles para los frenos. La pista brasileña se ha merecido un índice de dificultad 3.​

 

20_brasile_0.gif

 

USO DE LOS FRENOS DURANTE EL GP

En cada vuelta, los frenos apenas se utilizan siete veces, pero no es el récord negativo del Mundial: en Hockenheim son cinco y en Monza y Montreal, seis. En una vuelta de Interlagos, los frenos funcionan durante 12 segundos ​en total, igual al 19% de la duración de la carrera.

El reducido número de frenadas duros se traduce en una desaceleración media en la vuelta de 3,6 G.​

También es reducida la energía que disipa cada coche en frenada a lo largo de todo el GP: 206 kilovatios/hora.​

Desde la salida hasta la línea de meta, cada piloto aplica una carga total sobre el pedal del freno de 45 toneladas y medio. Este valor es prácticamente idéntico al GP de Rusia.​​

 

LAS FRENADAS MÁS DIFÍCILES

De las siete frenadas del Autódromo José Carlos Pace, los técnicos de Brembo han clasificado sólo dos como difíciles para los frenos, dos son de dificultad media y las otras tres, fáciles. ​

La más difícil de todas es la frenada de la primera curva porque los coches llegan tras acelerar ininterrumpidamente durante 17-18 segundos, por lo que empiezan a frenar a 346 kilómetros/hora y están frenando durante 2,32 segundos durante los cuales recorren 135 metros. Para reducir a 131 kilómetros/hora para entrar en la curva, los pilotos tienen que ejercer una carga en el pedal de freno de 168 kilos y sufren una desaceleración de 5,6 G.

Una gran fuerza G –5,2 G– se presenta en la Curva 4, pero la frenada es más corta: 1,52 segundos y 103 metros porque recorren la curva a 178 km/h, prácticamente a la mitad de la velocidad a la que llegan.​

En las curvas 8 y 10 también se requieren más de un par de segundos de frenada, las más lentas del circuito –100 kilómetros/hora y 99 kilómetros/hora–. Pero los Fórmula 1 llegan a velocidades inferiores a 260 kilómetros/hora y, por lo tanto, solo se requieren 96-100 metros para las dos frenadas.

 

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Mercedes
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP