Tras el revuelo con el acuerdo de Heineken

Todt defiende los patrocinios de bebidas alcohólicas: "Tienen una obligación civil"

Cree que estas compañías no han podido desempeñar correctamente su función social

Defiende que estos patrocinios están presentes en otros deportes

AmpliarJean Todt - LaF1Jean Todt

Primero fueron los patrocinios con marcas de tabaco, como era el caso de Marlboro con Ferrari o West con McLaren, aunque acabaron por desaparecer del mapa cuando en la gran mayoría de carreras del calendario debían aparecer bajo símbolos camuflados. Pero hoy en día cada vez tienen más protagonismos acuerdos de patrocinio con bebidas alcohólicas. Casos como el de Force India con Smirnoff, McLaren con Johnny Walker... Todo ello ha llevado al debate de si son producentes dichos patrocinios en un escaparate como el de la F1.

El último ha sido el que ha llevado a Heineken - una marca de cerveza holandesa - a asociarse con la F1 y de hecho va a ser el patrocinador principal del GP de Italia que se va a celebrar en el prestigioso Circuito de Monza. Tras ello muchos han sido los que han dejado caer que este podría haber sido un mal acuerdo, mientras otros tantos opinan lo contrario ya que son las propias marcas las que realizan las campañas de sensibilización con el famoso eslogan "Si bebes, no conduzcas."

"No hablaría de frustración. Mi frustración es otra. Creo que las compañías de bebidas alcohólicas tienen una obligación civil que no han hecho bien. Tienes la responsabilidad de informar mejor de los riesgos de conducir bebido", ha señalado Jean Todt, presidente de la FIA quien ha defendido el acuerdo al que ha llegado la F1 con Heineken.

"Debemos ser realistas. ¿Hay alguien en posición de prohibir la venta del alcohol? No. No podemos. Esta gente, los productores de alcohol tienen una gran responsabilidad"

"Para ser honesto, no tengo problemas en que hagan publicidad. No solo en los deportes de motor hacen publicidad. Se anuncian en el futbol, la UEFA, el rugby; muchas compañías llevan a cabo sus anuncios" señala el ex de Ferrari, "pero para mí, tienen la obligación social en la que tienen que hacer entender mejor a la gente que conduce cuando ha bebido."

"Me parece bien, puede ser bueno para los órganos de gobierno", apunta el francés en relación a los pagos a los equipos, por los cuales tanto Force India como Sauber presentaron sendas quejas a la comisión europea.

"Los órganos de gobierno no tienen el suficiente poder, o la influencia para cambiar las reglas. Así es como es. Es simple. Había más que cuando fui elegido."

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top