Creado para las colisiones en ángulos oblicuos, estará vigente desde 2014

Red Bull y Marussia idean un sistema de impactos laterales

La iniciativa de la escudería de la bebida energética, elegida por el Instituto de la FIA

Hecho de fibra de carbono, se aplasta progresivamente con el impacto

AmpliarRobert Kubica sufrió un aparatoso accidente en el GP de Canadá 2007Robert Kubica sufrió un aparatoso accidente en el GP de Canadá 2007

A partir de la próxima temporada los pilotos de Fórmula 1 estarán un poco más seguros cuando se encuentren a los mandos de sus monoplazas gracias a la incorporación de un nuevo sistema de impacto lateral fabricado expresamente para las colisiones en ángulos oblicuos. Esta innovación mejora la funcionalidad del sistema actual, que actuaba de forma muy eficiente en golpes rectos pero presentaba fallos en los oblicuos.

Este nuevo artilugio ha sido diseñado por el Instituto de la FIA, en colaboración con las escuderías del Mundial, tomando como punto de partida el terrible accidente que sufrió Robert Kubica en el GP de Canadá en 2007 en el que chocó contra el muro de la horquilla a 280 kilómetros/hora, quedando únicamente el monocasco de su BMW. De todo lo malo se aprende y de aquel impacto llega en la actualidad esta innovación dispuesta a salvar vidas.

Monaghan (Red Bull): "Tendrá un diseño común, pero cada equipo decidirá cómo lo integran a sus monoplazas"

El sistema de impacto que veremos a partir del año que viene consistirá en un conjunto de tubos de fibra de carbono de alto rendimiento situados debajo de los pontones, capaces de lidiar eficazmente con las grandes cantidades de energía que se generan en los primeros milisegundos posteriores al impacto. Esta estructura, diseñada inicialmente por Marussia y mejorada en última instancia por Red Bull, se impuso a un segundo sistema consistente en paneles de carbono rompibles, que resultaron ser ineficientes.

Así, lo que se consigue con esta novedad es que los laterales del monoplaza absorban la energía de las colisiones de forma progresiva, decelerando el coche de la forma más controlada posible. En las pruebas de colisión a las que ha sido sometido el nuevo sistema, este ha sido capaz de absorber 40 kilojulios de energía, lo que se traduce en un gran avance sobre el diseño actual.

"La estructura tendrá un diseño común para todos los equipos, pero cada uno decidirá cómo lo integran a sus monoplazas", asegura Paul Monaghan, el jefe de ingeniería de la escudería de la bebida energética, que añadió: "Lo único de lo que tienen que preocuparse los equipos es de tener un monocasco que sea lo suficientemente fuerte para pasar las pruebas estáticas y, además, ahorrarán dinero porque no tendrán que hacer ninguna prueba de impacto". Paso a paso, la F1 cada vez es un lugar más seguro.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top