Siguen las críticas a la proveedora

Ricciardo: "Es una sorpresa que Renault tenga problemas en 2015"

Tras 18 meses de evolución, el australiano no esperaba sufrir tantas averías en el motor

AmpliarDaniel Ricciardo en Italia - LaF1Daniel Ricciardo en Italia

Daniel Ricciardo se ha mostrado sorprendido ante los problemas de fiabilidad que sigue registrando la unidad de potencia de Renault en su segunda temporada de experiencia con la tecnología híbrida en la Fórmula 1. Dieciocho meses después de estrenar su nueva versión del motor V6 Turbo, la proveedora francesa aún no ha logrado solventar la mala distribución de potencia en el sistema ERS que ha impedido tanto a Red Bull como a Toro Rosso luchar por posiciones competitivas en la parrilla.

Estas graves carencias en materia de fiabilidad se han acentuado en 2015 después de que sus dos equipos cliente superaran el límite de cuatro recambios permitidos del motor antes de mitad de temporada, lo cual les ha obligado a asumir varias penalizaciones en la parrilla. La última sanción se produjo precisamente el pasado fin de semana en el circuito de Monza, con los cuatro coches motorizados por Renault cerrando la parrilla incluso por detrás de Manor y McLaren-Honda.

Esperaba estos problemas el año pasado, es una sorpresa que nos ocurran en 2015

Sin embargo, los verdaderos problemas de Renault en 2015 se retoman al los test invernales en el circuito de Jerez, donde no dieron señales aparentes de mejora tras los problemas de potencia que ya registraron en su anterior versión del 2014. Siete meses después, en la proveedora francesa continúan en busca de soluciones que les permitan frenar la sangría de averías mecánicas en su unidad de potencia, algo que Ricciardo no comprende vista la profesionalidad de Mercedes y Ferrari en este sentido.

"Esperaba estos problemas el año pasado: en la primera temporada de la nueva era (turbo) me esperaba muchos más. Es una sorpresa que nos ocurran este año a nosotros y Honda", explica el piloto australiano. Se espera que Renault utilice prácticamente la totalidad de sus 12 tokens disponibles para esta temporada en el próximo Gran Premio de Estados Unidos, fecha señalada en rojo para comprobar si existen verdaderos indicios de recuperación para la próxima temporada 2016.

Incluso en 2014 decíamos: ¡Bien! ¡Vamos a tener más caballos!

Sin embargo, todo apunta a que en Red Bull ya han tomado la decisión de romper filas con Renault y trabajar junto a otro fabricante que ofrezca mayores garantías competitivas en su intento de volver al Olimpo de la categoría reina durante los próximos años. Hasta entonces, Ricciardo esperará pacentemente la llegada de más caballos a su RB11, si bien sus presagios en cuanto a la evolución del monoplaza no son demasiado optimistas.

"A corto plazo, tenemos Singapur para conseguir un buen resultado. Luego ya veremos. No he recibido actualizaciones sobre qué va a pasar en el futuro en cuanto al número de especificaciones que vamos a recibir. No voy a ser demasiado optimista. Cuando las tengamos en el coche, empezaré a hacer más preguntas, pero hasta entonces me mantendré callado y seguiré pilotando. Incluso uso el año pasado teníamos muchas esperanzas y decíamos: '¡Bien! Vamos a tener más caballos en esta y esta carrera'".

 

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Chuvi14_oficial

El divorcio entre Renault y Red Bull se sabe desde principios de 2015, cuando la marca francesa trazó un plan que consiste en intentar ser competitivo a medio/largo plazo (2017 en adelante). Dicho lo cuál, los problemas de fiabilidad se han sucedido en dos circuitos muy exigentes con las unidades de potencia, donde incluso Mercedes ha tenido contratiempos, por lo que no entiendo muy bien que significado quiere dar RIcciardo con sus palabras, ya que hasta Spa Renault acumulaba muchas carreras sin problemas.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top