Juicio por el incumplimiento del contrato

Sauber se defiende: "Dejar correr a Van der Garde sería peligroso"

Los abogados del equipo creen que Van der Garde no sería capaz de adaptarse al C34

Además, afirman no contar con un cinturón acorde a la envergadura del piloto holandés

Ericsson y Nasr emprenderán acciones legales para asegurar que corren en 2015

AmpliarGiedo Van der Garde subido en el Sauber - LaF1.esGiedo Van der Garde subido en el Sauber

El equipo Sauber ha argumentado frente a la corte suprema de Melbourne que el cumplimiento del contrato de Giedo Van der Garde para correr en 2015 sería "peligroso" para la seguridad de la Fórmula 1, pues su falta de aclimatación al nuevo C34 supondría un riesgo para todas las partes implicadas en el deporte al no ser capaz de entender la complejidad del nuevo monoplaza.

La pasada semana, los abogados de Van der Garde confirmaron que acudirían a juicio para tratar de obligar a Sauber a correr con su piloto en el Gran Premio de Australia. La razón es sencilla: Van der Garde tenía un contrato vigente que le aseguraba un asiento titular para 2015, pero el equipo decidió vulnerar las condiciones iniciales y decidió fichar a Marcus Ericsson y Felipe Nasr.

Pese a que el despido improcedente de Van der Garde recaiga en la necesidad de mejorar su situación financiera con la llegada de nuevos patrocinadores, lo cierto es que desde Sauber reconocen que el piloto debería figurar en su alineación para esta temporada, si bien insisten en que su rechazo hacia lo estrictamente legal se debe a un intento por preservar la seguridad del deporte.

En este sentido, Rodney Garratt, abogado defensor de Sauber, ha argumentado a la corte de Melbourne que el C34, con velocidades "superiores a los 300km/h", ha sido diseñado según las exigencias físicas de Ericsson y Nasr, por lo que dejar correr a Van der Garde sería una acción "temeraria".

"El señor Van der Garde no tiene experiencia pilotando el C34 Ferrari, y no tendría tiempo suficiente para aprender", ha dicho Garratt al juez encargado de investigar el suceso, según recoge el diario The Australian. 

Además, los portavoces de Sauber creen que el hecho de no contar con un cinturón adecuado para la envergadura de Van der Garde pondría en peligro la integridad del piloto sobre el asfalto: "(Dejarle correr) resultaría un riesgo inaceptable de daños físicos e incluso la muerte", no solo para Van der Garde, sino también para los aficionados, en opinión de Garratt.

Minutos antes de arrancar el juicio, Van der Garde y su equipo se han negado a ofrecer declaraciones al respecto, según apunta el diario De Telegraaf. Pese a que otorgar un volante al piloto holandés se antoja complicado a falta de tres días para el arranque de la temporada, todo apunta a que Sauber deberá otorgar, como mínimo, una compensación económica por el incumplimiento del contrato.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top