GP de Bélgica F1 2017
Su padre, el primero en exigirle aprobados

Sainz: "Si suspendía en la escuela, se acababan las carreras"

El piloto madrileño se sincera ante los micros para hablar de su infancia

Tenía un contrato con Red Bull por el que si ganaba las categorías inferiores, pasaba a F1

AmpliarSainz padre e hijo durante un Gran Premio en 2016 - SoyMotorSainz padre e hijo durante un Gran Premio en 2016

Cuando tienes un padre bicampeón del mundo de rallies, es normal amar la velocidad. Como dice el refrán, de tal palo, tal astilla. Y así es Carlos Sainz Jr.. El piloto de Toro Rosso concedió una entrevista a Onda Cero en la que repasó su motivación para llegar a Fórmula 1 y el legado de su padre y de su ídolo. 


De hecho, Sainz ha recalcado la relación con su padre, en la que brilla la competitividad y los debates sobre el automovilismo. Para Carlos, la F1 le ha hecho madurar y ha aprendido mucho de su estancia en el Gran Circo. 



"Como cada hijo, discuto mucho. Al padre siempre se le discute alguna cosa, creo que es naturaleza de padre-hijo. Y encima coincide con que sí que es verdad que yo desde que he llegado a la Fórmula 1 entiendo el automovilismo mucho mejor y sí que le puedo debatir alguna cosa más que antes, que era sentarse y escuchar", ha explicado el español en los micrófonos de Onda Cero.



"Ahora compartimos muchas opiniones, hablamos de muchas cosas y no necesariamente tienen que ser consejos, también podemos hablar de rallies, de F1, como de la vida misma. Con 22 años y dos temporadas de F1, es verdad que se madura un poco más rápido y que se pueden hablar de cosas", ha apuntado.



Un paso importante en la vida de Carlos fue el momento en que supo que quería ser piloto de carreras. Fernando Alonso ganaba en la F1 por ese entonces, y como todo niño, la ilusión de emular a su ídolo plantó la semilla, más allá de admirar también a su padre. Conocer en persona al bicampeón asturiano también fue un momento de impacto para el joven Sainz.



"Es imposible tener a un padre como a un ídolo. Le puedes tener como referencia, pero un ídolo es algo más lejano. Yo a mi padre le admiro más que a Fernando, porque conozco su historia, pero la figura esa de héroe que a mí me impacta es la de ser un chaval de diez años, llegar al Gran Premio de España con 10 años y que mi padre me diga 'vamos a conocer a Fernando' y diga 'aquí tienes a tu fan número uno'. Yo me quedé petrificado y hay una foto del momento. Ahí dije 'gracias papa, ya te lo pagaré esto algún día'. Ese momento de conocerle, era 2005, él iba a ganar su primer mundial... Fue lo que yo dije 'quiero ser como este chico'", ha proseguido el piloto de Toro Rosso. 



El karting fue duro también. Ser 'hijo de' genera mucha rivalidad con cualquier piloto contra el que compites y más si eres hijo de uno de los pilotos más famosos de España. Superar esa presión por ser retoño de un bicampeón del mundo de rallies es duro porque la barra de rendimiento está puesta más arriba. Todos quieren ganar a ese piloto que es familia de un campeón del mundo. 



"Siempre he sentido presión. Va a sonar muy típico, pero la presión me la he puesto yo mismo. El que conoció a Fernando con diez años y dijo que quería ser como él y el que se lo dijo a su padre que quería ser como él, que quería ser campeón de Fórmula 1, esa presión me la puse yo. Pero al llegar a un circuito de kart con niños de 10 o 11 años, al primero que quieren ganar es al hijo de Carlos Sainz. Y los padres de los niños también lo quieren porque lo pueden decir. Ahí yo estaba acribillado, que lo entiendo. Si yo hubiera sido Pepito y estuviera el hijo de Ayrton Senna corriendo conmigo, al primero que querría ganar sería a él porque sé que Senna me estaría mirando. Es la naturaleza", ha relatado.



Esa etapa en el karting precedió a una más dura: compaginar estudios y carreras. Encima, en el programa de jóvenes pilotos más duro que existe: Red Bull. Entre exámenes y carreras pasó su adolescencia. Para él, esa disciplina es de agradecer, pues le ayuda en su día a día. Aparte de la presión de la familia, Red Bull también pide cierto rendimiento académico.



"Fueron años muy duros, años en los que pude llegar a sacrificar un poco mis resultados por no tener mi mente en ello al 100%. De los 16 a los 18 el bachillerato fue realmente duro porque tenía un contrato con Red Bull que si ganaba las categorías por las que pasase podía ser piloto de F1, pero a la vez me decían que tenía que aprobar. Eran años duros porque tenía que ganar Formula Renault y F3, pero me tenía que sacar también los estudios".



 



Fernando Alonso y su padre, sus ídolos



Cuando le preguntan por sus dos ídolos, no tiene reparo en mencionar a Alonso y a su padre. Esas dos figuras tienen mucho significado para él, más allá de la relación paterno-filial con una de ellas. Son ejemplos de tesonería y esfuerzo en la pista y fuera de ella, especialmente Alonso. Ese fue el gancho para atarse a lo que ahora es su trabajo: ser piloto de carreras. 



"Yo creo que más que la velocidad y la Fórmula 1, para mí había un personaje que se llamaba Fernando Alonso que se convirtió en un ídolo, en una referencia. Eso fue lo que a mí me llevó a que me gustase tanto la Fórmula 1. Me encantaban los coches, la F1 en sí, pero que hubiera un personaje como Alonso fue lo que de verdad me incitó a ser como él. Dos mundiales, recién llegado, de una forma muy parecida. Fernando perdió dos-tres mundiales de una forma muy parecida a como los perdió mi padre. Tienen unas carreras deportivas súper parecidas, que si las analizas año a año es increíble lo que se parecen. A veces lo hablan entre ellos dos. Como el año de McLaren con Hamilton, un inglés nuevo, como mi padre y Colin McRae, en un equipo inglés que le dan favoritismos al inglés. Lo empiezas a ver y hay unas similitudes increíbles", ha expresado Sainz para finalizar.



Está claro que Sainz disfruta de su trabajo y su infancia se ha basado en eso, en disfrutar de su pasión entendiendo la dureza del camino para llegar a la cima. Una cima que tiene un camino extra cuando la alcanzas: el camino a ser campeón del mundo. De conseguirlo, será como su padre. De tal palo, tal astilla. Y talento no le falta precisamente.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de EVV

Éste 'chaval' cada día me gusta más , en la pista y fuera de ella . . .

Imagen de chaosridden5

Ese me parece un gran mensaje.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top