GP de Bélgica F1 2017
Ha apoyado a todos los mecánicos pese al fracaso de la clasificación

Wolff: "La actitud de Lewis en la Q1 me ha dejado con la boca abierta"

El jefe de Mercedes se deshace en elogios con la actitud de Hamilton frente a los problemas

"El desarrollo que he visto en su personalidad es alucinante durante los últimos tres años"

Lewis: "Es muy agradable escuchar eso de Toto, alguien a quien respeto mucho"

AmpliarHamilton conversando con sus miembros del equipo durante la clasificación - LaF1Hamilton conversando con sus miembros del equipo durante la clasificación

En sus casi diez años de actividad ininterrumpida en la Fórmula 1, Lewis Hamilton ha experimentado una notoria transformación tanto en el lado deportivo como personal. Aquel joven británico que pecaba de inmadurez durante sus inicios en McLaren ha dado paso a un personaje lleno de pasiones que adopta frecuentemente una postura reflexiva sobre su vida dentro y fuera de las carreras. Lewis aterrizó en el Gran Circo rodeado de elogios sobre su habilidad innata al volante, y aunque los resultados sobre la pista hayan ratificado la veracidad de esta etiqueta durante los últimos años, nadie en el paddock niega que parte de su éxito resida en una profunda radicalización de su personalidad.

La versión polifacética que ha caracterizado a Hamilton tras su fichaje por Mercedes en 2013 tiende a manifestarse en cada una de sus actitudes. El tricampeón llegó a reconocer que la filosofía interna de McLaren le impedía mostrar públicamente algunos de los valores más arraigados de su actitud, una voluntad que, sin embargo, ha concebido Mercedes como una oportunidad de oro para extraer su mejor versión al volante. El Hamilton más polémico y agresivo se ha convertido en un hombre que no tiene reparo alguno en quitarse el mono de competición para acudir a prestigiosos desfiles de moda antes de viajar a Estados Unidos y compartir sus aficiones a través de las redes sociales, un enclave donde su constante interacción le ha permitido ganarse el clamor del público.

La publicación de vídeos realizando actividades al borde de la legalidad es prueba de la paz interna que ha acreditado Hamilton a lo largo de las últimas temporadas, sentimiento acompasado de la excelente mecánica aportada por Mercedes a la hora de conseguir sus últimos Campeonatos del Mundo. En este sentido, la integridad personal de Lewis también ha calado hondo desde el ámbito deportivo, y es que el afán por construirse una nueva filosofía de vida ha transformado su característico nerviosismo en una actitud basada en aprender de los errores. Su lema "Still I Rise" (sigo levantándome) es la prueba irrefutable de cómo Lewis empieza a concebir las dificultades como una oportunidad de crecer internamente sin ver afectada su psicología.

Puedes imaginar a cuánta presión está sometido por todos los que le critican

La batalla contra Nico Rosberg ha demostrado que Hamilton es capaz de revertir los errores del pasado y abstraerse de las tensiones internas para convertirse en un piloto incuestionablemente rápido, pero no ha sido hasta el arranque del 2016 cuando un cúmulo de circunstancias adversas le ha obligado a poner en práctica sus peculiares directrices de motivación. Las malas salidas de Australia y Baréin le han relegado a 17 puntos de su compañero de equipo en la clasificación de pilotos, un déficit que podría ampliarse en el día de mañana si no logra remontar desde la última posición de la parrilla. La situación actual de Hamilton está lejos de acercarse a la perfección, pero si algo puede "levantarle" del desastre es precisamente su cambio de mentalidad.

Lejos de lamentarse por la avería en el motor Mercedes, Hamilton ha optado por quedarse en el box y transmitir su apoyo a los mecánicos como respuesta a una dificultad compartida entre piloto y equipo. Aunque este comportamiento sea frecuente en otros pilotos como Sebastian Vettel, el caso de Hamilton refleja su confianza ciega que crear un ambiente de unión en momentos difíciles y centrarse únicamente en el futuro es su nueva hoja de ruta para añadir más trofeos a la vitrina. Así lo ha confirmado Toto Wolff, quien no duda en calificar de "alucinante" el nuevo afán constructivo del británico. "El desarrollo que he visto en su personalidad es alucinante durante los tres años que ha estado en el equipo. Ha ganado dos Campeonatos Mundiales y creo que se ha encontrado como persona".

"Puedes imaginar a cuánta presión está sometido por todos los que le critican, pero aún y todo sigue su instinto, su forma de hacer las cosas y eso que le está funcionando. Y es fantástico para el equipo. Tenemos dos pilotos muy competitivos que tienen un buen espíritu, se han integrado bien en el equipo y le dan energía para seguir empujando. El Lewis que he visto hoy volviendo directamente al garaje después de semejante situación y chocando la mano con todos mostrándoles un poco de apoyo me ha dejado con la boca abierta", añade Wolff en declaraciones al portal estadounidense Motorsport.

Hamilton: "Todo lo que puedo hacer es dar forma al futuro, y eso es en lo que estoy inviertiendo mi energía"

Después de que la prensa comunicara a Hamilton los elogios de Wolff, el tricampeón ha reconocido estar más cómodo con su situación personal a la hora de afrontar problemas como el acontecido en la clasificación de China. "Lo primero, es muy agradable escuchar eso de Toto, alguien a quien respeto mucho y que ha sido parte de este viaje en el que estoy. Es simplemente una parte de un proceso de aprendizaje. Desde que estoy en la Fórmula 1, mis amigos me han dicho: 'no sabes quién eres', y supongo que estaba buscándome a mí mismo. Simplemente me siento cómodo con cómo soy, y estoy feliz. No sé realmente cómo explicarlo. Espero que pueda verse reflejado en un mejor resultado del que estoy en estos momentos del año", apuntaba.

En línea con su voluntad de transformar las crisis en un motivo de aprendizaje, Hamilton mira hacia adelante y se niega a lamentarse por su discreto arranque del 2016. "Mi mentalidad quizá sea un poco diferente y esté más relajado. Eso no significa que no esté feliz. Estoy luchando por el Campeonato Mundial, y de momento, (Nico) se está escapando con él. Aún queda un largo camino, así que no hay necesidad alguna de estar estresado ni lamentarse por lo que ha ocurrido hace una hora, porque no hay nada que pueda hacer. Todo lo que puedo hacer es intentar dar forma al futuro, y eso es en lo que estoy invirtiendo mi energía. Nada en lo que ha pasado; el 100% en lo que viene por delante".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top