FÓRMULA 1

TÉCNICA: El funcionamiento de los frenos en Albert Park F1 2019

AmpliarTÉCNICA: El funcionamiento de los frenos en Albert Park F1 2019TÉCNICA: El funcionamiento de los frenos en Albert Park F1 2019

La Fórmula 1 empieza la temporada, por novena vez consecutiva, con el GP de Australia. Desde el 14 hasta el 17 de marzo el Albert Park Circuit de Melbourne acogerá la primera cita del Mundial 2019. Situado en el homónimo parque, el circuito se desarrolla alrededor del Albert Park Lake.

La pista, por estar abierta normalmente al tráfico, al principio del fin de semana tiene muy poco agarre. Con el transcurso de las sesiones el asfalto se engoma siempre más, por lo que también aumentan las prestaciones al frenar: en 2018 desde las primeras pruebas libres del viernes hasta la Q3 del sábado los monoplaza mejoraron en 2,9 segundos sus tiempos de vuelta. ​

El aumento de las desaceleraciones redunda en un mayor esfuerzo para los sistema de frenos: aumenta el desgaste de las pastillas y los discos alcanzan temperaturas muy altas, aunque el asfalto sea menos caliente que en muchas pistas del hemisferio boreal.

Según los técnicos de Brembo, el Albert Park cabe en la categoría de los circuitos de dureza media para los frenos.

En una escala de 1 a 5 se le ha atribuido un índice de dificultad 3, igual que a otras pistas tortuosas, como Mónaco, Budapest, Austin y Spielberg.

 

LA LABOR DE LOS FRENOS DURANTE EL GP

La pista australiana presenta ocho puntos de frenada, con un tiempo total de uso de los frenos en una vuelta, que es uno de los más bajos del Mundial: poco más de 13 segundos. El año pasado el promedio por hora en una vuelta fue el más alto de los 8 primeros GP del campeonato.

Es alta la desaceleración media, ​de cuatro gramos, debido a la presencia de cinco curvas donde se registra un valor superior a cuatro gramos.

Desde la salida hasta que baja la bandera de cuadros cada piloto utiliza los frenos más de 460 veces, aplicando una fuerza total de más de 56 toneladas sobre el pedal, igual que el peso de 75 monoplaza de Fórmula 1, incluidos los pilotos.

Dicho de otra manera, cada piloto aplica una fuerza de más de 620 kilogramos por minuto.

El Albert Park es una de las pistas del Mundial donde los monoplaza disipan ​una cantidad de energía frenando en línea con el promedio del campeonato: medianamente, un monoplaza llega a 196 kilovatios/hora, equivalentes al consumo horario de energía de más de 1.400 Playstation 4.

01_australia_0.gif

 

LAS FRENADAS MÁS ARDUAS

De las ocho frenadas de Albert Park, cuatro están clasificadas como arduas para los frenos, mientras que 2 son de dificultad mediana y 2 son ligeras.

La más compleja es la de la curva 3, ya que los pilotos se benefician del DRS y de esta forma alcanzan una velocidad de 318 kilómetros/hora: el espacio de frenada es de 110 metros. Para completar la operación los pilotos necesitan dos segundos y 12 centésimas, tiempo durante el cual aplican una fuerza de 182 kilogramos y están sujetos a una desaceleración de 5,3 gramos. ​

Es muy difícil también la primera curva después de la línea de meta, también esta curva está situada después de una zona de uso del DRS: la desaceleración es de 5,2 gramos, pero se frena en 129 metros y 2 segundos y 10 centésimas de segundo.

En valores absolutos, la frenada más larga es el de la curva 13: 126 metros necesarios para desacelerar de 325 kilómetros/hora a 126 kilómetros/hora.

Todo esto ocurre en 2,31 segundos gracias a una carga de pedal de 205 kilogramos.

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Ferrari
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP