Médicos expertos opinan que el alemán podría permanecer en coma durante meses

Schumacher y la frontera de las tres semanas

La recuperación del ex piloto alemán depende en gran medida de su respuesta cuando los médicos le retiren el coma farmacológico y la hipotermia controlada.

AmpliarMichael Schumacher en una fotografía de archivo de 2011 - LaF1Michael Schumacher en una fotografía de archivo de 2011

Millones de personas en todo el mundo permanecen a la espera de nuevas noticias desde el Hospital Universitario de Grenoble, donde Michael Schumacher lucha por recuperarse de un grave traumatismo craneoencefálico. El mero hecho de que pase el tiempo estable, aunque crítico, es una buena noticia en estos primeros días de tratamiento. Sin embargo, según médicos expertos debería mostrar signos de evolución a partir de la tercera semana de convalecencia. Ése será el primer 'checkpoint' del heptacampeón, que hoy cumple 45 años.

El silencio de los médicos que tratan al heptacampeón mundial significa que se mantiene estable en la gravedad y no hay ninguna noticia sobre su evolución. Esto, que hoy es una gran noticia, tendrá que cambiar necesariamente con el tiempo, y por eso es importante conocer la evolución de los pacientes con este tipo de lesiones. El respetado profesor Uwe Kehler, jefe de neurocirugía del hospital Asklepios de Hamburgo, ha dado algunas claves en el diario Bild: "Generalmente, pasan dos o tres semanas hasta que un paciente con un traumatismo tan severo pueda ser despertado", ha dicho. "Pero pueden pasar días o incluso semanas hasta que el paciente abra sus ojos", aclara el veterano facultativo, que considera una buena señal el período de estabilidad por el que atraviesa el Káiser en estos días críticos. Sin embargo, no ha querido ocultar la posibilidad de que algo salga mal cuando se retire el coma y la hipotermia farmacológicas: "Desafortunadamente, también es posible que la persona no se despierte bien", ha dicho en referencia a las posibles lesiones cerebrales que podrían quedar en el paciente después de un golpe tan fuerte.

En este sentido, Philippe Decq, un neurocirujano reconocido y profesor de la Universidad París XII, ha marcado una fecha clave, tres semanas después de suprimir el coma inducido: "Después de un traumatismo craneoencefálico severo, si pasan tres semanas y no hay signos de despertar, desde el punto de vista del pronóstico es muy malo", ha dicho en declaraciones a RMC Sport.

Menos tajante es el profesor Kehler, que destaca la importancia de superar los primeros días después del accidente: "En un traumatismo craneoencefálico grave, las primeras horas y los primeros días son cruciales para ver si la presión y la inflamación aumentan todavía más. Los primeros tres o cuatro días son especialmente críticos", ha dicho sobre el período que termina hoy mismo, el día del cuadragésimo quinto cumpleaños de uno de los personajes clave en la historia de la F1.

Es importante, en cualquier caso, no lanzar ningún pronóstico antes de tiempo: "Cuando los pacientes pasan estos escasos primeros días, todo el mundo puede respirar un poco. Pero no se puede hacer todavía ningún anuncio sobre la supervivencia del paciente o el resultado final", ha dicho el facultativo, perfectamente alineado con los doctores del Hospital Universitario de Grenoble, donde Schumacher lucha por su vida: "Si el paciente continúa estable, puedes eliminar las medidas para reducir la presión intracraneal y entonces disolver el coma". A partir de entonces empezaremos a tener las primeras evidencias sobre cómo será la nueva vida del piloto más laureado de la categoría reina del automovilismo.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top