El 5º puesto, su objetivo en 2017

Toro Rosso se reinventa: "2017 es un borrón y cuenta nueva"

El innovador STR12 escenifica la ambición del equipo por conseguir mejores resultados

Volver a Renault, clave para su éxito: "Ojalá sea nuestro mejor motor de la era híbrida"

La mejora continua del coche puede favorecer a los rivales, pero James Key es optimista

"Habrá una intensa lucha de evolución, y nosotros también tenemos cosas sueltas", avisa

AmpliarCarlos Sainz con el nuevo STR12 - SoyMotor.comCarlos Sainz con el nuevo STR12

Bajo un atardecer mediterráneo clásico en los últimos coletazos del invierno, la presentación del nuevo Toro Rosso STR12 en el pit-lane del Circuit de Barcelona-Catalunya se ha convertido en uno de los eventos más reseñables en la actualidad de la Fórmula 1 cuando restan apenas 13 horas para el arranque de la pretemporada 2017. Al margen de la sorprendente decoración del monoplaza, con una gama cromática similar a las latas de Red Bull Sugar Free, la formación de Faenza ha estrenado un diseño que poco se asemeja a la tendencia de líneas aerodinámicas agresivas introducida por gran parte de la parrilla. Al contrario, la nueva arma de Carlos Sainz presenta un alerón delantero radicalmente estilizado, con terminación al estilo de Mercedes, y una compacta parte trasera que plasma la filosofía innovadora con la que Toro Rosso afronta su ambicioso objetivo para este año: el quinto puesto en el Mundial de Constructores.

Convertirse en la referencia de la mitad de la tabla es una expectativa compartida por gran parte de los equipos que mayores transformaciones técnicas han introducido a sus monoplazas de 2017. Renault inquietó a la competencia con unos pontones radicalmente estrechos horas antes de que Force India presentara un agresivo alerón delantero, mientras que el secretismo de McLaren en torno al difusor fue visto como una declaración de intenciones ante su nueva estrategia de diseño. El estreno del STR12, además de sorprender a la opinión pública, ha ayudado a contextualizar la batalla por el quinto puesto como una pugna donde la eficiencia aerodinámica, el desarrollo de mejoras y la efectividad del motor prometen convertirse en las tres principales claves del éxito. 

El caso de Toro Rosso, sin embargo, es particular por el enfoque de James Key en la fabricación del nuevo coche. Convertido en una de las figuras más respetadas del paddock, el ingeniero británico se comprometió a liderar el diseño de un monoplaza radicalmente distinto a su antecesor con dos principales objetivos en mente: satisfacer las altas exigencias de Helmut Marko y frenar la ambición de Sainz por cambiar de aires en 2018. El desafío de trabajar con el nuevo reglamento ha ofrecido dificultades importantes a la fábrica de Faneza, aunque Key reconoce que el diseño del STR12 escenifica la ambición de todo el equipo por dar otro paso hacia adelante e inquietar a las formaciones más poderosas del Campeonato.

"No hemos adaptado nada del 2016, sino que ha sido un borrón y cuenta nueva", confiesa a la web oficial de Toro Rosso. "Va a ser interesante ver qué ocurre, porque al empezar este proyecto nos preguntábamos las claves para hacer un buen coche en 2017. No conocemos aún los neumáticos y la aerodinámica ha cambiado mucho, especialmente en cuanto a gestionar ciertas áreas del coche donde no existe una filosofía continuista respecto a los últimos años, así que debemos empezar de cero. ¿Qué hace que un coche sea bueno aerodinámicamente y mecánicamente en 2017? Es la pregunta del millón. Debes basar tus decisiones en cuánto potencial de desarrollo existe, y de ahí fijar objetivos que sean buenos", explica.

Además de la innovación, otro de los grandes pilares de Toro Rosso es la utilización del motor Renault tras los pobres resultados firmados en 2016 bajo una especificación antigua de Ferrari. Los avances de la marca del rombo en los últimos meses inyectan optimismo en Faenza, donde esperan convertir su clásico déficit de potencia como un mal recuerdo del pasado. "Ha sido frustrante, porque los chicos encargados de la aerodinámica hacían un gran trabajo con el chasis", explica Key. "Con la gran mejora que vimos de Renault el pasado año y el enfoque distinto que tienen ahora, ojalá sea el mejor motor que utilicemos en toda la era híbrida. Por fin tendremos algo que es mucho más competitivo", apunta esperanzado.

La estabilidad que ofrecen Carlos Sainz y Daniil Kvyat después de compartir box durante gran parte de la última temporada también supone una fortaleza para Toro Rosso a la hora de acelerar su proceso de adaptación al 2017, según Key. "La continuidad es algo realmente importante cuando cambias de reglamento. ¡Imagínate si tuviéramos dos debutantes en el coche de 2017! No tendríamos ningún punto de referencia", imagina. "Todo parece ir de manera positiva en la unidad de potencia y con los pilotos, lo cual deja únicamente el chasis como incógnita. Siempre nos marcamos objetivos ambiciosos, y en años anteriores hemos tendido a empujar al máximo en el inicio de la temporada antes de ver qué podíamos hacer y a qué aspirábamos", añade.

Si bien el nuevo motor, la ambición en el diseño y el talento de los pilotos juegan en favor de Toro Rosso, todo apunta a que la fortaleza financiera de otros equipos como Renault o McLaren puede decantar la balanza a su favor si finalmente consiguieran introducir mejoras con mayor frecuencia durante el transcurso de la temporada. Este ámbito, de importancia capital bajo el nuevo reglamento, jugará en contra de las escuderías más modestas si finalmente se impone la fuerza del dinero, aunque Key no se muestra inquieto al respecto. "Las nuevas reglas ofrecen mucho más rendimiento, así que tendremos una batalla de desarrollo durante todo el año. Nuestra lista de mejoras es más alta de lo normal, porque nos hemos dejado muchas posibilidades sueltas. Sospecho que será un año muy intenso", ha confirmado.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de Marval

Si les anda el coche, Marko baja a newey y sube a james key.

Imagen de PITXITO10

Lo repito de nuevo : ya lo dije hace tiempo, hasta Barcelona, Sainz y el TR. van a ser la sorpresa de la temporada . Lástima que la falta de dinero , no permitirá progresar el coche al ritmo de los grandes.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top