El alemán tuvo que abandonar por problemas de fiabilidad

Sebastian Vettel niega haber chillado a su equipo en Mónaco

Daniel Ricciardo se alzó con la tercera plaza, por detrás de los dos Mercedes

"Mientras todo sea matemáticamente posible, seguiré luchando"

AmpliarVettel niega haber chillado a su equipo en Mónaco - LaF1.esSebastian Vettel con Helmut Marko en el box de Red Bull

Sebastian Vettel ha negado que el domingo del GP de Mónaco se enfadara con su equipo por los resultados obtenidos en las calles del Principado. El tetracampeón del mundo tuvo que retirarse de la carrera por problemas de fiabilidad en su motor Renault, por lo que su compañero de equipo Daniel Ricciardo volvió a quedar por delante de él e, incluso, subirse al podio.  


"Escuche que le pegué una parada a mi casco en la curva y que le grité al equipo", comentó Vettel este pasado martes en un evento en el Red Bull Ring. "No tengo ni idea de dónde sale eso, prefiero encontrar soluciones constructivas".



"Por supuesto que en estos momentos no está yendo todo a la perfección y no estaba muy contento cuando salí del coche, pero, al mismo tiempo, Daniel animó a los chicos", añadió Vettel.



Tengo que decir que Ricciardo está haciendo un trabajo muy bueno, el cual respeto y por el que le digo '¡Chapeau!'



Sobre Ricciardo, el piloto alemán reconoce el mérito del australiano: "Tengo que decir que está haciendo un trabajo muy bueno, el cual respeto y por el que le digo '¡Chapeau!'".



Por el momento, aún tiene opciones para alzarse con su quinto título mundial, dado que sólo se han disputado seis carreras de las 19 del calendario y el germano no está dispuesto a abandonar tan pronto su sueño.



"Mientras todo sea matemáticamente posible, seguiré luchando. Todavía estamos teniendo interrupciones, pero creo que estamos en la dirección correcta", insistió el de Heppenheim, que ahora ve de manera positiva la doble puntuación de la última cita en Abu Dabi. "Al principio lo valoramos de manera diferente, pero ahora estamos encantados con ello", bromeó Helmut Marko



"De normal no me gusta la palabra 'suerte'", comentó Vettel. "Siempre hay una razón cuando algo va mal. Somos los segundos más fuertes, pero sería equivocado competir con el objetivo de ser segundos por detrás de los Mercedes".



"Todavía no está todo acabado", añadió Marko.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top