El alemán se exige más que nadie

Vettel: "Puedo decir que soy el que más presión pone sobre mí"

"Tienes que trabajar muy duro para ganar carreras, esto no te cae del cielo"

AmpliarSebastian Vettel en el parc fermé de Abu Dabi - LaF1Sebastian Vettel en el parc fermé de Abu Dabi

El pasado viernes en la gala de la FIA, Sebastian Vettel recogió el trofeo que le acredita como campeón del mundo por cuarto año consecutivo. Todo un logro porque ha pasado a la historia como el piloto más joven en conseguirlo. Antes de tener ese trofeo entre sus manos, concedió una entrevista a la página web oficial de la Fórmula 1 y habló, entre otras cosas, de su próximo reto: el 2014.


De todas las novedades que habrá la próxima temporada, al alemán le preocupa particularmente una, los motores V6 Turbo. "Todos sabemos a estas alturas que habrá grandes cambios y, para mí, el mayor de ellos es el motor. Todo lo demás será lo de siempre, pero en lo que respecta al motor será un cambio increíble para los pilotos. Tienes que adaptarte a esta nueva situación y encontrar la mejor manera para ir lo más rápido posible hasta la bandera a cuadros", confesó Vettel.



No puedes influir en la cantidad de talento que tienes pero hay otras cosas en las que puedo influir, me estoy centrando en ellas



Aunque los propulsores no son la única preocupación del tetracampeón, también señala el consumo de combustible, algo que será crucial. Los pilotos tengan que adaptar su pilotaje a los tiempos, decidir cuándo pisar el acelerador y cuándo levantar el pie para ahorrar gasolina: "¡Imagina tener sólo 100 kilos de combustible disponibles para una carrera! Esto podría requerir técnicas diferentes que te permitan ir tan rápido como habitualmente pero también guardando combustible".



El de Red Bull empezará el año con la presión añadida de tener que defender su corona de campeón, pero esa presión será poca comparada con la que se somete él mismo: "Puedo decir que soy el que más presión pone sobre mí. Espero rendir, no espero ganar o ser uno de los mejores. Tienes que trabajar muy duro para ganar carreras, esto no te cae del cielo. Has de tener una determinada cantidad de talento. No puedes influir en la cantidad de talento que tienes pero hay otro montón de cosas en las que puedo influir y me estoy centrando en eso".



Talento, algo que le sobra a Vettel como ha demostrado con sus numerosos records, pero hasta que quedó patente el alemán tenía ese puntito de presión y de obsesión por querer demostrarlo cuanto antes. Por eso, el primero de sus títulos significó un enorme consuelo para él: "Ganar el título en 2010 fue un gran alivio en ese aspecto ya que fue una temporada complicada y al final has logrado algo que nadie te puede quitar". Tampoco nadie le ha podido quitar los tres campeonatos que siguieron, el año que viene…

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top