GP de Estados Unidos F1 2017
Su principal objetivo, batir a Max

Ricciardo prevé tensión con Verstappen como "parte del juego"

Asegura que está preparado para imponerse con firmeza si necesita hacerlo

Horner recuerda que el equipo está por delante de los individualismos

AmpliarRicciardo prevé tensión con Verstappen como "parte del juego" - SoyMotorRicciardo prevé tensión con Verstappen como "parte del juego"

A escasos días de que comience la temporada 2017 de Fórmula 1, Daniel Ricciardo está preparado para una dura batalla con Max Verstappen si luchan por las posiciones de honor. Lo mismo espera Christian Horner, que confía en que sus dos pilotos no crucen líneas rojas.

Tras tres años de dominio absoluto de Mercedes, con el binomio representado por Lewis Hamilton y Nico Rosberg, para el 2017 se espera que cambien las tornas o que, como mínimo, algún otro competidor consiga ponerles en aprietos. Si bien Ferrari se ha mostrado como la alternativa más evidente a los germanos durante los entrenamientos de pretemporada, tanto en términos de fiabilidad como de velocidad, Red Bull fue el equipo que más consiguió acercarse en 2016. Prueba de ello son las dos victorias que lograron, una en manos de Max Verstappen en España y la otra en posesión de Daniel Ricciardo en Malasia, así como la segunda posición en el Mundial de Constructores gracias a un competitivo final de temporada.

La principal duda que gira alrededor de los austriacos es el propulsor que les va a acompañar a lo largo de toda la temporada. El motor Renault ha dejado muchas dudas a lo largo de los ocho días de test celebrados en el Circuit de Barcelona-Catalunya, al ser, con diferencia, el menos fiable por delante de Honda, la gran decepción del invierno. Sin embargo, para el Gran Premio de Australia se espera que el constructor francés traiga un importante paquete de mejoras que optimice el rendimiento, de acuerdo con el plan de desarrollo que verá su segundo gran paso adelante cuando la Fórmula 1 llegue a Europa. Aunque es muy difícil que lleguen a igualar el rendimiento del Mercedes, el objetivo es acercarse lo suficiente como para que Red Bull tenga las herramientas suficientes para ponerlos en aprietos.

Ante un panorama optimista, en el cual la marca de las bebidas energéticas esté en la lucha por las primeras posiciones, Daniel Ricciardo tiene claro que su relación con Max Verstappen no podría ser tan placentera como lo ha sido hasta ahora: "No puedo ser ingenuo y creer que nos seguiremos queriendo pase lo que pase, incluso si estamos compitiendo rueda a rueda. Somos competidores, si hay tensión o fricción a medida que avance la temporada será parte del juego", opina el australiano en declaraciones a The Guardian, que lo considera un factor completamente normal. En el pasado, Ricciardo ha demostrado su buen hacer ante un panorama de estrecha rivalidad, como el que se dio en la temporada 2014 entre él y Sebastian Vettel. A pesar de la gran cantidad de energía que depositaron ambos en batirse el uno al otro, siempre ponderó un mutuo respeto que se mantiene vigente a día de hoy.

La situación mediática de Ricciardo desde que llegó a Red Bull ha cambiado notablemente. En un principio era visto un joven piloto con ganas, pero alejado del carácter de los grandes campeones. Sin embargo, sorprendiendo a propios y extraños, ha demostrado temporada tras temporada que tiene una gran personalidad detrás de su enorme sonrisa, capaz de ser muy duro en pista en las situaciones en las que realmente necesita imponerse a sus rivales. Un claro ejemplo es la valentía que demostró en el Gran Premio de México de 2016, intentando adelantar a Sebastian Vettel en el interior de la curva 4 pese a que el alemán le cerró de forma contundente la puerta. En el recuerdo han quedado también otros movimientos memorables como el exterior con el que sorprendió a Valtteri Bottas en la frenada de la curva 1 de Monza, así como la encarnizada batalla con el propio Vettel en el Gran Premio de España.

"Cuando llegué a Red Bull, todo el mundo pensó: 'Tan solo es el buen chico, feliz, es rápido, pero no puede competir duro con los pesos pesados'. Esa era una reputación de la cual me tenía que deshacer. Ahora, la gente ha visto que soy un corredor. Estoy preparado para sacar los codos si necesito hacerlo", avisa el piloto de 27 años, que tiene muy claro que a título individual, el gran rival es Max Verstappen, por aquello de que el compañero de equipo es el único piloto que compite con las misas herramientas. Así es como lo entiende también el que fuere el tercer clasificado del último Mundial de Pilotos. "Si Lewis [Hamilton] me bate en un Mercedes, puedo decirle al mundo que me ha batido porque su coche es mejor. Pero si Max [Verstappen] me bate cada carrera me voy a quedar sin excusas, así que, ciertamente, tu compañero de equipo es la primera persona a la que quieres batir", ha añadido.

 

HORNER CONFÍA EN LA DEPORTIVIDAD DE AMBOS

Desde la dirección de Red Bull están preparados para tener que gestionar cualquier tipo de relación tensa entre Ricciardo y Verstappen. De hecho, acumulan ya experiencia con los cuatro años en los cuales Sebastian Vettel y Mark Webber disponían del mejor monoplaza de la parrilla, motivo por el cual saltaron chispas entre ambos, teniendo en cuenta la diferencia de trato entre los mismos. Sin embargo, en el caso de que Red Bull tuviera un coche ganador, el escenario sería completamente distinto. Sus actuales pilotos son dos de las mejores joyas de su programa de jóvenes talentos, pilotos ganadores que deberían disfrutar de una igualdad de trato. Sin embargo, Webber no era alguien que ha crecido en la esfera de Red Bull, sino que pertenecía a un tiempo pasado en el cual lo ficharon junto a David Coulthard para aprovechar su experiencia y desarrollar un monoplaza potencialmente ganador.

Teniendo en cuenta el contexto en el que se encuentra la temporada 2017, Horner, que considera a Ricciardo como "el piloto del año" 2016, vaticina una batalla reñida entre ambos, pero en la cual se respeten los límites impuestos por el equipo, que están relacionados con el interés colectivo como el mayor de los intereses: "Espero una lucha apretada entre los dos, pero la conclusión es que ambos trabajan para el equipo. No vamos a crear un enorme libro de normas para todos y cada uno de los escenarios. Las normas del compromiso están claras: la prioridad es el equipo. Esperamos de ellos que sea fuerte pero justos. Tendrán las mismas herramientas, las mismas posibilidades, las mismas oportunidades", ha declarado Horner.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de TOLEMAN84

Ya se ha visto en F1 bajar a un piloto de un coche por bajo rendimiento. Pero hacerlo en mitad de temporada solo por qué tu piloto rookie te presiona con firmar para otro equipo? Esto demuestra mucho cuales son las preferencias de la directiva de Red Bull. Sinceramente Ricciardo, abre los ojos. Vettel jamás tendría 4 títulos si no uniera sido el elegido dentro del equipo. Y tú no lo eres ahora. Si tienes coche ganador en Red Bull se las van arreglar, si es que no te ganan en la pista, para que te ganen desde el garaje. Red Bull es marketing y tu imagen aunque es atractiva, la del niño malo más. Aprovecha y ficha por Ferrari que se oye por ahí que te tienen en la agenda.
Que conste que consideró tanto a Ricciardo como a Verstapen dos pilotos top pero, no nos engañemos, en la fórmula 1 hay mucha política, muchos intereses y algún que otro consentido... y Vertapen ahora mismo (y que conste que me encanta y lo considero uno de los grandes talentos de la F1) es el fenómeno, la imagen y el salvavidas que necesita la F1.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top