GP de Bélgica F1 2017
Hablamos con Bob Bell

Renault quiere el Campeonato en 2020 y así planea conseguirlo

La marca del rombo diseña una hoja de ruta con "objetivos realistas" para volver a la cima

AmpliarRenault en el GP de Abu Dabi 2016 - SoyMotorRenault en el GP de Abu Dabi 2016

Renault pone fecha a su reconstrucción y considera un “objetivo realista” fijar 2020 como el año en el que volverá a luchar por el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Están contentos con su progresión y sienten que en los próximos meses darán los pasos definitivos que les permitirán operar como una escudería de primera orden.

La marca del rombo compró Lotus y volvió al paddock en diciembre de 2015. Se encontró una Enstone gravemente mermada por las dificultades económicas de su anterior inquilina. Renovar las instalaciones y ampliarlas se convirtió desde entonces en su prioridad número uno.

En su hoja de ruta, el próximo paso consiste precisamente en terminar las obras de la fábrica y rematar la contratación de nuevos trabajadores. Llegarán a ese punto en 2017 y a partir de entonces dispondrán de la infraestructura y el talento humano necesarios para empezar a escalar, según ha explicado su responsable técnico Bob Bell en declaraciones a SoyMotor.com.

"Estamos ampliando la fábrica en algunas áreas muy específicas. Cuando empezamos a finales de 2015, éramos unas 470 personas. Ahora estamos en 580 o 590, aproximadamente. Cuando termine el primer cuatrimestre de 2017 seremos 620 o 630, y luego nos estabilizaremos. Ya nos estamos acercando a eso. Llegaremos a ese punto durante el año que viene", señala Bell.

"No nos podemos esconder. Está claro que si haces un buen chasis puedes luchar por podios, ganar carreras y asustar a Mercedes, como hace Red Bull. Enstone no se puede esconder. Sabemos cuál es nuestra referencia y rendir depende de nosotros. Creo que la gente entiende que es algo que lleva tiempo, pero sabemos qué hay que hacer".

En cuanto a resultados, Bell es claro: quieren ser quintos en 2017, subir al podio en 2018 y a partir de 2019 buscar las victorias. El Mundial está en la agenda de 2020.

"Nuestro objetivo para el año que viene es asentarnos en la media parrilla. Nuestra meta sería terminar quintos, en esa zona. Habremos hecho un gran trabajo si lo conseguimos. Si lo hacemos, luego en 2018 deberíamos intentar subir al podio en alguna ocasión. Si lo conseguimos, nos pondremos en una posición en la que podremos luchar por el Campeonato. Quizá no en 2019, pero sí en 2020. Todo esto es muy fácil de decir pero muy difícil de hacer, pero creo que son objetivos realistas".

No es la primera reconstrucción que Bob Bell vive en primera persona. En 2011 ejercía de director técnico cuando Daimler amplió su inversión y las flechas de plata empezaron a plantar la semilla del éxito de 2014.

"Es una situación muy similar. Mercedes compró Brawn a finales de 2009 y entonces reconstruyó el equipo. Es exactamente lo mismo con la compra de Renault a Lotus. Para mí, es como un deja vu", explica el irlandés, que durante esa etapa aprendió valiosas lecciones aplicables a su nuevo equipo.

"Creo que la mayor lección es la necesidad de tener un punto de paciencia. Y también el trabajo cooperativo. Tanto en Viry como en Enstone, y también en Brackley y Brixworth en el caso de Mercedes, hay equipos de personas diferentes con culturas y procedencias diferentes. Necesitas paciencia para que esas dos organizaciones formen una y empiecen a rendir".

"Esa tarea es probable que sea más fácil aquí en Renault, porque en el pasado ya hemos trabajado con Viry. Con Mercedes fue un reto porque el grupo de los motores había tenido mucho éxito con McLaren y Brawn, de modo que los de Brackley, el nuevo equipo, tenían que probarse a sí mismos. Pero es remarcablemente similar".

Bell también ve un parecido razonable en la mentalidad que impera en la Renault del presente y la que tenía Renault en los años del bicampeonato de Fernando Alonso.

"Hay más similitudes que disparidades, probablemente. El núcleo, el corazón del equipo, es casi el mismo tanto en Enstone como en Viry. Es el mismo espíritu, la misma ética, el mismo enfoque. Pero también es diferente: a principios de los 2000 estábamos estabilizados, ahora estamos expandiendo el equipo. Es una fase de transición, por lo que no sería justo comparar las dos Renault. Pero sí, diría que tienen un ADN muy similar".

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de A37927

Y McLaren Honda en 2019. Ejem... :-)

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top