GP de Bélgica F1 2017
En la gala de la FIA

Rosberg recibe el trofeo de campeón tras anunciar su retirada

Horas antes de recoger el trofeo de Campeón, Rosberg se ha despedido de la Fórmula 1

A sus espaldas, 206 Grandes Premios, 23 victorias y, sobre todo, un Campeón

AmpliarNico Rosberg con Toto Wolff y Daniel Ricciardo en la ceremonia de la FIA - LAF1Nico Rosberg con Toto Wolff y Daniel Ricciardo en la ceremonia de la FIA

La FIA ha celebrado hoy su gala de entrega de premios anual con un protagonista absoluto, Nico Rosberg, quien ha recogido hoy su título en Viena. Sin embargo, las miradas no se han centrado en el trofeo, sino en el piloto que hoy ha anunciado su retirada. El piloto alemán ha anunciado su adiós horas antes de recoger el trofeo, tras cumplir su gran obsesión desde hace muchos años, ser Campeón del Mundo de Fórmula 1. Se marcha, así, en lo más alto de su carrera, y habiendo hecho su sueño realidad.

Desde pequeño, Nico Rosberg vivió en sus carnes la competición. Nacido el 27 de junio de 1985 en Wiesbaden, Alemania, Nico tuvo en su padre, Keijo Erik "Keke" Rosberg, su gran referente y modelo a seguir. Campeón del Mundo en 1982, su padre le marcó siempre la meta que, tras muchos esfuerzos, logró alcanzar el pasado domingo en Abu Dabi. Hoy, horas antes de recibir el trofeo que, por fin, le ha acreditado como campeón, el ya ex piloto alemán ha anunciado su adiós al mundo del que ha formado parte desde que nació.

El camino no ha sido fácil. Tras un paso fulgurante la Fórmula BMW ADAC y por la Fórmula 3, se proclamó campeón de la primera edición de la GP2., logrando un puesto en Williams en 2006. Aunque el primer año no fue sencillo, Rosberg dio muestras de su gran talento al lograr la vuelta rápida en su primera carrera en Fórmula 1, celebrada en Baréin. Sin embargo, el potencial del equipo británico no respondía a la ambición del alemán, quien decidió cambiar de aires en 2010 al marcharse a Mercedes como compañero de equipo de Michael Schumacher.

Los comienzos fueron prometedores, pero Mercedes no lograba dotar a sus pilotos de un monoplaza dominador. En 2013, Lewis Hamilton, eterno compañero y rival de Rosberg, aterrizaba en el equipo germano como sustituto de Schumacher. Un año de transición fue la antesala de uno de los periodos más dominadores de la Fórmula 1. En 2014, comenzó la dictadura inmisericorde de Mercedes, y Rosberg, aunque no se hizo con el título, aguantó la batalla con Hamilton hasta el final. Al año siguiente, la historia sería distinta. Lewis se mostró intratable y su compañero solo pudo acabar segundo, aunque encadenó tres victorias consecutivas al final del año.

Por fin, Rosberg empezó 2016 como un tiro. Cuatro triunfos en las cuatro primeras carreras le situaron como líder destacado, aunque Hamilton no se rindió y consiguió llevar la disputa hasta la última carrera. Finalmente, en Yas Marina, Rosberg se sobrepuso a sus fantasmas y cruzó la meta en segunda posición, y alcanzó por fin el olimpo de la Fórmula 1. Hoy, apenas seis días más tarde, ha anunciado su retirada antes de recoger el trofeo con el que llevaba soñando toda una vida.

A sus espaldas quedan 206 Grandes Premios, 23 victorias, 57 podios y 30 poles. Un palmarés nada desdeñable y que ha coronado con el último trofeo de su carrera deportiva, el de Campeón del Mundo. No es el primer deportista que se retira en la cima de su carrera, pero las circunstancias, desde luego, son excepcionales. Logró su sueño, alcanzó su meta y ahora, se retira. Lo hace feliz, con el trofeo más deseado en la mano, el que logró su padre. Lejos queda aquel debutante que, el 12 de marzo de 2006, llegó a Baréin a bordo de un Williams para convertirse en el piloto más joven en lograr una vuelta rápida. Llegó, vió y venció. Y ahora, se retira como el campeón que siempre soñó ser.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top