Tachan su renovado diseño de irrelevante

Renault no cree en las ventajas del turbo de Mercedes

Mercedes AMG ha logrado separar el compresor del turbo para mejorar su rendimiento

Rob White asegura que Renault desechó tal sistema al carecer de beneficio aerodinámico

AmpliarLewis Hamilton, en paralelo con Sebastian Vettel en Baréin - LaF1Lewis Hamilton, en paralelo con Sebastian Vettel en Baréin

La complejidad técnica que ofrece el nuevo reglamento ha desencadenado una oleada de diferentes novedades en la configuración interna de las unidades de potencia que comparten el objetivo de alcanzar una óptima correlación entre el almacenamiento de energía y la expulsión de potencia con el fin de aumentar el rendimiento de los monoplazas.

Lo cierto es que la dificultad que supone para los ingenieros comprender el funcionamiento de los seis elementos principales que dan forma a los nuevos motores parece haber hecho una excepción en el caso del equipo de Mercedes AMG, el cual ha dado con un sistema que podría ser el principal responsable de su insultante dominio respecto a la competencia.

En este sentido, la formación de Brackley ha logrado diseñar su unidad de potencia de tal manera que el compresor de aire quede dividido del turbo y se genere, así, una mayor eficiencia aerodinámica que ayude a dividir las diferentes tareas que desempeña su tren motriz.

Sin embargo, la competencia no ha tardado en restar importancia a la novedad de Mercedes, y es que Rob White, responsable técnico de Renault, ha asegurado que la marca del rombo decidió descartar la introducción de tal diseño a sus unidades de potencia debido a su limitada relevancia en términos de rendimiento.

No es algo en lo que hemos visto una ventaja que cambie las reglas en favor de Mercedes

"No es algo en lo que hemos visto una ventaja que cambie las reglas en favor de Mercedes, o que sea ciertamente un hándicap para nosotros. No es algo en lo que no hayamos pensado, o que cuando lo viéramos dijéramos:'¡Eureka!, eso habría sido una buena idea'", ha comentado.

Las palabras de White no parecen acordes a la realidad que afronta Renault en el inicio del campeonato, y es que la mejora significativa que han desarrollado sus motores con respecto a la pretemporada no ha impedido que sus equipos cliente sigan detectando graves incidencias eléctricas.

Pese a ello, el británico no cree que exista algún sistema irreparable en sus unidades de potencia, pues las averías en la pretemporada se produjeron por la utilización de piezas revolucionarias para tratar de recortar la distancia con los líderes: "No tenemos nada en el motor que creemos que sea insuperable, teniendo en cuenta que existen unas restricciones deportivas y las restricciones de desarrollo del mundo real".

De hecho, White confía en que el plan de desarrollo de Renault facilite la introducción de nuevas piezas a sus motores: "Tenemos algunas cosas importantes en las que seguimos trabajando, y tenemos otras cosas que estarán disponibles en el futuro (cuando se suprima la congelación motriz este invierno)".

A la visión optimista del británico se une la de Remi Taffin, ingeniero jefe de operaciones, quien también vislumbra una inminente evolución en la unidad de potencia de Renault que permita a la marca destapar su máximo potencial.

"No creo que haya algo erróneo y, para ser justo, cuando estemos ganando una carrera quizá sea la elección que adoptar. Podría ser que uno de los componentes fuera un poco más débil que la oposición, pero estoy bastante satisfecho con lo que tenemos por el momento".

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top