Artículos SoyMotor.com

Ser o no ser, el dilema de las clasificaciones al sprint

AmpliarSer o no ser, el dilema de las clasificaciones al sprintSer o no ser, el dilema de las clasificaciones al sprint

Este sábado vivimos la primera clasificación al sprint en la Fórmula 1, el primer experimento de Liberty Media para jugar con el formato del Gran Premio en busca de fórmulas que resulten mejores para el espectáculo.

El caso de Silverstone no surge de la improvisación, sino que surge de un impulso que Liberty ha verbalizado en público como mínimo desde 2019. Una búsqueda del entretenimiento que también encontramos en la normativa de 2022.

El fin de semana de Gran Bretaña nos ha dejado cosas muy buenas. La primera e indiscutible, que ahora la Fórmula 1 tiene un punto de interés real en cada día del Gran Premio. Un momento que te hace estar al borde de tu asiento.

Los entrenamientos libres del viernes son importantes para los equipos, pero no lo son para la afición más casual, que al final es la que tiene que sostener las audiencias y permitir la continua expansión de esta categoría.

Lo mismo puede decirse de la clasificación al sprint, que con todos sus fallos no deja de ser un momento trascendente en el fin de semana. El segundo pico de adrenalina antes del Gran Premio del domingo.

Pero Silverstone también nos está dejando algunas dudas que la Fórmula 1 tendrá que atajar si quiere seguir este camino en el futuro.

El primero, la sensación de vacío que producen los prolegómenos del fin de semana. Sí, una Q3 el viernes es interesante, pero la devaluación de la Pole Position también le resta un punto de dramatismo a algo que funcionaba.

Por no hablar de que el piloto de la Pole no se lleva la Pole Position. Para acabar de hacerlo confuso, sí se lleva el Pole Position Award, el neumático a escala de Pirelli que tradicionalmente se entrega a quien sale primero en un Gran Premio.

De ahí pasamos a un sábado con unos Libres 2 del todo irrelevantes y una clasificación al sprint con una puntuación demasiado baja que quita mérito a las heroicidades que los pilotos puedan hacer sobre la pista.

Ayer vimos una gran actuación de Fernando Alonso, seguramente el piloto del día. Pero su magistral salida y su posterior defensa de posición no le reportó ningún punto para el Campeonato.

Y Max Verstappen le ganó la partida a Lewis Hamilton en su propia casa, pero una hazaña de tal calibre tan sólo le ha permitido sumar un punto más que el inglés de cara al Mundial.

Mi temor personal es que, tras lo sucedido con Sergio Pérez y Carlos Sainz, en futuras clasificaciones al sprint los pilotos tratarán de ser más conservadores para no fastidiar su Gran Premio del domingo, que es el que importa.

Tradicionalismos al margen, hay que reconocer que Liberty Media y la Fórmula 1 por extensión han conseguido crear un punto de interés en cada día del fin de semana. Y eso es un primer triunfo.

Y aquí es donde los caminos se separan. Podemos volver al Gran Premio tradicional, donde cada sesión obedece a una lógica, donde la Pole es valiosa y donde el Gran Premio no está condicionado por artificios.

O podemos tomar el camino del espectáculo. No nos engañemos: también puede ser bueno. Pero si lo hacemos, quizá conviene repasar una serie de cuestiones para acabar de pulir el sistema.

Primero, haríamos bien en hablar de ‘carrera al sprint’ en lugar de clasificación al sprint para no hacernos trampas al solitario. Y convenir que el ganador de la misma no se lleva la Pole Position, sino una nueva distinción. Vettel proponía ‘Sprint Pole’, que sería una buena solución.

Segundo, la prueba del sábado tendría que valer más más para el Mundial y más pilotos tendrían que entrar en los puntos. Si sólo puntúan los tres primeros y puntúan una miseria, ¿qué sentido tiene arriesgar? Hace no tanto puntuaban los ocho primeros. Quizá sería una opción.

Otra opción sería fijarnos en lo que hace la IndyCar en Estados Unidos, porque por esos lares ya existen los fines de semana con dos carreras válidas para el Campeonato.

La diferencia con la Fórmula 1 es que la IndyCar celebra dos sesiones de clasificación independientes para cada carrera, de tal modo que sus parrillas de salida quedan confeccionadas según el tiempo de cada coche en la crono.

De este modo se mantiene el valor de la Pole Position y evitamos artificios como el que estamos viviendo en Silverstone este fin de semana, donde la euforia del viernes y del sábado puede quedar en humo.

Será interesante ver qué hace la Fórmula 1 en el futuro, aunque siempre es importante notar que a la categoría reina no se la ha tachado de aburrida por su formato, sino por su previsibilidad. Ayrton Senna no necesitó clasificaciones al sprint para enganchar a millones de personas frente al televisor.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de SUPERF1
¡Siempre a favor del ESPECTÁCULO!!! El Sprint ha venido para quedarse . / Para los puristas: Pero si esto de la F1 , NO es un deporte honesto, sino UN CIRCO. ¿ ¡¡Qué más da un poco más de ESPECTÁCULO!
  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP