Gary Anderson aboga por una Fórmula 1 más eficiente

"Un equipo podría ahorrarse 12 millones solo de lo que malgasta"

Anderson no comprende que las escuderías recurran a Ecclestone y CVC para solventar sus carencias financieras

Exige medidas estrictas a la FIA para controlar los gastos de la competición: ¿sería posible delimitar el desarrollo de los coches?

AmpliarGary Anderson conversando con Sam Michael en el paddock - LaF1Gary Anderson conversando con Sam Michael en el paddock

Gary Anderson ha arremetido duramente contra la política de gasto continuo que impera en la Fórmula 1 moderna, y ha abogado por introducir cambios en el reglamento que contribuyan a reducir de una vez por todas los costes de una competición que en 2014 se encamina, en su opinión, a "una auténtica pesadilla".

El analista técnico de la BBC, diseñador de Jordan y Stewart Grand Prix en el pasado, se declara detractor de la política paternalista que ciertas escuderías han buscado en los últimos tiempos, acudiendo a las autoridades del deporte en busca de una ayuda económica que asegurara su pervivencia.

En opinión de Anderson, una escudería de Fórmula 1 ha de ser autónoma y autosuficiente con sus finanzas, y actuar siempre de acuerdo con sus posibilidades, sin hipotecar su futuro.

"Pienso que es hora de que los equipos se adapten a sus posibilidades, como se hace con la economía doméstica. Hay cierta ingenuidad por parte de algunos equipos, y una mala gestión en su apartado financiero".

"Un equipo no puede dirigirse a Bernie o a CVC y decirles que quiere más dinero. No les puede decir 'somos incapaces de cuidar de nosotros mismos y tenéis que darnos más'. ¿Eso es correcto? Yo no lo creo".

Pienso que es hora de que los equipos se adapten a sus posibilidades

Anderson conoce en primera persona los millonarios costes que acompañan la gestación de un Fórmula 1, y es por ello que explica con todo lujo de detalles cómo solventar una problemática que siempre ha enfrentado a los integrantes del paddock: el Acuerdo de Restricción de Recursos.

"Los gastos han de estar controlados. Yo controlaría las cosas que se pueden cambiar en los coches, eso no detendría a los equipos punteros en su afán por mejorar, pero sí les supondría un gasto mucho menor, porque ahora mismo los equipos desarrollan componentes para el coche pero los tiran a la papelera si no funcionan".

"Si lo hacen, es porque se les permite hacerlo. Si se les dijera 'de acuerdo, cada cuatro, cinco o seis carreras vais a poder hacer mejoras en ciertas áreas del coche', entonces eso se controlaría. Los equipos tendrían mucho más tiempo para investigar, se perdería menos dinero".

"Toma como ejemplo los alerones traseros: tenemos un alerón trasero distinto para la mayoría de circuitos. Eso es estúpido. Para mí, el alerón que va a Melbourne para la primera carrera de la temporada tendría que durar al menos cinco carreras, como una caja de cambios".

Tenemos un alerón trasero distinto para la mayoría de circuitos. Eso es estúpido

"Y fíjate en los neumáticos y las ruedas. En boxes, la mayoría de equipos tienen once juegos de slicks, todos preparados, un par de intermedios y un par de lluvia extrema, todos ellos preparados. Eso son 15 juegos en total. En una clasificación, como mucho usarás tres blandos y tres duros, eso son seis, y súmale otros dos de intermedios y de lluvia. Como mucho, eso sumará 10".

"Al final, todo va sumando gastos. Un equipo podría ahorrarse del orden de 12 millones de euros solo del dinero que malgasta en las extravagancias", ha sentenciado.

El norirlandés no es optimista en absoluto al contemplar el futuro, pues cree que los problemas se multiplicarán en 2014 con la entrada en vigor del nuevo reglamento técnico. En opinión de Anderson, hay un vacío de poder evidente al frente de la competición, pues Ecclestone ya no trabaja para el motor, sino que lo hace para CVC Partners.

"Hace unos años Bernie habría dado un golpe de puño sobre la mesa y ahí habría acabado todo, pero esos días ya son historia. Él ya no controla el negocio, ahora actúa para los accionistas. Hay una gran falta de liderazgo. La FIA tiene que mirarse a si misma, porque está añadiendo más gastos a unos equipos que hoy en día ya van en apuros. El año que viene será una pesadilla, un auténtica pesadilla".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top