6 Horas Silverstone
ALMACÉN F1

El Gran Premio de Mónaco de 1962, en alta definición

El metraje forma parte de un documental más amplio

La victoria fue para Bruce McLaren a bordo de un Cooper

AmpliarGraham Hill y Jim Clark en el GP de Mónaco 1962 - SoyMotor.comGraham Hill y Jim Clark en el GP de Mónaco 1962

Este fin de semana se disputa la prueba más emblemática del calendario de la Formula 1: el Gran Premio de Mónaco. Pero lo que hoy os traemos no habla ni del presente ni del futuro de esta carrera, sino que nos lleva al pasado, a la vigésima edición de la carrera, que tuvo lugar hace 56 años. Viajemos al Gran Premio de Mónaco de 1962.

En este metraje de cerca de siete minutos, podemos revivirlo con una calidad de imagen espectacular para la época, además de ofrecernos ángulos muy novedosos –que anticipan lo que se vería en 1966 en la película 'Grand Prix'–, a veces hasta poéticos, de una carrera que siempre ha despertado mucha admiración, como quedó reflejado en el documental alemán 'Flying Clipper', también conocido como 'Mediterranean Holiday', de donde surgen las imágenes.

De inicio, estamos en plena curva de Massenet a bordo de un Jaguar E-Type descapotable que nos da una vuelta al trazado mientras se disputan las sesiones de entrenamientos, o al menos eso parece, porque vemos que aún se realizan trabajos en la pista. Nos introduce directamente en la acción, con el sonido de los monoplazas que esa temporada estaban en el segundo año de la normativa de 1.5 litros para los motores.

1962monaco_0.jpg

Claro, que también tenemos imágenes de la carrera en sí, y esas son muy llamativas, incluyendo tomas aéreas de gran belleza. Pero vayamos a la acción. El Gran Premio se disputó el 3 de junio de 1962 y era la segunda prueba puntuable para el campeonato, tras el GP de Holanda. En los entrenamientos fue Jim Clark, a los mandos de su Lotus 25, quien logró la Pole Position con un tiempo de 1'35"4, la que era la primera de su trayectoria en F1, apenas 0'4 segundos mejor que el registro de Graham Hill a los mandos de un BRM P57. Tercero, pero en la misma primera línea de salida, Bruce McLaren con el Cooper T60, a un segundo exacto del tiempo de Clark.

La carrera estaba prevista para el domingo a las 15 horas –este domingo será a las 15:10–, y aunque por la mañana una ligera lluvia hizo acto de presencia, la pista estaba seca para el momento del arranque. Una salida que se producía en el lado del puerto deportivo –en lo que hoy sería el carril de boxes– y no junto a las viviendas como ahora, con la primera curva en 1962 que era la del Gasómetro y no Santa Devota. Cuando Louis Chiron bajó la bandera, el Ferrari de Willy Mairesse, que partía en cuarto lugar, tuvo una salida espectacular y, tras tocarse con el Lotus de Clark, se colocó primero, pero se pasó ligeramente de frenada con un controlado derrapaje y perdió la posición con McLaren y Hill, que lo superaron.

salida_trasera_0.jpg

Lo peor ocurrió por detrás, cuando Richie Ginther tocó con su BRM P48/57 al Lotus 24 –del Rob Walker Racing Team– de Maurice Trintignant, que derrapó e impactó a su vez con el Lotus 24 de Innes Ireland –inscrito por el UDT Laystall Racing Team–, con los tres fuera de control impactando contra las barreras. Sin embargo, el BRM de Ginther había perdido la rueda trasera derecha en el impacto, que fue a golpear a un comisario de pista. Las ambulancias acudieron rápido, y fue trasladado al hospital, pero las lesiones padecidas por quien tenía como profesión ser conductor de autobús le hicieron perecer el 12 de junio.

accidente_monaco_1962_0.jpg

Así de trágico comenzaba un Gran Premio que se caracteriza tradicionalmente por el ambiente festivo y relajado del público. De hecho, la salida que vemos en el minuto 1:35 y siguientes del vídeo no se corresponde con la del Gran Premio de F1, sino con la de la carrera de Formula Junior que tuvo lugar el día anterior –la Formula Junior sustituía a la F3 en los años de los motores de 1.5 litros–, y que ganó Peter Arundell en su Lotus 22.

Pero volvamos a la F1, cuyas imágenes regresan a partir del minuto 1:46 para no abandonarnos. Así, Mairesse –y no Phil Hill como se dice en el vídeo-, en su ímpetu, hizo un trompo en la curva de la Gàre –hoy Fairmont, antes Loews–, bloqueando a Jack Brabham en un Lotus 24 inscrito por él mismo antes de fabricar sus propios monoplazas, algo que vemos en el minuto 3:18 y siguientes del vídeo. Porque las imágenes no son ordenadas, mezclan tomas 'on board' con vueltas aleatorias. Aunque eso, poco importa: lo hermoso de este vídeo es lo que nos ofrece, no que sea un resumen cronológico de la carrera.

jim_clark_monaco_1962_0.jpg

McLaren perdió el liderato con Hill en la vuelta 10, mientras Clark remontaba hasta el tercer lugar en la vuelta 22, tras superar a Jack Brabham, que se había repuesto del incidente con Mairesse. Una vez que Clark estuvo a la altura de McLaren, no tardó en dar cuenta del neozelandés en la vuelta 28. Hill era líder con unos 8 segundos de ventaja, pero Clark empezó a empalmar vuelta rápida tras vuelta rápida para ir recortando la distancia de quien, pasados los años, fue llamado 'Mister Mónaco' por sus cinco victorias en el Principado. En la vuelta 42 de las 100 previstas, Clark ya estaba a menos de un segundo de Graham Hill, justo cuando marcaba la vuelta rápida de carrera con un tiempo de 1'35"5, nuevo récord del trazado.

graham_hill_jim_clark_monaco_1962_0.jpg

Pero llegaron los doblados. Y cuando se disponían a relegar a John Surtees con el Lola Mk4 y a Lorenzo Bandini con el Ferrari 156, Graham Hill aprovechó la oportunidad y los pasó con valentía en la vuelta 45 en la curva de Tabac, dejando a Clark con el problema de lidiar con ellos. Eso supuso ampliar la ventaja a 6'5 segundos, que aumentaron aún más cuando Jim Clark se vio retenido por Innes Ireland, que se resistía a ser doblado –y es que Ireland aún culpaba a Clark de su salida del equipo Lotus oficial el año anterior–. Clark ya no pudo recuperar su ímpetu tras desembarazarse de su compatriota, y en la vuelta 52 la distancia era de 15 segundos. Todo acabó peor, cuando en la vuelta 56 la caja de cambios dijo basta y Clark tuvo que abandonar.

La distancia de Hill con el resto era cifrable en lo siguiente: mientras Graham salía de la plaza del Casino, McLaren –que volvía a ser segundo– lo hacía de la primera curva, y a su vez el tercero y cuarto, Brabham y Phil Hill, encaraban la Chicane. Medio circuito al segundo, y tres cuartos a los otros, siendo los únicos en la misma vuelta que el líder. Así que la carrera parecía decidida. Sin embargo, a las pocas vueltas, el motor del BRM empezó a echar humo. Pese a que perdía tiempo, no era tan acusado como para retirarse. Hill aguantaba aunque su ventaja iba menguando ligeramente vuelta a vuelta, adaptándose a las nuevas condiciones de su monoplaza. Quizás era posible ganar.

bruce-mclaren_0.jpg

De hecho, en la vuelta 84, a solo 16 del final, y pese a que la humareda era cada vez mayor, la ventaja con McLaren era de 28 segundos, un buen colchón con el que poder gestionar las restantes vueltas. Justo lo que hacía, porque en la vuelta 90, la diferencia era de 26 segundos. Parecía hecho, pese a los esfuerzos de McLaren por acercarse a un líder con evidentes problemas, aunque él mismo tenía que lidiar también con la cercanía de Phil Hill, que era tercero desde el abandono de Brabham por accidente en la vuelta 77. Pero en Mónaco nada está decidido hasta la bandera a cuadros. En la vuelta 93, subiendo por Beau Rivage hacia Massenet, el BRM emitió un sonido que avisaba de su próximo fin. Pasó por el Casino renqueante, y el fin llegaría poco después en Mirabeau, cuando el motor explotó sin miramientos. Graham Hill lo dejó bajar en neutro hasta la curva de la estación, donde se detuvo dejando tras de sí un reguero de aceite. En ese mismo momento, Bruce McLaren tomaba el liderato de la carrera.

Faltaban siete vueltas, y McLaren no podía dormirse, puesto que tenía en sus retrovisores a Phil Hill en el Ferrari 156 'sharknose'. Tan cerca, que aunque el campeón del mundo de 1961 lo intentó por todos los medios, la distancia en meta fue de tan sólo 1'3 segundos. Bruce McLaren acababa de lograr su tercera victoria en F1 y la primera en Mónaco –la decimocuarta para una Cooper que empezaba a declinar-, y se metía de lleno en la lucha por el mundial, así como a Cooper en el liderato en constructores. Era pronto, y en realidad un espejismo, como el segundo y tercer lugar de Ferrari –tercero se clasificó Lorenzo Bandini logrando su primer podio en F1–, que tuvieron en 1962 un año sin victorias. John Surtees fue cuarto a una vuelta de distancia, y Jo Bonnier, con el Porsche 718, quinto a siete vueltas. Fueron los únicos en acabar el Gran Premio.

meta_0.jpg

Que ahora vuelve a nosotros en estas imágenes tan claras, en las que vemos a Bruce McLaren con la espalda empapada en sudor recibiendo de Rainiero III y la Princesa Grace el trofeo de vencedor, junto a John Cooper. En las que vemos a partir del minuto 6:06 el que sería el futuro trazado del circuito, con la zona de la Piscina hasta La Rascasse –que también aparece en el vídeo–, que se inauguraría para la carrera de 1973, once años después de estas imágenes: por entonces era sólo la ampliación del puerto. Un vídeo que nos devuelve a una época extinta, de seguridad precaria, pero que nos permite ver la evolución de la pista y de la competición. Quizás no todo tiempo pasado fue mejor, pero con esta calidad, lo parece.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de Perán
Espectacular.
Imagen de Kos_q
Bien por el bueno de Bruce ganando con el número 14.
Imagen de Rep68
Felicidades, otro brillante relato, y las imágenes son espectaculares, de gran calidad, y disfrutando del sonido y las imágenes..... Dejo algunos trozos de youtube: 9:20 min https://www.youtube.com/watch?v=ZqdcNi5MbS0 6:52 min https://www.youtube.com/watch?v=sCv-dIFGcd0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP