6 Horas Silverstone
ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

TÉCNICA: El funcionamiento de los frenos en Barcelona

AmpliarTÉCNICA: El funcionamiento de los frenos en BarcelonaTÉCNICA: El funcionamiento de los frenos en Barcelona

Del 11 al 13 el Circuit de Barcelona-Catalunya celebrará la 5ª prueba del Mundial 2018 de Fórmula 1. Situado en Montmeló, se inauguró el 10 de septiembre de 1991 y 19 días después albergó el primer Gran Premio de Fórmula 1. 

En febrero y marzo, la pista catalana fue el escenario de 8 días de prueba, en los que los monoplazas recorrieron más de 34.000 kilómetros en total. Un banco de pruebas ideal para los nuevos sistemas de frenos de Brembo. El nivel de adherencia de la pista es muy elevado como confirma el desgaste de los neumáticos. 

El fuerte viento, que hizo que Fernando Alonso se saliera de la pista en las pruebas de 2015, junto con la recta principal de 1.047 metros y otras más pequeñas permiten una eficaz disipación térmica entre una frenada y la siguiente. Según los técnicos Brembo el Circuit de Barcelona-Catalunya está dentro de la categoría de los circuitos mediamente difíciles para los frenos.

05_spagna.gif

 

 

LA LABOR DE LOS FRENOS DURANTE EL GRAN PREMIO

A pesar de que el tiempo de vuelta es 13 segundos inferior al circuito de Sochi, la diferencia en el uso de los frenos es poco más de medio segundo: en el GP de Rusia se frena durante 13 segundos por vuelta, en el GP de España durante 12,5 segundos por vuelta. El uso de los frenos en carrera asciende al 16%, el mismo que se ha registrado también en el GP de Baréin. 

La media de las desaceleraciones máximas es de 4,5 g, mientras que el año pasado era de 4,2 g, lo que demuestra que los monoplazas actuales disponen de un mayor par de frenado. Junto con el aumento del par de frenado de la temporada también debería aumentar la energía disipada en frenada: durante todo el GP, cada monoplaza debería disipar 178 kilovatios hora, equivalentes a lo que consumen a la hora tres discotecas de Ibiza. 

Desde la salida hasta la bandera de cuadros, los técnicos Brembo han estimado que cada piloto utiliza los frenos por lo menos 530 veces, aplicando una fuerza total sobre el pedal de 69 toneladas y media. En otras palabras, cada piloto aplica una fuerza de casi siete quintales al minuto, es decir, el peso de un monoplaza, incluyendo el piloto. 

 

 

LAS FRENADAS, MÁS ARDUAS

De las OCHO frenadas del Circuit de Barcelona-Catalunya, dos están clasificadas como difíciles para los frenos, cuatro son de dificultad media y dos son 'light'. Sin embargo, a diferencia de otros circuitos no hay ni siquiera una curva en la que los frenos se utilicen durante menos de un segundo. 

La apurada de frenada más difícil es la de la curva 10: los monoplazas reducen de 308 kilómetros por hora a 86 kilómetros por hora con una frenada de 2,32 segundos durante los cuales recorren 58 metros, es decir, menos de lo que mide el campo de fútbol del Camp Nou. Para lograrlo, los pilotos tienen que ejercer una fuerza de 148 kilogramos en el pedal del freno y sufrir una desaceleración de 5,2 g, que era la que experimentaban los astronautas de la Nasa en los años sesenta con un ángulo de reentrada a la Tierra de tres grados. 

Inferior desaceleración se registra en la curva 1. Los monoplazas llegan a los 317 kilómetros por hora y frenan en solo 1,51 segundos, durante los cuales recorren 43 metros. Digna de mención es también la frenada de la curva 4 porque, en apenas 37 metros, los monoplazas pasan de 291 kilómetros por hora a 153 kilómetros por hora. 

 

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP