Atribuye la responsabilidad a su equipo

Ricciardo niega haber influido en la irregularidad del RB10

El australiano se exculpa: "Hice lo que podía. El resto estaba fuera de mi control"

De cara a las próximas carreras, confía en que no se repita la controversia

AmpliarRicciardo niega haber influido en la irregularidad del RB10 - LaF1Daniel Ricciardo

Envuelto en la controversia sobre la validez de su segunda posición en el pasado Gran Premio de Australia, Daniel Ricciardo ha asegurado que su labor al volante no estuvo relacionada con el exceso de flujo de combustible que fue detectado tras concluir la prueba.

De hecho, el piloto australiano ha asegurado que la única medición de la gasolina que tuvo que gestionar estaba relacionada con un ahorro convencional en momentos puntuales de la carrera, por lo que las discusiones entre Red Bull y la FIA permanecen ajenas a su responsabilidad.

Hice lo mejor que pude, y la controversia de después no formaba parte de mi batalla

"No sabía nada acerca de ello. Durante la carrera estábamos llevando a cabo el ahorro de combustible, y el equipo estaba dando información sobre cuánto debía ahorrar por vuelta, pero nada más que eso", ha comentado el ‘aussie’ a Autosport.

De esta forma, el piloto australiano ha insistido en que la responsabilidad de gestionar la cantidad de 100kg de combustible permitida en una hora recaía directamente en las labores del equipo.

"Hice lo mejor que pude, y toda la controversia de después no formaba parte de mi batalla. Eso era algo de lo que se ocupaba el equipo. Estaba orgulloso de lo que hice. Creo que desempeñé el trabajo que tenía que hacer, y el resto estaba fuera de mi control" 

Ciertamente, la irregularidad detectada en el monoplaza de las bebidas energéticas se debía a una medición alternativa del flujo por la que optó Red Bull tras los problemas ocasionados por las piezas originales de la FIA durante los entrenamientos libres y la sesión clasificatoria.

En este sentido, Christian Horner aseguró que su funcionalidad podría haber causado un "impacto significativo" en el rendimiento de los equipos, justificando así una alternativa que ha terminado por perjudicar los intereses de Red Bull.

Pese a ello, Ricciardo se ha mostrado confiado de que la controversia que aún mantiene en duda su resultado final no se repetirá a lo largo de la temporada: "Obviamente el equipo ha estado fuertemente envuelto en ello durante los últimos nueve o diez días. Confío en que harán lo que necesitan para no toparse con este fallo otra vez"

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top