Alex, entusiasmado con la vuelta de su país a la F1

Wurz sobre el GP de Austria: "Será genial para aficionados y pilotos"

"Todos los años esta fue la pista con la mayor cantidad de adelantamientos"

AmpliarJarno Trulli con Renault en el GP de Austria F1 2002 en A1-RingJarno Trulli con Renault en el GP de Austria 2002 en A1-Ring

El Gran Premio de Austria volverá al calendario del Mundial la temporada que viene después de diez largos años de ausencia y las reacciones sobre el regreso del circuito de Spielberg son una constante estos días. Ahora, el que habla de él es el último piloto austriaco que pisó una parrilla de la Fórmula 1, Alex Wurz: "Siempre hay un debate sobre si este circuito es 'súper sexy' o no".


Ha habido limitaciones a los organizadores de la carrera, así que todavía hay obstáculos burocráticos



Él mismo nos resuelve la duda. "Por la propia competición, incluso cuando adelantar era casi imposible, todos los años esta fue la pista con la mayor cantidad de adelantamientos y por eso será una carrera genial para los espectadores y para los pilotos", asegura Wurz en 'Autosport' mientras hace autopropaganda de su circuito patrio. El austriaco habla de primera mano ya que corrió con su Benetton en el Red Bull Ring en tres ocasiones –de 1998 a 2000,  cuando se llamaba A1 Ring- y logró un quinto puesto como mejor resultado, con un total de 17 posiciones ganadas en carrera.



Sin embargo, no todo lo que rodea a la pista austriaca derrocha el mismo optimismo. Alex reconoce que el trazado ha tenido problemas con los vecinos de la zona: "Siempre ha habido debates sobre esta pista desde que era el viejo Osterreichring acerca de problemas con los agricultores y las tierras circundantes y lo que se les permite hacer. Ha habido limitaciones en lo que a los organizadores de la carrera se les permite hacer y en el número de días y de espectadores, así que todavía hay algunos obstáculos burocráticos para atraparnos".



De hecho, ya contamos que al GP de Austria le queda un largo camino lleno de obstáculos para asegurar su presencia en el Mundial de 2014, pero Wurz quiere ser positivo y espera que su tierra vuelva a disfrutar del sonido de los motores de Fórmula 1: "Espero que no haya ningún problema con eso, pero podría haber algunas peleas detrás de las escenas, lo que supongo que es normal hasta cierto punto. Lo más importante es que la vuelta del GP de Austria es muy importante para el deporte de motor austriaco y al 99 por ciento de la gente del paddock les gustaría venir". Siempre es bueno volver a un lugar que huele a competición.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top