GP Austria F1 2019 en directo
Artículos SoyMotor.com

GP de China F1 2019: Mercedes aniquila a una perdida Ferrari

AmpliarLewis Hamilton celebra la victoria en el GP de China F1 2019 - SoyMotorLewis Hamilton celebra la victoria en el GP de China F1 2019

Y con Mercedes como líder sólido tras dos dobletes en las dos primeras carreras, se llegaba al Gran Premio de China, la tan remarcada carrera 1.000 del campeonato, hecho que ya matizamos aparte en otro artículo y al que nos remitimos para las alegaciones al respecto. Aun así, no dejaba de ser un momento emotivo y lleno de significado, unido a un despliegue de recuerdos por parte de los organizadores para recordarnos que, más allá de nombres, datos y reglamentos, la Formula 1 fue, es y será el mayor espectáculo del automovilismo sobre la faz de la Tierra. Con sus cosas buenas y malas, nada es comparable a ella.

Pero más allá de sentimentalismos, de algunos hermosos cascos conmemorativos –en especial el homenaje de Daniel Ricciardo a su compatriota Jack Brabham–, el frenesí del fin de semana era el mismo. Y a este llegaban con algunos cambios en sus unidades de potencia. Así, Nico Hülkenberg hacía uso del segundo motor de combustión, turbocompresor, MGU-K y MGU-H; Daniel Ricciardo y Lando Norris también estrenaban MGU-K; y por su parte, Sebastian Vettel, Charles Leclerc, Romain Grosjean y Kevin Magnussen instalaban la segunda centralita electrónica. En el caso de Leclerc, habiendo podido salvar el motor que había fallado tan dramáticamente en Baréin.

Por su parte, Mercedes traía un nuevo alerón delantero, con unos platinas laterales con un perfil curvado en su remate final que dejaba ver parte de los aletines que conforman el alerón, lo que contravendría el art. 3.3.6 del Reglamento Técnico, y que a los comisarios técnicos de la FIA no le gustó demasiado. Pese a ello, el equipo lo utilizó durante los libres, pero finalmente se vio obligado a tapar esa parte, como ya tuvieron que hacer Red Bull y Williams, ante los requerimientos de la FIA.

Y en este Gran Premio, Pirelli había puesto a disposición de los pilotos los compuestos C2 para el duro, C3 para el medio y C4 para el blando, que fue la elección más numerosa entre todos los pilotos.

 

ENTRENAMIENTOS LIBRES

La primera sesión de entrenamientos libres se celebró con periodos de sol, lo que elevaba el termómetro a los 34 grados en la pista. Pronto comenzó la actividad, aunque no para los Mercedes, que tardaron 25 minutos en probar el asfalto chino.

Los Ferrari, tras la vuelta de instalación, comenzaron con el trabajo. Se centraron en el neumático medio con exclusividad en ambos pilotos, mientras que Mercedes lo haría con el blando, opciones diversas para ambos equipos al comienzo del fin de semana. Para completar la variedad, los Red comenzaron con el duro, aunque luego cambiarían al blando –Verstappen- y al medio –Gasly–. Mayores problemas para Daniil Kvyat, que veía cómo su Toro Rosso tenía la dirección desalineada, un fallo poco visto en el tan preciso mundo de la F1. Tocó detenerse y realizar un correcto alineado.

Ante esas elecciones, los mejores tiempos iniciales fueron para los Mercedes. Eso sí, el primer tiempo marcado en la sesión fue para Robert Kubica con un tiempo de 1'41"339. Pero Lewis Hamilton, en su primera vuelta cronometrada, ya se colocó primero con un tiempo de 1'35"572, que no tardaría en mejorar al 1'35"102, que era sólo 0"043 segundos mejor que el logrado por su compañero Valtteri Bottas, con Max Verstappen a 0"275 segundos con el neumático menos prestacional. Sebastian Vettel estaba a casi tres décimas, y Charles Leclerc rozando el segundo de diferencia.

Pero eso era sólo la mitad de la sesión, en la que algunos pilotos, como Lancce Stroll, habían tenido un susto en la delicada última curva. Otros, como Antonio Giovinazzi, ni siquiera habían marcado un tiempo, debido a una pérdida de potencia del motor Ferrari de su Alfa Romeo. Para la segunda mitad, las cosas cambiaron.

Los Ferrari mostraron parte de su fuerza con un neumático peor, cuando Sebastian Vettel mejoró 1"4 segundos su anterior registro, marcando un 1'33"911 que sería definitivamente el mejor tiempo de la sesión. A partir de ahí, el resto se fue acercando, como Hamilton, que con el blando se quedó a 0"256 segundos del piloto alemán. Era una diferencia amplia, teniendo en cuenta los distintos compuestos usados. Muy cerca de Hamilton, en tercera posición, se colocó Charles Leclerc, sólo 0"049 segundos peor que su predecesor. Sin embargo, Valtteri Bottas no pudo estar más cerca que a 0"742 segundos, superado incluso por Max Verstappen, que con el blando se colocó a 0"423 segundos de Vettel.

Tras ellos debería estar Pierre Gasly, pero fue Daniel Ricciardo quien ocupaba la sexta plaza, a 1"3 segundos del líder. Kvyat recuperaba el tiempo perdido y firmaba el octavo mejor tiempo, pero por lo demás, las posiciones en la zona media eran confusas, con diferencias significativas entre los compañeros de equipo, dejando una visión poco clara de las fuerzas en esta interesante zona de la parrilla.

gp-china-2019-articulo-97-f1-soymotor.jpggp-china-2019-articulo-8-f1-soymotor.jpggp-china-2019-articulo-7-f1-soymotor.jpg

 

La segunda sesión también se disputó con clima soleado, lo que hizo que el asfalto llegase casi a los 20 grados de temperatura. Buena ocasión para probar, aunque para el domingo se anunciaba el tradicional cielo gris del circuito de Shangai. El primero en atacar la pista fue un necesitado Antonio Giovinazzi, su problema solucionado al fin.

La imagen curiosa la dejaron los Mercedes en la curva 2. Primero Hamilton con el neumático medio, y luego Bottas con el duro, realizaron un trompo casi idéntico sin más consecuencias. Las temperaturas de los neumáticos no eran las correctas. Pese a ello, Lewis Hamilton comenzó dominando los tiempos con un 1'34"226, con Charles Leclerc de nuevo pegado a la zaga del Mercedes, a 0"045 segundos, con los mismos neumáticos medios. Bottas y Vettel, con los duros, estaban bastante más retrasados, aunque dentro de las 4 décimas de desventaja. Delante de ellos, en tercer lugar, se coló Max Verstappen, con medios, pero a 0"312 segundos de los líderes.

Mientras tanto, Daniil Kvyat continuaba con un fin de semana complicado al tener que cambiar el motor de combustión, MGU-H y MGU-K de su unidad de potencia Honda, privándole de más tiempo en pista. Es el primer motor Honda que se rompe esta temporada. Luego, se sumaría un problema pasajero con el DRS. Tampoco fue una segunda sesión tranquila para Romain Grosjean, a quien la parte derecha de su alerón delantero se le descolgó justo cuando iba a afrontar la primera curva del trazado. La rotura se produjo por un bache, pero confirma cierta fragilidad en este componente del Haas.

Luego vendrían las simulaciones de vuelta rápida. El mejor tiempo provisional lo marcaba Sebastian Vettel con un 1'33"357, mientras que su compañero de equipo no tenía una buena vuelta y se veía muy retrasado. Era excesivo, y de hecho pudo deberse al problema de refrigeración que los mecánicos detectaron en su monoplaza, lo que hizo que el monegasco se perdiera el resto de la sesión. Tampoco hizo una buena vuelta, especialmente en el último sector, Lewis Hamilton, que se quedó en cuarta posición con un 1'34"037 que le dejaba a 7 décimas del mejor tiempo.

Y ese mejor tiempo, casi por sorpresa, fue para Valtteri Bottas, que superó por apenas 27 centésimas a Vettel, marcando un 1'33"330 que se convertiría en el mejor tiempo de la jornada. Los dos Mercedes rodando con el nuevo alerón delantero. Max Verstappen volvió a colocarse en posiciones delanteras, con un tercer lugar a sólo 0"221 segundos de Bottas, pero advirtiendo de su velocidad en este trazado. Sin embargo, había que tener en cuenta las malas vueltas de Hamilton y Leclerc, que caía al séptimo lugar.

El mejor del resto fue otra vez un Renault, esta vez Nico Hülkenberg a una meritoria distancia de 0"766 segundos, pero quinto. Quizás la nota que cada vez es menos sorprendente es la de ver a los McLaren en posiciones delanteras. Carlos Sainz marcó un gran registro para ser sexto, con Norris en octava posición. Ricciardo era noveno, confirmando la buena forma de los Renault, mientras que Gasly cerraba las diez primeras posiciones, de nuevo lejos de su primer referente, su compañero de equipo.

El resto estuvo muy ordenado, con Kimi Räikkönen colocando al Alfa Romeo en undécimo lugar, y tras él los dos Toro Rosso –Albon, Kvyat-, los Racing Point –Stroll, Pérez-, los Haas –Magnussen, Grosjean-, y Giovinazzi. Los últimos, como es tónica, los Williams, aunque esta vez Kubica por delante de Russell.

gp-china-2019-articulo-96-f1-soymotor.jpggp-china-2019-articulo-95-f1-soymotor.jpggp-china-2019-articulo-9-soymotor.jpg

 

Las simulaciones de carrera dejaron a los Mercedes como los mejor dispuestos. Comenzando con el blando, neumático que probaron tanto Vettel, Hamilton, Bottas, Verstappen y Gasly, fue el Hamilton el que obtuvo mejores registros de forma constante, hasta el punto de ser hipotéticamente 1"7 segundos mejor en cómputo medio respecto a Vettel, que sin embargo se vio aquejado de cierto tráfico. El de Mercedes, además, hizo su simulación al final de la sesión, con menos vueltas y menos gasolina. Bottas estaba en segundo lugar, a seis décimas de su compañero de equipo, pero aventajando en 7 décimas a Vettel. De hecho, Max Verstappen conseguía incluso mejorar los registros respecto al de Ferrari, siendo tres décimas más rápido, mientras que Gasly estaba en tiempos de Vettel. El de Ferrari podría tener más ritmo guardado.

Con el neumático medio probó Hamilton, Verstappen y Gasly, y ahí los Red Bull fueron significativamente más rápidos que el de Mercedes, con Max Verstappen medio segundo mejor que Lewis. Sin embargo, los momentos fueron distintos, con Hamilton comenzando su simulación con el medio, y los Red Bull acabándola, por lo que las cargas de combustible eran diferentes.

Finalmente, en la comparativa con el duro, sólo Vettel y Bottas lo probaron, con pocas vueltas para el de Ferrari y bastantes para el finlandés, de ahí quizás la diferencia de casi 8 décimas entre ambos. De hecho, Sebastian Vettel sólo dio cuatro vueltas con el duro por las doce de Bottas, por lo que la comparativa no era del todo precisa. De hecho, la ausencia de Charles Leclerc en pista en el momento de realizar estas simulaciones dejaba a Ferrari con menos datos que analizar, por lo que la visión era más incompleta para los italianos.

Con todo, los Ferrari se mostraban muy fuertes en las rectas del circuito chino, con los Mercedes muy superiores en curva. Sin embargo, Lewis Hamilton y Valtteri Bottas no estaban contentos con el balance del coche, especialmente el inglés. Puede que el alerón delantero que tendrían que modificar para el sábado tuviera algo que ver con ello.

La tercera sesión de entrenamientos libres, ya el sábado, se disputó con 19 grados sobre el asfalto. Y en ella, los Mercedes demostraron que estaban un paso por delante. Valtteri Bottas marcó el mejor tiempo con un 1'32"890 que sólo dejaba una duda: que Sebastian Vettel no había cuajado una vuelta perfecta, y se había quedado a 0"392 segundos. O quizás dos, porque Lewis Hamilton se había quedado en cuarta posición a 0"859 segundos de su compañero, algo que era poco creíble, por más que Hamilton se hubiese quejado del comportamiento de su W10.

La sesión llegó a un final abrupto con el accidente de Alexander Albon a poco de la conclusión de la sesión, al tocar la hierba exterior de la última curva y salir despedido hacia el muro interior del circuito, destrozando por completo su Toro Rosso, lo que le obligaba a no tomar parte en la clasificación, dado el arduo trabajo de reconstrucción que tendrían que afrontar los mecánicos. Por suerte, el trabajo de todos los equipos ya estaba hecho.

Nico Hülkenberg confirmaba la buena forma de Renault con su quinto lugar, justo delante del Alfa Romeo de Kimi Räikkönen. Extraña también la séptima posición de Max Verstappen, y más todavía que los dos Haas ocupasen la decimoséptima y decimoctava posición. Sólo en clasificación se establecería un orden claro de dónde estaba cada uno.

 

CLASIFICACIÓN

Asfalto más frío, con 34 grados, cuando comenzaba la Q1. Robert Kubica marcaría el primer tiempo, un 1’37"421 testimonial que enseguida destrozó su compañero George Russell rebajándolo en 6 décimas exactas. Sebastian Vettel era el primero de los equipos punteros en marcar un tiempo de referencia, con su 1'33"551, porque Charles Leclerc, que había marcado el tiempo justo antes, se había visto perjudicado por el tráfico al final de la vuelta. Un mal tiempo que le acabaría obligando a realizar un segundo intento.

Con la salida de los Mercedes, los tiempos empezaron a ser significativos de lo que se podría ver en la sesión. Lewis Hamilton se fue ligeramente largo en la última curva, y aun así marcaba un 1'33"115 que derrocaba a Vettel del primer lugar. Justo después, sin fallo alguno, Valtteri Bottas marcaba un 1'32"658 que le colocaba primero en ese momento y en lo que restaría de sesión.

Max Verstappen se acabaría colocando en cuarta posición, superando a Vettel, y sólo cayó a esa posición cuando en su último intento, Charles Leclerc se colocó segundo a sólo 0"054 segundos de Bottas, abriendo un hilo de esperanza de ver una lucha por la pole mucho más cerrada. Donde sí iba a ser cerrada era en el grupo medio: Nico Hülkenberg estaba sexto, y desde él al último clasificado, Lando Norris, la distancia era de apenas medio segundo.

Esos eliminados fueron Lance Stroll, de nuevo decepcionante, George Russell que finalmente superaba por sólo 0"028 segundos a Kubica, Antonio Giovinazzi, que debió abortar su vuelta y no pudo volver a salir por un problema de pérdida de potencia, y el ya sabido Albon, cuyos mecánicos seguían trabajando. El tailandés saldría en la carrera desde el carril de boxes.

La Q2 la abrieron los Mercedes, ambos con neumáticos medios, decisión estratégica que copiaron tanto los Ferrari como Max Verstappen, pero no así Pierre Gasly, que seguía adoleciendo de velocidad respecto a su compañero de equipo. De nuevo, la vuelta de Lewis Hamilton no fue buena, especialmente en el segundo sector, así que Bottas se colocó primero con un 1'31"728 que dejaba a su compañero a 0"875 segundos. Eso no significaba que los Ferrari fueran a estar cerca, porque ambos quedaron por detrás en el ámbito del medio segundo: Vettel segundo a 0"504 y Leclerc a 0"596 segundos. Hasta Max Verstappen superó a Hamilton, quedando en cuarto lugar a 0"641.

gp-china-2019-articulo-92-f1-soymotor.jpggp-china-2019-articulo-91-f1-soymotor.jpggp-china-2019-articulo-93-f1-soymotor.jpg

 

En un segundo intento, Bottas, Vettel y Verstappen colocaron los blandos, para abortar la vuelta en el último sector. Sin embargo, Hamilton colocó un medio nuevo y decidió demostrar que hasta ese momento todo había sido un error. Con su 1'31"637 se colocó primero definitivamente, superando por 0’091 segundos a su compañero de equipo. El orden parecía restablecido.

Por detrás, la pelea por pasar a la última ronda tuvo una gran intensidad. Los puestos se los adjudicaron los Renault y los Haas, que ya habían retomado sus posiciones más habituales. Nico Hülkenberg seguía siendo el mejor del resto, superando a Magnussen, Grosjean y Ricciardo, que se clasificó por apenas 22 centésimas sobre Daniil Kvyat, que sigue estando en un buen nivel. Dejó detrás a Sergio Pérez y a Kimi Räikkönen, que no pudo juntar sus mejores sectores y por primera vez en lo que va de año quedó fuera de la última ronda. Lo mismo para McLaren, que se vieron relegados a cerrar la clasificación de esta sesión, con Carlos Sainz superando con holgura a Lando Norris.

La Q3 se disputó con la pista más fría de todo el fin de semana hasta entonces, con 32 grados. Ya todos con neumático blando, fue Hamilton quien marcó la referencia con un 1'31"570, pero Valtteri Bottas lo rebajó en 7 milésimas para colocarse en la pole provisional. La lucha quedaba cerrada a los Mercedes, a tenor del primer intento del resto, ya que Vettel estaba a 0"458 segundos, Verstappen en cuarto lugar a 0"526, Leclerc detrás a 0"539 y Gasly sexto a unos llamativos 1"367 segundos respecto a Bottas, más de un segundo con Verstappen. Detrás, Hülkenberg superaba a Ricciardo, mientras los Haas sólo harían un intento.

En esa segunda ronda, la definitiva, Hamilton no logró mejorar el tiempo. Sí que mejoró Leclerc para colocarse cuarto, y Vettel para reafirmar su tercera posición, pero es que Valtteri Bottas hizo casi lo imposible, y rebajó su propio tiempo al 1'31"547 para rubricar su sexta pole position, la primera en 2019, y superar a su compañero por apenas 0"023 segundos. Era toda una declaración de intenciones del finlandés, tras una carrera anterior bastante anodina. Poca distancia también entre los Ferrari, sólo 0"017 segundos.

Max Verstappen y Pierre Gasly no pudieron tener un último intento, al ralentizar demasiado, verse superados por algunos rivales y, al necesitar espacio, encontrarse con que el tiempo había llegado a cero. El enfado de Verstappen era monumental, pero en realidad, si los coches que le seguían hubieran respetado ese pacto de caballeros que dice que al llegar al final de la vuelta no se debe superar a un compañero, sino respetar la posición, se hubieran quedado sin poder dar una última vuelta cronometrada.

Todo quedó muy ordenado en las diez primeras posiciones, con dos Mercedes, dos Ferrari, dos Red Bull, dos Renault – Ricciardo superando en el último momento a Hülkenberg por sólo 4 milésimas- y los dos Haas, que no marcaron ningún tiempo, de modo que Magnussen estaría por delante de Grosjean.

 

CARRERA

Un Gran Premio especial pero algo frío, tanto en clima como en sensaciones. La pista contaba con la más baja temperatura de todo el fin de semana, tan sólo 29 grados, que en el ambiente se traducían en 19 grados. El cielo nublado no iba a permitir que el calor llegase. Algunos actos promocionales, recuerdos, pero los pilotos de la parrilla pensaban únicamente en esta carrera, una más, tan importante como todas. Aunque Max Verstappen y Robert Kubica dieron un toque dramático en la vuelta de formación al trompear, teniendo que recuperar el terreno el holandés hasta su posición en el orden de salida.

Valtteri Bottas tenía una buena oportunidad, pero su salida no fue perfecta, y desde la zona sucia, Lewis Hamilton se emparejó con él para tomar en primera posición la eterna primera curva. El finlandés se veía además presionado por el exterior por un agresivo Sebastian Vettel, que sin embargo se equivocó en la zona elegida, teniendo que levantar y viéndose superado por Charles Leclerc, mientras que Verstappen se preparaba para atacar al alemán, que se defendió a la llegada a la curva 6.

Justo por detrás, Daniil Kvyat sufrió un ligero sobreviraje a la salida de la curva 6. Carlos Sainz estaba justo a su izquierda, y recibió el impacto de su excompañero de equipo, y luego el Toro Rosso golpeó al otro McLaren de Lando Norris, que recibió un impacto en el que su coche se levantó al entrar en contacto la rueda delantera izquierda del Toro Rosso con la trasera izquierda del McLaren. Fue un nefasto inicio de carrera para los de Woking, teniendo que pasar ambos pilotos por boxes al acabar la primera vuelta colocando los neumáticos duros. Por su parte, Kvyat recibiría una penalización de 'Drive-Through' por provocar la colisión, quizás demasiado severo, quizás consecuencia de algunos antecedentes, justo en esta pista, del piloto ruso.

El choque motivaba el coche de seguridad virtual, para recoger algunos trozos de los monoplazas. Al paso por meta, Hamilton era líder cómodo sobre Bottas, Leclerc, Vettel, Verstappen, Gasly, Ricciardo, un gran Sergio Pérez, Hülkenberg, Grosjean, Magnussen, Räikkönen, Stroll, Giovinazzi, Russell, Kubica, Kvyat, Albon, Sainz y Norris. Poco después, la carrera se relanzó. Y fue una progresiva demostración de fuerza del pentacampeón del mundo, que puede fallar o no estar cómodo puntualmente, pero que se mantiene como el mejor de todos. En la vuelta 10, ya tenía 3"2 segundos con Bottas, lo que le permitía eliminar riesgos con su compañero, 6"3 a Leclerc y 7"2 a Vettel.

gp-china-2019-articulo-6-f1-soymotor.jpggp-china-2019-articulo-3-f1-soymotor.jpggp-china-2019-articulo-94-f1-soymotor.jpg

 

Precisamente los dos Ferrari eran los que se convertían en el foco de atención. En esa vuelta, la Scuderia dio orden a Leclerc de subir el ritmo, o se verían obligados a dejar pasar a Vettel, que venía con más ritmo, siempre en zona de DRS. El monegasco no se mostraba muy conforme, pero tampoco se negaba. Al no poder separarse de su compañero, en la vuelta 11 dejó pasar a Vettel en la recta de meta. Y el tetracampeón del mundo, si bien no abrió un hueco excesivo, sí que dejó fuera de la zona de DRS a Leclerc, que se preguntaba qué iba a pasar. Esta vez, el monegasco era, por poco, más lento.

El problema de esta lucha interna fue que Verstappen no se quedó lejos, y al holandés no se le puede dar ni una oportunidad. Por eso, en la vuelta 18, entró a boxes para superar a Leclerc, colocando los neumáticos duros. Ferrari tenía que decidir a cuál de sus pilotos proteger del ataque. La opción, como habían venido anunciando, fue llamar a Vettel a boxes, colocar los neumáticos duros, y conseguir salir por poco delante de Verstappen. Tan poco, que en la vuelta 21, el holandés lanzó el coche en la penúltima curva. Por un momento planeó en el aire un nuevo toque como en 2018, pero esta vez el alemán, que vio el movimiento, abrió la puerta, aprovechó la mejor tracción, asfixió al holandés hacia el exterior, y recuperó la cuarta posición real, tercera virtual. A partir de ahí, comenzó a escaparse.

Con los perseguidores ya con la parada realizada, Mercedes llamó a Bottas en la vuelta 23 y a Hamilton en la 24, ambos con neumáticos duros. Eso no gustó a Lewis, al ver cómo Bottas había empezado a acercarse. En la misma vuelta que Hamilton paró Leclerc, y este sí que perdió la posición con Max Verstappen, con once segundos de desventaja. Al monegasco le tocaba remontar y enfrentarse a quien está llamado a ser su rival del futuro.

Bottas se aproximó hasta los 1"4 segundos, pero no bajó jamás de ahí. Hamilton dejó clara su supremacía y comenzó a aumentar la distancia con facilidad. En esos momentos, la única emoción en la carrera era la preciosa lucha que tenían Kevin Magnussen y Kimi Räikkönen, el finlandés ganado la partida al danés, y cuajando una buena carrera que ya le colocaba en los puntos. También Leclerc se iba acercando progresivamente a Verstappen, y pronto iba a llegar a su zaga. Red Bull valoró la situación, y en la vuelta 35 llamó a Max a boxes para colocarle los medios. Vettel le replicó en la siguiente, aunque su ventaja era suficiente, pero de esperar más vueltas el podio podría haber estado en peligro. Y como la situación estaba controlada, Mercedes se permitió ejecutar una doble parada en la vuelta 37, Hamilton y Bottas colocando el medio. El problema es que Leclerc se había colocado segundo entre ambos.

Problema relativo, sólo para Bottas. El monegasco ejecutó una férrea defensa, preciosa dentro de la legalidad, que sólo duró una vuelta, de la 38 a la 39, momento en el que el Mercedes le superó en la larga recta del circuito chino. Vettel apenas había podido acercarse. Sí que lo hizo rápidamente a su compañero, que le dejó pasar en la vuelta 42, y al acabar la misma y comenzar la 43, Leclerc pasó por última vez por los boxes. Podría haber valorado colocar el blando, pero Ferrari no quiso arriesgar y colocó el medio: salió quinto a 14 segundos de Verstappen, a quien llegar se convertía casi en misión imposible.

gp-china-2019-articulo-5-f1-soymotor_0.jpggp-china-2019-articulo-2-f1-soymotor.jpggp-china-2019-articulo-4-f1-soymotor.jpg

 

Y así, en la carrera 1.000, Lewis Hamilton logró la 75ª victoria de su carrera deportiva. Esta vez sí, por méritos propios, absolutamente intocable donde cuenta: en la carrera. Mercedes demostró así que lo intuido el viernes era real, una diferencia de rendimiento con los Ferrari muy amplia, lo que deja en el alero las dudas lanzadas por el equipo alemán sobre la supuesta superioridad de los italianos. La superioridad es suya, de nuevo. Podrá variar en algunos circuitos, pero con este coche y este piloto, y tras lo visto en las tres primeras carreras, el resto tendrá que mejorar mucho como para poner en aprietos a Mercedes y Hamilton. Tres dobletes.

Bottas fue el que volvió a completar ese doblete. El finlandés estuvo brillante todo el fin de semana salvo en un momento: la salida. A partir de ahí, la fuerza mostrada se evaporó y se vio doblegado por su compañero. Lo intentó, no se rindió tratando de acercarse de nuevo, pero era una quimera en este día. Tocaba volver a recoger un buen segundo lugar, y reflexionar sobre los pocos errores cometidos. Porque a día de hoy, Bottas es el único que se vislumbra como posible incordio para Hamilton, con lo que eso significa para el campeonato.

Tercero llegó Vettel, impotente ante el rendimiento de los Mercedes. Consigue el primer podio del año, pero eso no sacia una sed que es ya demasiado intensa, y que se mezcla con aguas turbias que empiezan a nublar a Ferrari. O que algunos quieren que la nublen. Tal y como Leclerc incumplió –e hizo bien- las órdenes de equipo en Baréin, y se mostró más rápido, en China no lo era: ni al inicio, ni cuando teniendo ambos los duros, pero más jóvenes los de Leclerc, era Vettel el más rápido. No por mucho, no lo suficiente como para plantear serias amenazas a los líderes, pero en este Gran Premio era la mejor opción para la Scuderia. La carrera de Sebastian fue correcta, con un esperanzador destello en su lucha con Verstappen. Quizás enterrar al alemán es excesivo a estas alturas. Leclerc llegó en quinto lugar, y aunque sigue mostrando su inagotable talento, su mal disimulada paciencia coloca a la Scuderia en una situación tensa y compleja. Quizás sería mejor para todas las partes centrarse en el coche, tratar de mejorarlo, y abandonar órdenes, escalafones y otras preocupaciones que no sean la de alcanzar a Mercedes.

Cuarto llegó Max Verstappen, que acabó donde no debía, pero logró lo que pretendía. Al holandés le falta coche, pero lleva un inicio de año intachable, maximizando todas y cada una de las opciones que se le presentan. Lo intentó, pero lo único que fue capaz de hacer fue aprovechar la víctima propiciatoria en que se convirtió Leclerc, y mantenerlo ahí el resto de la carrera. Red Bull debe mejorar, y lo harán. Mientras tanto, Pierre Gasly hizo la vuelta rápida en la penúltima vuelta, con un 1'34"742 que superaba por poco la de Vettel. Es la primera vuelta rápida para el piloto francés, y la primera para Honda en este regreso. Pero Gasly tiene que mejorar mucho. Su distancia con Verstappen es inasumible.

Séptimo, y primero del resto pero también de los doblados, llegó Daniel Ricciardo, dando los puntos a Renault en un día que apuntaba a un mejor resultado conjunto, pero que fue imposible por la retirada de Hülkenberg en la vuelta 16 por problemas eléctricos. El equipo empieza a mostrarse como el mejor del resto, pero sigue estando muy lejos, y no se ha observado una gran evolución desde el año pasado: querían estar cerca de Red Bull, y no lo han conseguido.

Excelente el octavo puesto de Sergio Pérez, en una pista que no era nada favorable para el Racing Point, pero el oficio del mexicano logró extraer algo del monoplaza y conseguir unos buenos puntos. No como Lance Stroll, que con mejor monoplaza esperaba estar en mejores posiciones, y languideció en duodécima posición. Igualmente, el noveno de Kimi Räikkönen fue muy meritorio, logrando otra vez puntos para Alfa Romeo, en un día en el que no esperaban lograrlo. El finlandés saca lo mejor del coche, porque Giovinazzi tuvo un mal fin de semana que se rubricó con el decimoquinto puesto final. Se esperaba algo más del italiano, hasta ahora muy gris.

El último punto fue para Alexander Albon, con una carrera brillantísima, si bien de no tener que retirarse Daniil Kvyat, además de la penalización recibida, probablemente el ruso habría estado en estas posiciones. Pero eso son condicionales. Albon hizo una carrera memorable desde los boxes al décimo lugar, con una estrategia valiente a una parada y una conducción equilibrada entre la velocidad y conservar, y vuelve a puntuar en un inicio de año muy destacable. Fuera de los puntos, los dos Haas, con Grosjean undécimo y Magnussen decimotercero, con una carrera muy plana por parte de ambos. Apuntaban mejores maneras a priori.

Mala suerte para McLaren en la salida, y tras eso, otra carrera a la contra para Carlos Sainz, que acabó en decimocuarta posición. No se juntan las cosas para el español, aquejado por mala fortuna en las tres carreras disputadas, cuando podría haber optado a algo más. El McLaren parece funcionar mejor que el año pasado, así que al final los resultados tendrán que llegar. Últimos, por supuesto, los Williams, y otra vez Russell superando ostentosamente a Kubica en meta.

Lewis Hamilton ya es líder del mundial con 68 puntos, 6 más que Bottas. Y Mercedes suma el pleno de 130 puntos, que casi duplica ya a Ferrari, segunda con 73 puntos. En la tercera carrera. De hecho, Max Verstappen es tercero en el campeonato, por delante de Vettel y de Leclerc. Así que cuando la F1 se va a acercar a Europa, nada ha cambiado. Hay una fuerza dominante, pese a los falsos peros de su director deportivo. ¿Hay alguien capaz de parar a Mercedes este año?

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de GV27
Excelente artículo José Miguel, sin fanatismos. Un saludo
  • 0
  • 1
Imagen de Blacklabelbiko
Excelente como dice VET, esto es periodismo deportivo IMPARCIAL , ética profesional, respetuoso con sus lectores, como debe de ser.
  • 1
  • 2
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP