Explica la polémica que le enfrentó a Sauber

Van der Garde: "Cuando entré en el motorhome nadie dijo nada"

El holandés ha hablado de todo lo que ocurrió durante el GP de Australia

Le bastó un mono y unos zapatos prestados para tomarse las medidas del asiento

Destaca la diferencia de comportamiento entre los mecánicos y los ingenieros

AmpliarVan der Garde estuvo a punto de correr en Australia - LaF1Van der Garde estuvo a punto de correr en Australia

Giedo van der Garde ha hablado largo y tendido sobre su situación actual después del fin de la confrontación con el equipo Sauber, que se resolvió con una indemnización multimillonaria.

"Fue algo muy extraño. Es difícil describir todo lo que pasó, mi novia Denise lo puede confirmar. Pero supe que debía permanecer en calma", dijo el holandés en declaraciones a la revista Formule 1.

Todos aquellos con los que había trabajado antes, me ignoraron

"Cuando entré en el motorhome, nadie dijo nada. Todos aquellos con los que había trabajado antes, me ignoraron. Nadie me miró y pensé '¿Qué ocurre?'".

Poco después, Van der Garde comprobó sus medidas de asiento de forma peculiar. "Busqué a Beat Zehnder, mánager del equipo, que me entregó un mono y calzado. Me vestí en el garaje y comprobé las medidas, pero los pedales estaban ajustados para Ericsson".

"No se podía cambiar nada, ni siquiera tocaron la espuma. Solo había dos mecánicos, el resto se había ido. Normalmente estarían trabajando, así que fue extraño", explicó.

A pesar de esta situación y de la ausencia de personal, Van der Garde pudo hacer sus comprobaciones con normalidad. "No sé lo que el equipo les dijo a esos mecánicos, pero si son honestos habrían sabido que recibieron sus salarios gracias al pago anticipado que realizamos en 2014. Porque luego, de golpe y porrazo, somos el enemigo".

"Entiendo que estuvieran preocupados por su trabajo, pero creo que deberían habernos mostrado más respeto", dijo el holandés, que se mostró asombrado por la falta de atención.

"Solo los ingenieros se comportaron con normalidad, y dijeron que si les hubieran tratado así, ellos también habrían protestado por sus derechos. Es bueno que la gente muestre tanto interés, incluso desde diferentes pilotos y jefes de equipo", agradeció el ex piloto de Caterham, cuyo futuro inmediato es incierto.

"Por ahora, todo va bien. Sí, no tengo asientos pero esta situación podría cambiar la Fórmula 1. He hablado con Alex Wurz, que es el presidente de la GPDA, y está convencido de que debería haber más juego limpio. Espero que tenga éxito, porque esto no debe volver a repetirse", concluyó Van der Garde.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top