¿Suministrador o equipo propio?

Renault estudiará su continuidad en la Fórmula 1 a finales de 2015

La proveedora francesa quiere ganarse la confianza de Red Bull para los próximos años

De no llegar a un acuerdo, podrían estrenarse en la parrilla de 2017 como escudería propia

Para ello, contemplan la posibilidad de fusionarse con Toro Rosso, Lotus o Manor

AmpliarCyril Abiteboul - LaF1.esCyril Abiteboul

Renault se sentará a decidir su futuro en la Fórmula 1 a finales de la presente temporada 2015, según ha revelado su máximo responsable, Cyril Abiteboul. Sobre la mesa se contemplan dos posibilidades principales; tratar de solventar sus graves problemas de fiabilidad y seguir en la categoría como proveedor de motores gracias a la confianza del equipo Red Bull, o, por el contrario, dar un giro de timón y construir una propia escudería con la que podrían competir a partir de 2017 si así lo permitiera finalmente el proceso de selección de la FIA.

El contrato que une a Renault con Red Bull y Toro Rosso expira a finales de la temporada 2016, e incluso existen rumores que apuntan a que el descontento que han generado las múltiples averías en su modelo de V6 Turbo podría incluso dejar a los franceses sin equipos cliente a partir de dicha campaña. Con el fin de estudiar sus opciones de futuro y decidir qué rumbo toman en la F1, Abiteboul ha reconocido que desde la proveedora habrá una respuesta clarificadora al respecto antes de 2016.

Me imagino que Red Bull querrá saber en algún momento de 2015 qué va a ocurrir en 2017

Red Bull quiere tener la confianza de que nosotros tenemos la capacidad de recuperarnos, y desde nuestra parte también necesitamos esa confianza. También necesitamos tener confianza en el valor del deporte y de esta colaboración. Es algo que se ha construido a lo largo del tiempo. Sé que este es el tipo de organización que empieza a dibujarse pronto, y me imagino que en algún momento de 2015 querrán saber qué va a ocurrir en 2017”, indica el francés en palabras a Autosport.

En el caso de emprender un rumbo solitario en la categoría reina, Renault estudiaría la opción de comprar algunos equipos como Toro Rosso, Lotus e incluso Manor, de tal forma que lograran acelerar su proceso de construcción interna y partieran de una base competitiva ya existente en años anteriores. Red Bull, por su parte, abandonaría la Fórmula 1 si el reglamento no se ajustara finalmente a sus exigencias para mejorar el espectáculo y la rivalidad entre los equipos.

A raíz de este posible cambio de cara a las próximas temporadas, desde Renault insisten en que su prioridad a día de hoy no es otra que centrarse en solventar los problemas de fiabilidad en su unidad de potencia y plantearse su futuro en calidad de suministrador tanto de Red Bull como de Toro Rosso, no sin descartar abiertamente que ambas entidades podrían finalmente cambiar de aires visto su descontento con el funcionamiento de los motores V6.

“Ahora mismo lo mejor que podemos hacer para nuestra propia situación es asumir que vamos a continuar nosotros como suministrador de motores y ellos como clientes de Renault. Nos darán la mejor oportunidad de tener éxito para la organización, pero en paralelo también estamos trabajando en el futuro. El futuro quizá sea diferente para ellos y para nosotros, pero en cualquier caso no hay futuro si no tenemos un motor competitivo”, indica Abiteboul.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top