GP 70º Aniversario F1 2020
ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Italia en la Fórmula 1: los pilotos que ganaron antes de llegar Giovinazzi

Los últimos italianos en la parrilla de Fórmula 1 fueron Trulli y Liuzzi en 2011

Giovinazzi devuelve la representación italiana a la parrilla con Alfa Romeo

Recordamos a los 15 mejores pilotos italianos en cuanto a resultados

AmpliarItalia en la Fórmula 1: los pilotos que ganaron antes que Giovinazzi - SoyMotor.comNino Farina, con el Alfa Romeo 158 en el GP de Gran Bretaña de 1950

Italia es el tercer país que más pilotos ha aportado a la Fórmula 1 por detrás del Reino Unido, la nación con más representantes, y de Estados Unidos, segunda si no se excluyen los pilotos que corrieron Indianápolis cuando puntuaba para el Mundial. Antonio Giovinazzi devuelve este año la bandera 'tricolore' a la parrilla en su primera temporada completa en el Gran Circo.

Antonio Giovinazzi no es estrictamente un debutante. Participó en sus dos primeras carreras de Fórmula 1 en 2017, como sustituto de Pascal Wehrlein. Ahora ha conseguido asegurarse un volante para toda una campaña. Eso significa que vuelve a haber un representante italiano estable en la parrilla. Lo celebramos con un recuerdo a los 15 mejores pilotos de este país en cuanto a resultados. Ellos son los responsables de un total de 43 victorias en el Mundial.


LOS CAMPEONES: FARINA Y ASCARI

El primer ganador de la Fórmula 1 fue, de hecho, un italiano: el turinés Nino Farina (1906-1966). Venció precisamente con Alfa Romeo, el equipo en el que corre Giovinazzi… aunque no fuera exactamente la misma Alfa.

Su primera temporada la corrió junto a Juan Manuel Fangio, al británico Reg Parnell y a otros tres italianos –Luigi Fagioli, Consalvo Sanesi y Piero Taruffi–. En aquella campaña inaugural ganó la mitad de carreras, tres de seis –Silverstone, la del circuito suizo de Bremgarten y la de Monza–.

Corrió en Fórmula 1 desde el año 1950 hasta 1955 –las primeras dos temporadas con Alfa Romeo y las cuatro últimas con Ferrari–. Logró cinco victorias en total y subió al podio del Gran Circo hasta en 20 ocasiones. Un accidente de tráfico acabó con su vida poco después del Gran Premio de Francia de 1966, al que acudió como espectador y, sobre todo, a grabar escenas para la película 'Grand Prix'. Cuentan quienes le conocieron que en la carretera no iba mucho más despacio que en los circuitos…

 

farina-1950-alfa-romeo-soymotor.jpg

Farina, en Silverstone en 1950 - © LAT Images

 

Farina ganó el primer mundial de pilotos, pero el mejor italiano de la Fórmula 1 en cuanto a resultados no fue él, sino Alberto Ascari (1918-1955). Con dos títulos de campeón del mundo dejó su sello en los años 1952 y 1953. Los dos primeros mundiales de F1 se los llevó un equipo italiano –Alfa Romeo– y no fue hasta 1952 cuando Ascari hizo ganar a otra escudería de la misma nacionalidad, Ferrari. 

Ascari fue subcampeón en 1951, su segunda temporada en Fórmula 1. Al año siguiente ya no se le escaparía el título. Ganó las seis carreras en las que participó y se alzó con su primer Mundial. La siguiente temporada tampoco tuvo rival y, con cinco victorias, se volvió a coronar campeón. Sus dos mundiales los logró con el magnífico Ferrari 500, una máquina que parecía hecha a medida para el reglamento de Fórmula 2 establecido esos años en Fórmula 1.

Su último día de vida acudió al circuito de Monza para ver probar a su amigo Eugenio Castellotti –también piloto de F1– el Ferrari 750. Ascari no iba a subirse al coche inicialmente, pero terminó haciéndolo y con un desenlace fatal. Sufrió un accidente mortal en la velocísima curva del Vialone, por causas que aún hoy no están completamente claras. En ese mismo lugar, unos años más tarde se construyó una chicane que se conoce como Variante Ascari, en honor del bicampeón mundial.

 

ascari-spa-1952-soymotor.jpg

Ascari, en Spa en 1952 - © LAT Images

 

spa-1952-soymotor.jpg

Ascari, por delante de Farina en el GP de Bélgica de 1952 - © LAT Images

 

MÁS DE UNA VICTORIA

Riccardo Patrese (1954-) es el séptimo piloto que más Grandes Premios ha disputado, 256, de los que ganó seis en una época en la que se corrían menos carreras por año que ahora, alrededor de 16.

Es el tercer italiano con más victorias en Fórmula 1. Participó activamente en el deporte casi 20 años y fue subcampeón en 1992. No ganó una carrera hasta su sexto año en la categoría reina, y la primera vez que se subió al escalón más alto del podio fue en el caótico Gran Premio de Mónaco de 1982 a los mandos de un Brabham, equipo entonces capitaneado por Bernie Ecclestone. Su segunda victoria llegó a finales de 1983, en Kyalami y con el bellísimo BT52B. Venció cuatro veces más con Williams y, entre una época y otra, pilotó también para Alfa Romeo.

Ronnie Peterson y James Hunt consideraban a Patrese un piloto demasiado agresivo. Su reputación pasó por un momento bajo en 1978, cuando se produjo un triste episodio por el que se le juzgaría con excesiva dureza: el fallecimiento de Peterson. Sucedió en un accidente en cadena causado por un choque precisamente de Hunt contra Peterson. El problema es que en la situación estuvo presente de alguna manera Patrese, que movió su Arrows de derecha a izquierda para adaptarse al estrechamiento de la pista en plena recta de meta camino a la primera chicane del circuito. El perdón no fue fácil: en la carrera sucesiva, Hunt, Niki Lauda, Mario Andretti, Emerson Fittipaldi y Jody Scheckter se negaron a correr con Riccardo en pista. Al italiano se le prohibió correr ese GP. Los demás pilotos tardaron en olvidar lo ocurrido y tuvo que pasar tiempo para calmar las aguas y exonerar a Patrese de culpa en el accidente de Peterson.

Al piloto paduano también se le recuerda por su labor de segundo piloto en 1992, el año del título de Nigel Mansell. Tras su retirada, Patrese argumentó que la mayor fortaleza del tronco de Mansell le daba ventaja a la hora de pilotar el Williams FW14B. Riccardo, sin embargo, era incapaz de mostrar su maestría en curvas lentas por el control de tracción que equipaba aquel modelo.

 

mansell-patrese-soymotor.jpg

Mansell y Patrese en el GP de Japón de 1992 - © Sutton Images

 

Después de compartir box en Benetton con Schumacher en 1993, el italiano no encontró asiento, así que se retiró. Williams le ofreció volver cuando se quedó sin piloto por la muerte de Ayrton Senna, pero Patrese se negó a regresar.

Michele Alboreto (1956-2001) fue piloto de Fórmula 1 entre 1981 y 1994, ganó cinco Grandes Premios y la edición 1997 de las 24 horas de Le Mans. Debutó con Tyrrell y corrió cinco temporadas con Ferrari. A día de hoy es el último piloto que ha ganado una carrera de Fórmula 1 en Las Vegas, ya que venció en el segundo y último GP que disputó la categoría reina en el solar que ahora ocupa el hotel Caesars Palace, en 1982.

La temporada 1985 fue en la que más brilló, gracias a sus dos primeros puestos en Canadá y Alemania. Entonces terminó subcampeón. La fiabilidad frustró sus opciones de título. Se quedó a sólo 20 puntos del campeón de esa temporada, Alain Prost.

Tras muchos años en Fórmula 1, Alboreto falleció en un test en el óvalo de Lausitzring, donde probaba un nuevo paquete aerodinámico para el Audi R8 en 2001, un mes después de haber saboreado la victoria de las 12 horas de Sebring.

 

alboreto-keke-rosberg-alemania-1985-soymotor.jpg

Alboreto adelanta a Keke Rosberg en el GP de Alemania de 1985 - © Sutton Images

 

Giancarlo Fisichella le dedicó su podio del GP de Italia de 2005. "Sé que Alboreto fue el último italiano que subió al podio en Monza antes que yo –en 1988–. Quiero dedicarle este resultado", dijo para recordarle el piloto romano.

Elio de Angelis (1958-1986) compitió en Fórmula 1 entre 1979 y 1986. Falleció mientras probaba el Brabham BT55 en Paul Ricard. El alerón trasero del coche se desprendió a alta velocidad y el monoplaza salió catapultado por encima de las barreras del circuito francés. En el choque el italiano se rompió la clavícula y quedó atrapado en el interior del coche, pero en realidad fue la inhalación de humo la que terminó con su vida. La falta de comisarios y asistencias resultó fatal, y este accidente puso sobre la mesa la necesidad de mejorar la seguridad también en las pruebas privadas.

Su fallecimiento dejó en desuso la zona de curvas en las que sufrió el accidente y provocó el acortamiento de la recta Mistral para reducir de forma drástica su velocidad. Desde que Francia volvió al calendario el año pasado, se corre con una chicane en Mistral que divide la recta en dos de 800 metros. Para este año la FIA estudia eliminar la chicane.

 

elio-de-angelis-soymotor.jpg

Elio de Angelis, con el Lotus 93T Renault en 1983 en Imola - © LAT Images

 

De Angelis logró dos victorias en Fórmula 1, las dos con Lotus. La primera vez de ellas fue en el apretadísimo GP de Austria de 1982, y la última en el GP de San Marino de 1985, cuando fue compañero de Senna. No fue una convivencia sencilla la de Elio con el paulista; de hecho, dejó el equipo al terminar esa temporada porque pensaba que la estructura estaba demasiado centrada en el piloto brasileño. Su mejor temporada fue 1984. Su regularidad, pese a la escasez de victorias, le sirvió para afianzarse como tercer clasificado en el Mundial.

 

mistral-2002-soymotor.jpg

Recta Mistral en 2002 - © Sutton Images

 

Giancarlo Fisichella (1973-) fue ganador de tres Grandes Premios de Fórmula 1. Su primera victoria en la categoría reina fue quizás la más atípica, la del GP de Brasil 2003, con Jordan Ford. Fue una carrera de supervivencia, que se disputó con lluvias torrenciales. Hubo varios accidentes, pero los más graves fueron los que sufrieron Mark Webber y Fernando Alonso en la parte final de la prueba. El del australiano chocó primero y dejó la pista llena de restos de su Jaguar. Precisamente contra ellos se topó el español; el impacto de su Renault contra uno de los neumáticos sueltos de Webber le envió directamente hacia la pila de gomas que había en la parte izquierda del trazado. El R23 rebotó al tocarlas y salió despedido hacia el muro de la derecha. Es uno de los peores accidentes del bicampeón asturiano en Fórmula 1 y, aunque pudo salir del coche por su propio pie, se perdió la ceremonia del podio a la que le correspondía acudir por haber terminado en tercera posición. Fernando estaba camino del hospital para someterse a la revisión obligatoria que se efectúa en este tipo de casos.

Pero no terminaron ahí las eventualidades. Hasta la semana siguiente de la disputa del Gran Premio, la FIA no decidió el ganador de la carrera, ya que había dudas sobre a quién le correspondía la victoria. Primero se la otorgaron a Kimi Räikkönen por ser el piloto que lideraba en el paso por meta antes de que apareciera la bandera roja, pero una revisión del reglamento les llevó a tener en cuenta para la clasificación final también la vuelta en la que ondeó la bandera roja. La victoria fue, por tanto, para Fisichella.

 

fisichella-trofeo-brasil-2003-soymotor.jpg

Fisichella recibe su trofeo del GP de Brasil 2003 en Imola - © Sutton Images

 

Giancarlo fichó por Renault como sustituto de Jarno Trulli en el mejor año, 2005, pues fue el primero en el que el fabricante francés logró ganar el campeonato mundial de pilotos y el de constructores. El italiano venció en su primera carrera con el equipo, el GP de Australia. Sin embargo, su compañero Fernando Alonso se demostró superior a partir de entonces. La tercera y última victoria en Fórmula 1 del italiano llegó en el GP de Malasia de 2006. Los dos años en los que Fernando ganó sus títulos en la categoría reina, 2005 y 2006, Fisichella se clasificó quinto y cuarto en la general, respectivamente.

Con la marcha de Alonso a McLaren en 2007, Fisichella se mantuvo como primer piloto en Renault, con Heikki Kovalainen como compañero y con un coche menos competitivo que el de las dos temporadas anteriores.

En 2008, Fisichella fichó por Force India y fue compañero de Adrian Sutil. Al año siguiente renovó, pero en septiembre recibió una llamada para ser piloto de Ferrari. La Scuderia necesitaba con urgencia a un sustituto para Felipe Massa, que había sufrido un accidente gravísimo en la clasificación del GP de Hungría 2009. La vida del brasileño llegó a peligrar, tras recibir un golpe en la cabeza de un muelle del coche de Rubens Barrichello. En principio el piloto que iba a reemplazar a Massa era Michael Schumacher, pero un accidente de moto del Káiser en el trazado español de Cartagena les llevó a valorar una segunda opción. Contrataron los servicios del italiano Luca Badoer, al que conservaron durante dos carreras hasta sustituirle, por bajo rendimiento, por Fisichella. Los resultados de 'Fisico' tampoco fueron brillantes a los mandos de un mediocre F60, pero esa oportunidad convirtió al romano en el primer italiano que corría para Ferrari desde 1994, cuando Nicola Larini reemplazó a Jean Alesi en un par de Grandes Premios.

Giancarlo permaneció en Ferrari al año siguiente como piloto reserva, y ése fue su último papel en la Fórmula 1, ya que desde entonces corre en el WEC con coches Ferrari. Fuera de la Formula 1 no le ha faltado éxito: ganó las 24 horas de Le Mans en la categoría GTE Pro en dos ocasiones.

 

UNA VICTORIA

Piero Taruffi (1906-1988) debutó en la temporada inaugural de la Fórmula 1 con Alfa Romeo y compitió hasta el año 1956. Su única victoria fue en 1952, en el GP de Suiza y a los mandos de un Ferrari. Ese año terminó el Mundial en tercera posición.

 

taruffi-farina-soymotor.jpg

Taruffi y Farina en Silverstone en 1952 - © LAT Images

 

Ludovico Scarfiotti (1933-1968) compitió en Fórmula 1 en los años 60 y ganó la edición de 1963 de las 24 horas de Le Mans con Ferrari. Es el último italiano en ganar el GP de Italia, y lo logró en 1966. Murió dos años después en una carrera de montaña en los Alpes alemanes. Se salió de pista y su Porsche terminó encima de unos árboles; el cuerpo del piloto turinés salió despedido en pleno vuelo.

 

ludovico-1966-monza-soymotor.jpg

Scarfiotti, en Monza en 1966 - © LAT Images

 

Giancarlo Baghetti (1934-1995) corrió en Fórmula 1 en los años 60. Es uno de los tres pilotos de Fórmula 1 que ha ganado en su primer GP, junto con Nino Farina –el primer GP de F1 puntuable para el Mundial– y Johnnie Parsons –las primeras 500 Millas de Indianápolis puntuables para el Mundial de F1–. Su única victoria fue en el GP de Francia de 1961 con el equipo Federazione Italiana Scuderie Automobilistiche, que competía con coches Ferrari.

 

reims-soymotor.jpg

Baghetti en Reims en 1961 - © Sutton Images

 

Lorenzo Bandini (1935-1967) corrió en los años 60 en la Fórmula 1, durante siete temporadas, la mayoría con Ferrari. Su mejor año fue 1964, cuando logró su única victoria, en Austria. Falleció tres años más tarde, cuando perdió el control de su coche en la chicane del puerto de Mónaco. Su monoplaza tocó el guardarraíl, chocó contra un poste de luz, volcó y comenzó a arder. Bandini quedó atrapado debajo. Cuando los comisarios pudieron voltear el coche, encontraron al piloto inconsciente. Tras su extracción hubo una segunda explosión. Falleció a los tres días con quemaduras de tercer grado en el 70% de su cuerpo. Con su muerte se prohibió el uso de pacas de heno para reducir los impactos en los accidentes.

 

bandini-monaco-1967-soymotor.jpg

Accidente de Bandini, en Mónaco en 1967 - © LAT Images

 

Vittorio Brambilla (1937-2001) corrió siete temporadas en Fórmula 1. Su apodo era ‘el gorila de Monza’ y su elemento preferido, el agua. O la lluvia. En su segunda temporada, con March, lo demostró con su única victoria en la categoría. Fue en Austria en condiciones adversas… tanto que, al cruzar la línea de meta, su coche se fue contra el muro. La carrera se acortó y sólo recibió la mitad de puntos. Al terminar la temporada 1980 se retiró. Murió con 63 años de un ataque al corazón mientras cortaba el césped.

 

austria-victoria-lluvia-soymotor.jpg

Brambilla, tras ganar en el GP Austria de 1975 - © LAT Images

 

Alessandro Nannini (1959-) corrió cinco temporadas en Fórmula 1, dos con Minardi y tres con Benetton, y compitió en el DTM con Alfa Romeo. Su única victoria la logró en el GP de Japón de 1989, con Benetton. En esa carrera vio la oportunidad de su vida: ocupaba la tercera posición, tras los McLaren de Senna y Alain Prost, cuando estos sufrieron un accidente. Nannini los dejó atrás, pero la superioridad del McLaren era tal que Senna, tras cambiar el frontal de su coche, remontó y le adelantó. El brasileño cruzó la meta en primera posición, pero en una polémica decisión le descalificaron por saltarse la chicane y eso convirtió a Nannini en ganador.

En su temporada de debut, 1986, Nannini sufrió con la escasa fiabilidad de los propulsores V6 Motori Moderni que montaban los Minardi. Aun así, fue capaz de demostrar mayor velocidad que su compañero de equipo, el también italiano Andrea de Cesaris.

El fin de su carrera de Fórmula 1 llegó con un accidente de helicóptero en 1990, en el que perdió su antebrazo derecho. A pesar de que se lo reinplantaron, no volvió a correr en la categoría reina. Sí que lo hizo, sin embargo, en el DTM y con buenos resultados, a pesar de la funcionalidad limitada de su extremidad. Sus mecánicos le recuerdan como el hombre que preparaba café durante el fin de semana, un detalle gracioso, ya que en la actualidad se encarga de dirigir la empresa familiar, el Grupo Nannini, consagrado al café.

Jarno Trulli (1974-) corrió 15 temporadas en Fórmula 1. Su única victoria fue la del GP de Mónaco 2004, con Renault. Ese año, además, firmó su mejor campeonato en el Gran Circo, con un sexto puesto en la general. Fue un gran piloto a una vuelta, pero que mostraba menos rendimiento los domingos: eso se veía cuando en carrera lideraba largas colas de coches, conocidas como 'el tren de Trulli'. Su posición en pista no correspondía con su ritmo de carrera y obstaculizaba a pilotos más rápidos, que no podían adelantarle. Sus carencias se descubrieron, sobre todo, cuando compartió equipo con Alonso, en 2003 y 2004, pese a que defendía que la escudería favorecía al español.

 

trulli-monaco-2004-soymotor.jpg

Trulli celebra su victoria en Mónaco 2004 - © Sutton Images

 

MEDIAS VICTORIAS

Luigi Musso (1924-1958) corrió en Fórmula 1 seis temporadas, en los años 50, con Maserati y Ferrari. Su única victoria la compartió en 1956, en Argentina, con Juan Manuel Fangio, pero su mejor temporada no fue ésa, sino la siguiente, en la que terminó el Mundial en tercera posición.

Falleció en un accidente en el GP de Francia de 1958, tras seguir un consejo de Fangio. El argentino le había recomendado encarecidamente ir a fondo en la curva Muizon para ganar medio segundo por vuelta. Los libros de historia y testimonios de personas cercanas a Musso dicen que, lleno de confianza, fue a por ello. Iba detrás de su compañero de equipo, Mike Hawthorn, entonces líder de la carrera, pero la persecución acabó en tragedia. A 260 kilómetros/hora perdió el control de su Ferrari y se fue contra la cuneta. El coche saltó por los aires, dio varias vueltas de campana y el piloto salió despedido. Enzo Ferrari aseguró que nunca encontrarían causa para explicar ese accidente.

Luigi Fagioli (1898–1952) es actualmente el piloto con mayor edad en lograr una victoria en la historia del Mundial de Fórmula 1. Lo hizo con 53 años. Su reuma cerca estuvo de acabar con su carrera deportiva, ya que hubo carreras que no disputó porque no podía ni andar. Pero hacia 1950 su salud mejoró y, con más de 50 años, participó en dos temporadas de la categoría reina. En 1952, mientras se entrenaba para Mónaco, murió en un accidente. Aunque su única victoria la logró en 1951, en una carrera en la que compartió pilotaje con Fangio, su mejor año fue el de su debut, 1950. Terminó tercero en el Mundial.

 

Desde Trulli y Liuzzi en el año 2011 no ha habido más pilotos italianos estables en la parrilla, pero esta temporada Giovinazzi ha llegado para cambiar eso. Tarea suya es ahora marcar el camino en Italia y seguir con el legado. El de Martina Franca disputa su primera temporada completa de Fórmula 1 con Alfa Romeo, si bien el suyo de Australia no fue un debut como tal, ya que en 2017 ya corrió en el Gran Circo como sustituto de Pascal Wehrlein en dos carreras. En la primera fue duodécimo, mientras que en la segunda –precisamente el GP de China que este año se convertirá en el milésimo evento puntuable para el Mundial– abandonó a causa de un accidente. En 2016 fue subcampeón de GP2. Ferrari le anunció como tercer piloto para 2017, año en el que probó con Haas, Sauber y también con la Scuderia. Por tanto, ahora ha vuelto al conjunto de Hinwil suficientemente curtido, después de varias sesiones de entrenamientos libres al volante del Sauber C37 y de muchos kilómetros con el Ferrari SF71-H. Italia no celebra un campeón del mundo de F1 patrio desde 1953, ¿podrá ser Giovinazzi el siguiente?

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de F40
Muy bien esplicado y recorrido en los años de F1 Complimenti x l`articolo.
  • 0
  • 0
Imagen de guses
Gran artículo. Sin duda Italia ha tenido una representación de lujo a lo largo de la historia de este deporte.
  • 1
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP