OBLIGATORIO EN 2018

Ricciardo, a favor del halo: "La gente se acostumbrará pronto"

El australiano cree que el riesgo y la esencia de las carreras se mantendrán intactas

Destaca la importancia de este elemento de seguridad ante el desprendimiento de piezas

AmpliarRicciardo, en el RB13 con el halo durante un GP esta temporada - SoyMotor.comRicciardo, en el RB13 con el halo durante un GP esta temporada

La implantación del halo a partir de la temporada 2018 de Fórmula 1 ha traído consigo mucha polémica y división de opiniones, pero Daniel Ricciardo es de los que se posiciona a favor. El australiano cree que es uno de tantos cambios que ha sufrido el deporte a lo largo de los años, pero a los que al final todo el mundo se ha acabado acostumbrando. 

Existe un tópico en las carreras que aboga por la seguridad como lo primordial por delante de todas las cosas. Sin embargo, no sólo aficionados, sino también varios pilotos se han posicionado en contra de la inclusión del halo en los monoplazas. Entre algunos de los críticos se encuentran pilotos de prestigio como Nico Hülkenberg o Lewis Hamilton, quien ha llegado a afirmar que es "el peor artefacto que se ha visto jamás en el deporte".

Sin embargo, la Fórmula 1 siempre ha estado sometida a constantes cambios, muchos de los cuales no han agradado a todo el mundo a pesar de estar orientados en aras a la seguridad. A finales de los años 60 abundaron las críticas por la inclusión de los cinturones de seguridad, entre otros impulsados por el tricampeón Sir Jackie Stewart.

En cambio, en la temporada 1970, Jochen Rindt podría haber salvado la vida en Monza de habérselos abrochado correctamente, ya que tenía la costumbre de dejarlos sueltos para mayor comodidad. Esto, hoy en día, sería impensable. Si no, que se lo digan a Valtteri Bottas, que a mitad de carrera en el Gran Premio de Brasil de 2016 se detuvo en boxes para ajustar uno de los anclajes, el cual se le había soltado.

Igual que el cinturón de seguridad, otros tantos elementos de seguridad activa y pasiva como el Hans, las viseras de Zylon, el sistema de doble anclaje de sujeción del neumático, o incluso el limitador de pit lane y el coche de seguridad virtual han contribuido a salvar vidas en caso de accidente o para prevenirlos. Incluso, los habitáculos, antiguamente, eran completamente abiertos y posteriormente fueron cerrándose más y más hasta que, en los últimos años, hasta el mismo casco se ha ido protegiendo lateralmente hasta quedar prácticamente tapado.

"Creo que la gente se acostumbrará al halo bastante pronto. Solo es la apariencia lo que necesita ajustarse, pero la competición no debería cambiar lo más mínimo", ha dicho Ricciardo para la revista RACER, ahondando en el hecho de que el transcurso de las carreras seguirá siendo idéntico de aquí en adelante.

En la misma línea, ha recordado que siempre han existido cambios impopulares, como cuando en 2009 se simplificó tanto la aerodinámica de los monoplazas que parecían de una categoría inferior. "Cuando los coches cambiaron entre 2008 y 2009 tampoco lucían muy bien, pero la gente se acostumbró y después se hizo normal tener los alerones traseros altos y estrechos, aunque era un coche de Fórmula 1 muy extraño”, ha dicho el australiano.

"Creo que han habido reacciones diversas entre los pilotos, en los medios y entre los aficionados”, ha puntualizado, pero su opinión sigue siendo la misma aunque el halo pueda ser antiestético. "No son tan buenos respecto a cómo lucen los coches ahora. Es más para proteger en accidentes extraños. Si cualquier parte del coche se desprende puede evitar una fatalidad. La gente se olvida, y es fácil cuando no ha habido ni uno en un par de años. La gente dice que todo está bien y es seguro, pero cada vez que pasa algo se ponen de manifiesto los peligros", ha añadido.

 

¿Un futuro con habitáculos cerrados?

Viendo la progresión de los habitáculos en el deporte, parece claro que el futuro pasa por cerrarlos definitivamente. Hasta los años 80, los brazos del piloto estaban al descubierto, mientras que en los 90 tan solo se podían intuir los hombros. Posteriormente, a principios de siglo, las extremidades empezaron a quedar tapadas para dejar a la vista tan solo el casco. Actualmente, incluso la mitad inferior del mismo queda invisible a razón de las protecciones acolchadas que colocan adicionalmente cada vez que se suben al coche.

A pesar de todos los cambios que han habido fruto de los progresos en materia de seguridad, la esencia de las carreras no ha cambiado, ni cambiará tampoco con el halo. “No cambiará la adrenalina del deporte, la emoción. Todo lo que se está haciendo es protegernos de los accidentes extraños. Las carreras seguirán siendo lo mismo. Los riesgos que tomamos siguen siendo los mismos, así que realmente no veo ningún gran cambio”, ha concluido el piloto de Red Bull Racing.

Es posible que el halo no sea la mejor solución, dado que puede presentar algunos vacíos que sigan comprometiendo la seguridad. Por un lado, una posible falta de visión en cambios de inclinación pronunciados como se puede dar en Eau Rouge y la subida por el Raidillon. Además, seguirían habiendo pequeños elementos que podrían colarse entre los espacios que deja libres el halo.

Por último, algunas voces se han pronunciado en contra del mismo por el posible retraso de unos pocos segundos para salir del coche, aunque hoy en día esto es menos importante por la improbabilidad de que un coche se incendie, sumados a los eficaces trajes ignífugos que equipan los pilotos. En todo caso, la FIA ya anunció que podría ser una medida provisional si se acabara encontrando una solución mejor, pero que por ahora es la única que ha demostrado mejorar la seguridad de los pilotos. De hecho, los argumentos relativos al campo de la seguridad son los únicos que importan.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor RedBull
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top