Hamilton se lleva la victoria por el sector final

Análisis GP Abu Dabi F1 2019: la zona mágica de Hamilton

Verstappen aguanta en la segunda posición; nueva carrera complicada para Ferrari

Carrera a una parada con dos como alternativa

Sainz acaba sexto en el campeonato

AmpliarAnálisis GP Abu Dabi F1 2019: la zona mágica de Hamilton - SoyMotor.comAnálisis GP Abu Dabi F1 2019: la zona mágica de Hamilton

Para la última carrera de la temporada 2019, ambos títulos mundiales de Fórmula 1 estaban decididos, pero varios puestos de las clasificaciones quedaban por definirse y el orgullo de algunos pilotos que no tuvieron su mejor año en esta categoría. Mercedes siempre ha dominado en Yas Marina durante la era híbrida y de nuevo, en este 2019 volvieron a mostrar su superioridad. Hamilton dominó la prueba, consiguiendo la victoria y la vuelta rápida para firmar otro Grand Chelem y Bottas, quien partía desde la última posición por haber usado dos unidades de potencia diferentes este fin de semana, se quedó a menos de un segundo del podio al final de la prueba. Los pilotos que acompañaron a Hamilton en lo más alto fueron Verstappen y Leclerc, sin opciones de pelear ninguna posición mejor.

Puedes leer aquí la crónica de la carrera.

Éstas fueron las condiciones en las que se desarrolló la carrera:

condiciones_meteo_68.png

La carrera se desarrolló en horario de tarde, en el momento en que llegaba la noche, lo que supuso un inicio de día y una fase final de carrera ya bajo los focos. Las temperaturas, en consecuencia, bajaron a medida que la luz se iba yendo, en una manera muy similar, pues fueron muy similares a lo largo de la carrera y la humedad se elevó en la segunda parte de la carrera. Todo ello dejó como consecuencia una pérdida de velocidad en pista, que se hizo más acusada al final de la carrera cuando los coches llevaban neumáticos más usados. 

La siguiente imagen recoge la situación de los pilotos del Top durante la carrera:

race_speed_28.png

 

Éstas fueron las posiciones que ocuparon a lo largo de la carrera:

position_chart_74.png

La sesión se desarrolló en su totalidad en bandera verde, sin ninguna interrupción y casi sin banderas amarillas locales. Esto, unido a que fuera una carrera a una parada, supuso que fuera una prueba muy rítmica, en la que todo dependía del ritmo, la velocidad y la gestión de neumático a lo largo de las vueltas.

Éste fue el ritmo por vuelta mostrado en la carrera por los diferentes pilotos:

ritmo_carrera_73.png

Hamilton fue la referencia en pista y el auténtico dominador gracias a una zona clave y mágica para él, la zona final, el tercer sector, y en concreto, el paso de curva 11 a la 14 y de la 17 a curva 19. Un tramo que le llevó a tener las tres décimas finales sobre Verstappen, un piloto que estaba en su ritmo hasta la llegada a la 11, apenas dos centésimas, y que desde ahí cedió todo el tiempo. Leclerc con el Ferrari volvía a ser el más rápido a la llegada a este punto, en torno a una décima, pero como pasara en clasificación, la zona final les suponía cinco décimas y un enorme tiempo que no eran capaces de recuperar. Bottas, que salía desde la última posición, avanzó muchos lugares en carrera y tuvo un ritmo muy similar al de Verstappen y Leclerc, colocados los tres en dos centésimas. Vettel, por su parte, estuvo una décima más atrás, cedida en la zona final también, un punto que le costó incluso más que a Leclerc. Albon, muy descolgado en las zonas lentas, casi un segundo sobre Verstappen, cerró el grupo.

La zona media estuvo un poco más alejada en esta ocasión, con la gran diferencia de la vía de carrera, a una o dos paradas. Como era normal, los pilotos que fueron a dos paradas tuvieron un mejor ritmo, puesto que esta estrategia prioriza el ritmo y la velocidad en lugar de la posición que entrega la carrera a una parada. Ahí Ricciardo y Sainz estuvieron en una décima al final de la vuelta, que dejaba en nada las tres décimas que el McLaren conseguía en el primer tramo por su mayor velocidad en las curvas 1, 2 y 3, pero que cedía en la zona final sobre Ricciardo, el mejor de esta zona. Kvyat era el primero de los que fueron a una sola parada, en el mismo ritmo que Pérez, también con distinta producción, Pérez conseguida gracias a la velocidad en recta y Kvyat por su comportamiento en la zona lenta. Dos pilotos muy rápidos al final de la carrera y que superaron a Norris y Hülkenberg, muy unidos en toda la prueba, con unas diferencias muy reducidas en los sectores.

Un poco más atrás estuvieron Gasly, un piloto que hizo toda la carrera con el neumático blando, y que, en consecuencia, cedió tiempo sobre Kvyat en la zona central, en especial entre las curvas 5-7 y 8-9. Alfa Romeo llegó en esta zona con sus dos pilotos, Giovinazzi en una carrera a dos paradas que no terminó de darle resultado y Raikkonen a una, a cinco décimas del grupo y que volvía a mostrar los problemas que habían surgido en curva lenta. Haas, una vez más, se colocó al fondo del grupo, ya en el 1'45", ambos en el mismo ritmo, con una misma estrategia de neumático, separados por muy pequeñas diferencias, apenas cuatro centésimas, pero que les llevaban a abrir una gran distancia sobre la cabeza, en torno a seis décimas también en las zonas lentas de la parte central, por los problemas que siguen arrastrando en el grip. Cerró Williams, una vez más, con más problemas de ritmo y de velocidad máxima, causados por el drag y la falta de agarre que sigue mostrando su coche.

A continuación, tenemos el ritmo por sectores de cada piloto:

ritmo_sectorial_20.png

El sector más relevante fue el primero, donde los dos Ferrari son los más rápidos. En este sector hay un gran tramo de gas a fondo, con tres curvas sucesivas de alta velocidad, donde la aerodinámica actúa y el Ferrari consigue las primeras posiciones ya que puede aprovechar la potencia de su motor, apenas una décima por delante de los Mercedes y los Red Bull en este sector, tiempo insuficiente comparado con lo que pierde en la parte final de Yas Marina. En la zona media, Sainz es el más rápido y los Haas y Alfa Romeo ascienden a las posiciones de media tabla, ya que consiguen aprovechar la potencia de su motor Ferrari por la carga aerodinámica que han montado, consiguiendo pasar con mayor velocidad en este tramo que los Renault, Williams y Toro Rosso. A los Toro Rosso les falta potencia para ganar velocidad en largos tramos con el pie a tabla y a los Renault les falta mucho apoyo aerodinámico que les ha condenado frente a McLaren en la pelea por ser el cuarto equipo.

En el segundo sector, tenemos mucha igualdad entre los pilotos de cabeza, donde podemos ver en la misma décima a los Ferrari acompañados por Hamilton y Verstappen ya que nos encontramos en un sector con dos largas rectas y fuertes frenadas donde se reducen las diferencias por la alta carga que llevan los equipos de cabeza para favorecer el paso por el tercer sector, que es donde sale el tiempo de vuelta. A pesar de que Ferrari tiene el motor más potente, Verstappen consigue rodar en tiempos muy similares, permitiendo que consiga el piloto holandés la segunda posición en carrera gracias a su velocidad en curva lenta. Albon, sin embargo, perdió en este tramo tiempo de nuevo y Ricciardo, Sainz y Kvyat lograron tener mayor velocidad que el piloto de Red Bull, quien se quedó a cuatro décimas del ritmo de la cabeza en este tramo. La zona media vuelve a estar muy igualada, ocupando las zonas centrales de la tabla de tiempos los McLaren, Renault, Racing Point, Alfa y Toro Rosso; mientras que al fondo se quedan los Haas y los Williams, los dos peores equipos del año con grandes problemas en el diseño de sus monoplazas.

La tercera zona fue la más importante de Abu Dabi, un tramo que hizo las auténticas diferencias por su composición y que tuvo en el complejo de las curvas 11-14 y 17-19 dos auténticas claves. Hamilton consiguió tres décimas muy importantes que le dieron toda la ventaja en carrera sobre su compañero y Verstappen, que volvió a mostrar la buena velocidad del Red Bull en curva lenta. Ferrari cedía mucho tiempo, cinco décimas sobre Mercedes y dos sobre Verstappen, por los problemas que ha arrastrado a lo largo de todo el año. En la zona media Ricciardo fue el más rápido al tener dos tandas con el neumático blando, una opción que ofrecía algo más de grip que el medio. Norris se quedaba a una décima, cerca de los Toro Rosso, un equipo que ha vuelto a mostrar una gran velocidad en curva lenta. Hülkenberg estaba un poco más atrás, en ritmo de Pérez y Sainz, un coche que no terminó de trabajar bien en esta zona a lo largo de todo el fin de semana gracias al menor ala que había llevado. Tras ellos estuvieron en apenas dos décimas los pilotos de Alfa Romeo y de Haas, dos equipos que mostraron un mismo problema de falta de velocidad en curva lenta y de grip, cerrando Williams.

Y éste fue el ritmo intermedio de cada tanda:

ritmo_tanda_1_12.png

En la primera parte de la carrera, Hamilton consiguió rápido ampliar su margen respecto a sus perseguidores y acabó entrando en boxes a cambiar ruedas cuando Verstappen ya lo había hecho para asegurarse salir en la primera posición al poner el duro y llegar hasta el final de la prueba liderando todas las vueltas. El ritmo del piloto de Mercedes fue 0,5 segundos superior al de Verstappen y Leclerc en la primera parte de la carrera, donde quizás el piloto de Red Bull se vio frenado por Charles quien consiguió adelantarlo en la salida y se mantuvo varias vueltas por delante de Max. A más de 1,2 segundos del ritmo de Hamilton aparece Vettel con el blando, neumático que duró muy pocos giros al principio de la prueba y dejó sin opciones a Sebastian para pelear por el podio, ya que su diferencia con los pilotos de cabeza es demasiado grande en esta parte inicial de la prueba. A 0,1 segundos del ritmo de Vettel se quedó Bottas aún rodeado de pilotos de la zona media y sin poder usar el DRS para adelantarlos en los primeros giros por un fallo técnico. A 0,2 segundos de Vettel se quedó Albon quien volvió a mostrar la diferencia que hay entre Verstappen y el resto de pilotos que han pasado por Red Bull y Toro Rosso este año, pues apenas pueden luchar con Ferrari y Mercedes cuando tienen problemas.

En la zona media, los Toro Rosso fueron los más rápidos al realizar tandas muy largas con el duro, acumulando más de 40 vueltas seguidas con este compuesto y se quedaron a 1,9 segundos y 2,1 segundos respecto al ritmo de la cabeza. Perez fue el siguiente piloto más rápido, con una larga tanda usando el medio de 37 vueltas que le situó a 2,2 segundos de Hamilton por vuelta y le permitió llegar bien posicionado a la zona de puntos antes de hacer su cambio de ruedas, tras una clasificación no muy satisfactoria para los Racing Point. Tras estos pilotos se sitúan los Renault y los McLaren, los pilotos que comenzaron con el neumático blando en carrera y que pararon en las 20 primeras vueltas para cambiar al duro. Al fondo de la tabla aparecen los Alfa Romeo, Haas, Williams y Stroll, pilotos que no consiguieron tener ritmo en la primera mitad de la carrera y les dejó sin opciones de pelear por los puntos al final de la misma.

ritmo_tanda_2_11.png

ritmo_tanda_3_11.png

En la segunda mitad de la carrera es donde se muestra el verdadero potencial de los Mercedes en Yas Marina, ya que es donde más vueltas pudieron realizar con pista limpia ambos pilotos y es aquí donde podemos ver que se ponen al frente de la tabla de tiempos, con Bottas llegando a ser más rápido que Hamilton quien tenía demasiado margen con sus perseguidores y se quedó gestionando las gomas y el combustible para llegar sin problemas al final de la carrera. Verstappen fue el único piloto que se les acercó en esta parte de la carrera con el duro, ya que Leclerc y Albon cayeron a más de 1,6 segundos del ritmo de Bottas, situándose en tiempos similares a los de Kvyat y Perez quienes consiguieron alcanzar los puntos gracias a los ritmos mostrados en estas dos tandas en carrera. 

Detrás de ellos se quedó Vettel a 2 segundos del ritmo de Bottas a quien no pudo parar, seguido por Raikkonen, Russell, los pilotos de Renault, McLaren y Haas que estuvieron separados por 0,8 segundos entre ellos. Los más lentos fueron Stroll, Kubica y Giovinazzi quienes acabaron ocupando las posiciones más retrasadas del grupo. Algunos de estos pilotos, como hemos visto, tuvieron ritmos alejados de sus rivales, demasiado pobres y optaron por realizar un segundo paso por el Pit Lane para quitarse el duro que tan malos resultados les estaba dando. 

De esta manera, entraron por segunda vez los Ferrari llegando a rodar en ritmos similares al de los Mercedes en 1'41" medios para mantener el podio en manos de Leclerc y la quinta posición para Vettel, quien no pudo aguantar a Bottas. Detrás, también pararon Ricciardo y Sainz ya que veían que no podían aguantar la velocidad con la que llegaban Kvyat y Perez, que les iban a dejar sin puntuar en esta última carrera. Con el cambio de ruedas, Ricciardo ganó mucha velocidad con el blando, pero se quedó a las puertas de la P10 que sí que consiguió Sainz en la última vuelta, ganado la posición a Nico Hülkenberg. Giovinazzi y Stroll pararon una segunda vez, pero no consiguieron solucionar sus problemas y se quedaron lejos de sus objetivos.

calidad_ritmo_carrera_22.png

El Delta medio de gestión en carrera fue del 7,3% siendo unos 7,5 segundos más lentos en carrera que en la clasificación ya que nos encontrábamos en un circuito donde el agarre es muy importante en el último sector y hay curvas rápidas en el tramo inicial del circuito que pueden desgastar las gomas. Por la preocupación de tener el apoyo necesario en las zonas de tracción y la dificultad que hay para adelantar en Yas Marina, los pilotos pudieron rodar lentos para asegurarse la estrategia a una parada sin dañar las gomas. Los pilotos que más tiempo perdieron en carrera respecto a la clasificación fueron Stroll, por tener muchos problemas desde el inicio tras el toque con Gasly; y los McLaren y Hülkenberg, quienes consiguieron llegar a la Q3 el sábado, pero que acabaron cediendo posiciones en carrera por falta de ritmo con el duro, lo que les llevó a pelear por la 10ª plaza entre Sainz y Hülkenberg, mientras que Norris acabó diciendo la 7ª posición a Perez en el último giro. Los que menos tiempo perdieron en carrera fueron los Alfa Romeo, Williams y Grosjean, pilotos que tuvieron una mala actuación el sábado y que se dejaron unos 7 segundos en carrera, pero que no les valió para acercarse a los puntos. Tras ellos, aparecen los dos pilotos de Ferrari, en lo que fue un mal fin de semana para ellos, pues, aunque acabasen subiendo a un piloto al podio, saben que fueron el tercer coche en Abu Dabi, pues Bottas se quedó a 1 segundo de Leclerc saliendo desde la 20ª posición, y ninguno de los Ferrari pudo pelear con Hamilton o Verstappen.


ESTRATEGIAS 

Las pruebas realizadas en la jornada del viernes mostraron una situación muy estable en torno a los neumáticos. La opción blanda era rápida a una vuelta, no en carrera, en la que el medio y duro se mostraban como buenas opciones, y el bajo número de vueltas que había que dar llevaba a que la prueba se fuera a hacer a una sola parada, en base a estas dos opciones. Una de las estrategias más claras en las últimas carreras, pero que no estaba decidida, ni mucho menos, pues había espacio para otros recursos. Estos eran los neumáticos que tenían los equipos para la carrera:

neumaticos_tras_q_12.png

Los equipos mantenían un set de duros nuevo, salvo los dos Haas que lo tenían ya usado, un set de medios también nuevo, dos en el caso de los Williams y Grosjean, sólo Leclerc y Albon lo habían usado ya como opción de inicio para la carrera y varios sets nuevos de blandos, que para la carrera iban a tener un peso mucho más reducido. Este fue el comportamiento de los neumáticos.

neumaticos_45.png

Como se mostraba en las pruebas del viernes, dos fueron los neumáticos válidos para la carrera, el medio y el duro. La opción blanda tuvo una degradación bastante marcada, que llevaba a que no fuera del todo válida y que sólo se usara en nueve ocasiones, muchas de ellas en inicio, lo que dejaba a que el medio y el duro fueran las protagonistas, ambas con un rendimiento bastante similar, diferencias de gestión mediante, y que pudieron llevar la carrera al escenario de una parada.

Éstas fueron las estrategias que siguieron los equipos y la ventana de paradas a lo largo de la carrera:

ventana_paradas_30.png

En esta carrera no hubo ni una estrategia predominante ni una ventana clara de paradas en boxes. Los que fueron a una parada pivotaron su estrategia en torno al duro, al que llegaban desde el blando, como era el caso de los que habían colocado neumático blando de salida, o desde el medio, camino que siguieron el resto de pilotos, salvo Kvyat y los Williams, que iban a una contra-estrategia. El momento de la parada en boxes era determinante, si se hacía antes de la vuelta 15 se mandaba a una vía de carrera de dos paradas, que sólo eludieron Albon, Norris y Gasly, y si se hacía después de esta vuelta ya se hacía a una sola parada, ya que el duro llegaba con suficiente margen al final. E incluso el medio, una opción que buscó Hülkenberg y que le dio opciones de llegar a la novena plaza. 

Puedes ver aquí el análisis de Mario Isola sobre la carrera.


SALIDA

La parrilla es cruzada, atravesando las dos zonas de la parrilla, por lo que los niveles de agarre en la salida son bastante similares. Suele estar bastante sucia por la presencia de polvo y arena de las zonas colindantes, por lo que tracción inicial no es tan buena como en otros circuitos. La distancia hasta la primera curva es bastante corta, de apenas 260 metros, lo que dificulta en gran medida las opciones de adelantamiento, registrando muy pocas variaciones de manera regular, pero si toques que en algunos casos suponen el final de la carrera. Es en las rectas donde se producen los adelantamientos, tanto en el primer como en el segundo tramo. En el resto del circuito hay escasas oportunidades de adelantamiento. Esto fue lo que sucedió en la salida.

start_chart_15.png

La primera vuelta de carrera fue muy activa y dinámica. Magnussen, Bottas y los Alfa fueron los que más lugares pudieron avanzar, con cinco en los dos primeros casos y tres en el equipo suizo, y que, junto a Leclerc, Sainz y Kubica completaron los 19 cambios que se registraron en esta primera vuelta. Cambios que se produjeron a costa sobre todo de Gasly, un piloto que cedió nueve lugares por un toque con Stroll y que vio cómo desde el primer giro su carrera quedaba arruinada. También su compañero perdió lugares, con tres, Grosjean perdió dos y Stroll, Russell, Verstappen y los Renault cedieron un puesto.

Desde ahí se produjeron un total de 48 adelantamientos, la mitad de ellos con DRS, a pesar de que durante una gran parte de la carrera no estuvieron operativos por un problema con el Loop o el Decoder identificativo. Bottas fue el que más avanzó, con nueve, Sainz también recuperó muchas posiciones, con un total de siete, quedando el resto por debajo de los cuatro adelantamientos. En cuanto a los cambios totales de posición se quedaron en 235, recogidos prácticamente a lo largo de las vueltas, y muy relacionados con la fase de paradas en boxes, tanto al comienzo como al final de la carrera.


EVOLUCIÓN DE LA CARRERA

La carrera como siempre estuvo dividida en dos grandes bloques, el grupo de cabeza con Mercedes, Ferrari y Red Bull y la zona media con el resto de equipos. En el grupo de cabeza destacaba el cambio de motor de Bottas que le llevaba a ser último en parrilla, y que suponían que Hamilton, Verstappen y los Ferrari se ubicaran en los cuatro primeros lugares. En la zona media Norris era la referencia, al salir en sexto lugar, el mejor de esta zona, Ricciardo y Sainz estaban en la cuarta fila, con Hülkenberg también muy cerca. Los Racing Point y Toro Rosso empezarían tras ellos, dejando las siguientes posiciones a Haas, Alfa Romeo y Williams. Esta fue la evolución de posiciones en la carrera.

gap_chart_22.png

La primera vuelta no ofreció grandes cambios en el grupo de cabeza, Hamilton mantenía la posición, Leclerc adelantaba a Verstappen por el segundo lugar, Vettel estaba cuarto y Albon quinto, posiciones estables y bloqueadas que no cambiaban en las diez primeras vueltas, no los gaps, que sí iban cambiando. El momento clave llegó en la primera parada. Se había marcado la vuelta 15 como el punto diferenciador, si se entraba antes se iba a obligar a tener que volver a parar al final y si no se paraba se podía completar la carrera a una parada. Los Ferrari pararon, los dos en la misma vuelta, para colocar neumático duro, una opción un tanto incomprensible, sobre todo en el caso de Leclerc, que tenía un neumático medio con el que debería dar más vueltas que el blando de Vettel. Los Mercedes y Verstappen no paraban, lo que dejaba para la segunda parte de la carrera una situación mucho más estable en los tres primeros y muy similar entre Vettel, Albon y Bottas. Ya a partir de la vuelta 25 Verstappen paraba y salía por detrás de Leclerc, pero durante muy poco tiempo, ya que la ventaja de neumático le hacía recuperar pronto la posición. Luego lo hacían los Mercedes, primero Hamilton al poco de Verstappen para cubrir un undercut, y Bottas más tarde. Hamilton y Verstappen tenían su posición cubierta y terreno libre para llegar al final, los Ferrari no. Vuelta a vuelta iban perdiendo tiempo, sus neumáticos estaban más degradados y sus tiempos eran más elevados, lo que les obligaba a tener que volver a parar. Leclerc podía mantener su lugar en el podio, por poco al final, Vettel adelantaba en los últimos giros a Albon, ya sin nada que hacer sobre Bottas. Una 2ª y una 4ª posición tirada y un podio cerca de peligrar por un exceso de proactividad, el problema de asincronía que ha llevado Ferrari a lo largo de todo el año, siempre fuera de tono.

En la zona media la lucha entre McLaren y Renault fue muy cerrada, como muy pocas veces se recuerda, una carrera de posición que los llevó a formar un solo grupo y que pivotó la zona media, con Kvyat y Pérez como amenazas por delante y los Haas y Alfa por detrás. Muy parejos, tanto a una vuelta como en carrera, los movimientos que realizaron acabaron en una convergencia de posición. Norris paraba el primero, luego lo hacía Ricciardo, Sainz respondía y era Hülkenberg el que aguantaba unas vueltas más, referencia en un grupo de Vettel, Albon y Bottas desde la vuelta 13 a la 18 por el problema técnico del DRS, hasta la vuelta 18. Desde aquí, en las siguientes veinte vueltas los dos coches de McLaren y Renault fueron uno. Sólo Kvyat y Pérez, con neumático duro y medio, respectivamente, seguían en pista, lo que iba a suponer una amenaza final en los últimos 15 giros de la carrera. Pérez, siempre al filo de la ventana, paraba, colocaba neumático duro y con una gran velocidad en las vueltas finales iba atravesando el grupo, adelantando a Sainz, Hülkenberg y Ricciardo y en una pugna directa con Norris en las vueltas finales, que sólo pudo dejar atrás en el último giro. Kvyat, que había salido con el neumático duro, esperaba hasta la vuelta 40 para meter el medio y atacar en los giros finales, superando a Sainz y Ricciardo primero y a Hülkenberg unas vueltas más tarde. En consecuencia, visto que mantenerse en pista no era opción, Sainz y McLaren optaron por ir a boxes, meter medio y atacar en los giros finales de carrera, lo que les permitió recuperar la P10 en el último giro, por delante de los Renault, que acabaron en 11ª y 12ª posición. Una lucha que puso en evidencia dos cosas, que lo importante es la carrera, no llegar a la Q3 y que siempre hay que tener un plan de reacción previsto.

Lejos de este grupo quedaron los pilotos de Alfa Romeo y Haas. Räikkönen y Magnussen tuvieron una lucha muy directa durante casi toda la carrera, siempre muy parejos, y con una estrategia similar, a una parada entre medio y duro, que se decantó para Raikkonen por el grip extra que mantuvo en las vueltas finales, Grosjean estuvo un poco más atrás, con ritmo, pero con una fase inicial de la carrera y una lucha con Giovinazzi que le costó mucho tiempo. Un piloto italiano que estuvo tras su estela, el primero que paró, sin un buen resultado, junto con Stroll, antes de la vuelta 10. Cerraron los Williams y Gasly, envuelto en un problema en el primer giro de la carrera, que supuso el final de todas sus opciones en esta carrera.

 

PARADAS EN BOXES

Ésta fue la situación de los equipos en las paradas en boxes:

paradas_boxes_18.png

Red Bull volvió a mostrar el gran trabajo que hacen cambiando ruedas y consiguieron ser los más rápidos con Verstappen, parando el crono en 2,06 segundos para hacer la parada más rápida de la carrera. Tras ellos se quedó Mercedes con el cambio de ruedas de Bottas que le ayudó a ganar posiciones por la estrategia. En Ferrari optaron por dos paradas en sus dos coches y ambas las realizaron en la misma vuelta, provocando que Leclerc pudiera hacer un undercut a sus rivales, que no llegó a salir bien, y que Vettel perdiese tiempo en boxes por acumular demasiado trabajo los mecánicos en un corto periodo de tiempo. McLaren también realizó dos paradas en Sainz y la segunda fue la tercera mejor parada de la carrera, volviendo a mostrar la mejora que han hecho esta temporada en el equipo naranja en esta fase de la carrera.

Finalmente, el Campeonato de Pit Stops ha sido para Red Bull, quien ha conseguido este año hacer varios récords en la parada, llegando a bajar el tiempo a 1,8 segundos. Tras ellos se han quedado los Williams, que han sido en el único aspecto de la competición que han destacado para bien. Ferrari ha sido el tercer mejor equipo este año, mejorando en este aspecto y demostrando el esfuerzo que hacen sus mecánicos para no fallar en momentos importantes, aunque sí que se han visto errores en esta temporada que deben de seguir solucionando en la escudería italiana. Mercedes se ha quedado por detrás, ganando en la zona media a McLaren, Toro Rosso y Renault quienes han sumado más de 100 puntos este año. Al final, los equipos más lentos han sido los Haas, Alfa Romeo y Racing Point, quienes tendrán que trabajar para mejorar el tiempo del cambio de ruedas de cara a la próxima temporada.


SITUACIÓN DEL CAMPEONATO

Tras la carrera celebrada en Abu Dabi de esta manera queda el campeonato:

campeonato_37.png

Ya llegamos a la última cita con los dos Campeonatos decididos, donde Mercedes ha conseguido un doblete en el Mundial de Pilotos y Hamilton ha conseguido su sexto título mundial. Uno de los mayores duelos que quedaban para esta carrera era la de decidir el tercer mejor piloto de la temporada que ha sido para Verstappen tras subirse una vez más al podio, superando a los dos Ferrari en la clasificación final. Leclerc se ha tenido que conformar con quedar por delante tan solo de Vettel. Tras ellos ha conseguido quedar en sexto lugar Sainz, gracias al punto conseguido en Abu Dabi, logrando su mejor clasificación en Fórmula 1, siendo el primero de la zona media con 96 puntos y ganando a los dos pilotos que han competido como segundo hombre de Red Bull este año, a Gasly y a Albon. Por detrás, lejos, quedan Ricciardo quien ha aguantado la novena plaza frente a Perez que ha conseguido superar en el Mundial a Norris, formando una zona muy apretada en el Campeonato. Raikkonen se ha quedado a 6 puntos del segundo piloto de McLaren y ya por detrás aparecen Kvyat y Hülkenberg que se retira de la F1 con 37 puntos, Stroll se ha quedado 15º con 21 ganando a Magnussen por un punto y a la cola quedan Giovinazzi, Grosjean y los Williams.

El Campeonato de Equipos ha finalizado con Mercedes al frente seguido por Ferrari a más de 200 puntos, Red Bull ha sido tercero porque no han tenido un segundo piloto competitivo capaz de luchar con los Ferrari, ya que ni Albon ni Gasly han logrado dar la talla y se han quedado lejos de un Verstappen que llama a la puerta del Campeonato Mundial. McLaren ya se había asegurado ser cuarto equipo esta temporada, pero Renault, a pesar de no sumar ningún punto en Yas Marina, ha conseguido mantener la quinta posición frente a Toro Rosso que se ha quedado a 6 puntos de los franceses. Racing Point ha acabado con un gran margen sobre los Alfa Romeo. Al final del grupo tenemos a los Haas, que no han conseguido repetir el dominio en la zona media que mostraron el año pasado y se han quedado como el segundo peor equipo de 2019, con muchos problemas que les han llevado a volver al coche del principio del año varias veces esta temporada. Y con un punto tan solo se ha quedado Williams para firmar una de las peores temporadas del que es el tercer equipo con más Títulos Mundiales en la historia de la Fórmula 1.

Esto ha sido todo lo que ha dejado esta carrera de Abu Dabi, la última de la temporada. Tiempo de descanso, análisis y preparación de la próxima temporada. En apenas dos meses tendremos las presentaciones de los nuevos coches y a mediados de febrero llegarán a la pista para realizar las pruebas de pretemporada en el trazado de Montmeló. Un año muy largo que se hizo muy rápido y que nos dejó grandes carreras, momentos y claves, y que repasaremos a lo largo de esta semana, no se lo pierdan.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP