322 kilómetros impolutos en su primer test

Verstappen: "Me siento mucho más fuerte que en Abu Dabi"

Hoy ha pilotado por primera vez en su vida un Fórmula 1 bajo la lluvia

Destaca que su objetivo en estos entrenamientos es ganar experiencia

Admite que Toro Rosso ha sustituido un elemento de su motor Renault por precaución

AmpliarMax Verstappen, hoy en Jerez - LaF1Max Verstappen, hoy en Jerez

Max Verstappen, de tan solo 17 años de edad, ha estrenado hoy su nuevo rol como piloto oficial de Toro Rosso. Lejos de mostrarse nervioso, el holandés exhibe una calma sorprendente tanto dentro como fuera del monoplaza con una madurez sorprendente que rompe prejuicios.

Los tiempos por vuelta son irrelevantes para los de Faenza, lo único que persiguen son quilómetros. Hoy, Verstappen ha acumulado la friolera de 322, más que en una carrera oficial del calendario. Lo ha hecho con pulso firme, sin poner nunca un pie en falso, tanto sobre seco como mojado.

A su vuelta del Pit-Lane, Max se ha mostrado satisfecho de que haya llovido durante la última hora de la sesión, pues eso le ha permitido descubrir el comportamiento de su monoplaza sobre un elemento que hasta ahora no había probado.

Ha sido mi primera vez con neumáticos de lluvia, el coche se ha comportado muy bien

"Me he sentido bien, me gusta correr bajo la lluvia. Ha sido mi primera vez con los neumáticos de lluvia. Creo que el coche se ha comportado muy bien en mojado", ha dicho al ser preguntado por LaF1.es.

"El equipo quería que corriera (bajo la lluvia), porque también les es útil que yo me acostumbre a las gomas intermedios. Era positivo salir, no les he dicho que no".

Verstappen explica que hoy su meta personal era aprender cuanto más fuera posible de su montura para 2015, el STR10. "Hasta ahora creo que el coche es más equilibrado que el del año pasado, la sensación es muy buena. El resto es difícil decirlo, porque es el primer día y no todo está al límite todavía".

"Hoy lo principal era acostumbrarme al coche. Aún estoy aprendiendo. No puedes hacerlo todo en un solo día, es algo progresivo. No estoy al límite todavía. Hasta ahora ha sido positivo, la sensación es distinta a la del coche viejo y no hemos tenido problemas importantes, eso está bien".

El piloto también ha confirmado que el nuevo motor de Renault le transmite mejores sensaciones que el que probó a finales de la pasada temporada. Aun así, hoy ha permanecido encerrado en boxes durante mucho tiempo porque su equipo ha optado por curarse en salud y cambiar una pieza de su seis cilindros.

Hemos cambiado algo del motor para estar seguros

"Es un buen paso adelante. Antes de la primera carrera tendremos otras mejoras, pero creo que hasta ahora ya han dado un buen paso adelante. Hemos cambiado algo del motor para estar seguros. No quieres que se dañe nada, así que hemos querido asegurarnos".

Max define como "muy buena" su relación con sus mecánicos e ingenieros. "Me he sentido mucho más fuerte que en Abu Dabi, aunque aún hay margen de mejora, aunque cuando saltas al coche por primera vez tras un parón de invierno no importa si has entrenado o no, seguirás necesidando uno o dos días para que tu cuerpo se acostumbre".

Hoy Max ha experimentado 73 vueltas de intensa comunicación por radio, en contacto permanente con sus ingenieros. Afirma que eso no le ha supuesto ninguna distracción. "No. He visto muchos vídeos y ahí ya puedes escuchar mucha radio, por lo que me he acostumbrado. Por ahora eso no es un problema".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top