Lucha de poder por el control de la Fórmula 1

¿Quiere Bernie Ecclestone resucitar el proyecto GP1?

El nuevo rumbo de la Fórmula 1 no satisface a Bernie Ecclestone

Las críticas proferidas contra el nuevo reglamento podrían tener por intención devaluar el deporte en alas de una futura compra

AmpliarBernie Ecclestone junto a Helmut Marko en el Gran Premio de Baréin - LaF1Bernie Ecclestone junto a Helmut Marko en el Gran Premio de Baréin

Los aficionados a las teorías conspirativas tienen hoy un motivo para sonreír, y es que en las últimas horas se ha planteado la posibilidad de que las constantes críticas que personalidades como Bernie Ecclestone o Dietrich Mateschitz han proferido contra la Fórmula 1 responden a unos intereses ocultos de sus respectivos altavoces.

Hay quienes creen que las quejas contra la gestión de la competición tendrían por objetivo devaluar el deporte de tal modo que Ecclestone y el mismo Mateschitz puedan comprarlo a un buen precio, según ha revelado el portal.

La eterna lucha de poder entre Bernie Ecclestone, la FIA y los equipos podría reeditarse en los próximos meses a pesar de los esfuerzos del inglés por descalificar los rumores que indican que él desea tomar el mando absoluto de la Fórmula 1, quizá con el olvidado proyecto GP1, que quedó aparcado hace un lustro.

Quizá deberíamos convertir la GP2 en la Fórmula 1, quizá estemos hablando de una Súper GP2

"Quizá deberíamos convertir la GP2 en la Fórmula 1. Nos costaría mucho menos y tendríamos muchos más equipos, quizá estamos hablando de una Súper GP2", ha apuntado Bernie, que ya posee la marca comercial de la GP1.

En Baréin, Bernie volvió a insistir en que Red Bull es libre de retirar su multimillonaria inversión si le disgusta el rumbo ecológico que ha tomado la categoría, una posibilidad que, de concretarse, supondría la pérdida de dos de las once escuderías que a día de hoy componen la parrilla.

"Si él quiere, lo parará. No está contento con la gestión actual del deporte, y ese es el tipo de cosa que podría apartarlo (del deporte)", ha comentado el inglés.

La lucha de poder por el control de la Fórmula 1 alcanzó este fin de semana un nuevo nivel, cuando trascendió que los seis equipos que integran el Grupo de Estrategia han cambiado de opinión y ahora están en contra del techo presupuestario propuesto por Jean Todt, el presidente de la FIA.

Ecclestone tiene seis de los 18 votos que integran ese órgano, los mismos que la Federación, mientras que los otros seis están repartidos entre Red Bull, Ferrari, McLaren, Mercedes, Williams y Lotus, que representan al conjunto de escuadras en este órgano surgido del último Acuerdo de la Concordia.

12 de los 18 miembros del Grupo rechazan un acuerdo presupuestario regulado por la FIA, y proponen en cambio que esté legislado por el mismo reglamento deportivo de la competición.  Sin embargo, los equipos más modestos han quedado excluidos de esta toma de decisión.

"No puedes dar poder a ciertos equipos que ya son muy fuertes, dejar a un lado al resto y esperar que estemos contentos", ha dicho el director adjunto de Force India Bob Fernley en declaraciones al The Guardian.

Según Fernley, Ecclestone no quiere ningún límite presupuestario, sino que quiere avanzar hacia un deporte en el que las formaciones más poderosas vendan sus chasises al resto de los competidores. "Me gustaría ver eso, sí", admite Bernie.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top