En 2017 aún es complicado

Toro Rosso buscará una mayor colaboración con Red Bull en 2018

Cree que ambos se favorecerían, sobre todo al contar con la misma unidad de potencia

Respecto a su futuro monoplaza, asegura que será el resultado de 17 meses de trabajo

AmpliarRicciardo y Sainz durante una carrera esta temporada - SoyMotorRicciardo y Sainz durante una carrera esta temporada

James Key, director técnico de Toro Rosso, cree que tanto el equipo de Faenza como Red Bull deben compartir sinergias, algo que sería positivo para los dos. El hecho de que Toro Rosso vuelva a contar a partir del año que viene con la unidad de potencia de Renault puede suponer un punto a favor para las ideas de Key, aunque, según el británico, esta mayor vinculación no podrá desarrollarse del todo hasta 2018.

Así lo ha asegurado el ingeniero en unas declaraciones recogidas por GPUpdate, en las que ha explicado que hay un gran potencial si Red Bull y Toro Rosso comienzan a colaborar y a estrechar más sus vínculos: "En la actualidad, hay varias áreas en las que es aceptable desarrollar un mismo componente o que un equipo lo diseñe y el otro equipo lo utilice, y así sucesivamente, especialmente en temas relacionados con la unidad de potencia, pero también de la caja de cambios y la suspensión".

En 2017 no habrá tantas oportunidades de sinergias

"Podemos unir nuestros recursos y crear mejores sinergias en esas áreas. Ambos equipos están buscando oportunidades. El problema (con el nuevo reglamento) es que no hay nada que discutir porque tienes que pasar por todo el proceso de diseño. En 2017, por lo tanto, no habrá tantas oportunidades de sinergias. En el segundo año de esta normativa, cuando las cosas funcionen en la nueva normativa, habrá más opciones, por lo que 2018 será una mejor oportunidad. Dicho esto, tener el mismo motor ayuda, ya que reúne una gran cantidad de puntos comunes en ciertas áreas de la unidad de potencia".

Además, Key ha avanzado como está, en este momento, el desarrollo del nuevo monoplaza del equipo de Faenza. A ese respecto, ha explicado que el proyecto comenzó a finales de 2015, aunque en aquel momento las regulaciones "no estuviesen definidas", ya que solo había "un esquema" que ha ido sufriendo "cambios sutiles" a lo largo del tiempo: "No ha sido un cambio masivo, pero, al final, el deporte ha acabado con un conjunto ligeramente menos agresivo de reglas, que se acordaron alrededor de marzo-abril de este año", comentó.

Comenzamos a trabajar en este coche en septiembre de 2015

"Eso significa que nadie puede tomar mucha ventaja porque las regulaciones estaban todavía bajo revisión. Sabíamos (que los neumáticos) serían más anchos y teníamos dimensiones con lo que íbamos a trabajar. Estos también se refinaron, pero no en gran medida. Comenzamos a trabajar conceptualmente en septiembre de 2015, sólo para ver lo que significaba. Luego, como la normativa evolucionó, cambiamos nuestros planes. Para cuando el coche llegue a la pista, habrá sido un proyecto de 17 meses", finalizó

 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top