Así lo ha asegurado Paul Hembery

Pirelli no quiere protagonismo en 2014 y serán conservadores

"Tomaremos la simulación del peor caso como base para el desarrollo"

AmpliarLewis Hamilton en Marina Bay, con virutas de goma en la pista - LaF1Lewis Hamilton en Marina Bay, con virutas de goma en la pista

Una vez que se han quitado la soga del cuello al confirmar el Consejo Mundial de la FIA su renovación como suministradores de neumáticos por al menos un año más, en Pirelli ya pueden centrarse en la fabricación de los compuestos de la trascendental temporada que se avecina. Y si algo tienen ya claro en la marca italiana es que no quieren tener el protagonismo que han alcanzado este año.

Esperamos
un viaje a lo desconocido con los nuevos coches del año que viene

"Tendremos una estrategia muy conservadora. Vamos a tomar la simulación del peor caso como base para el desarrollo de la estructura del neumático", asegura Paul Hembery en 'Auto Motor und Sport'. Así, según lo que nos cuenta el responsable del área deportiva, podemos anticipar que las diferencias entre los tipos de ruedas elegidos para los grandes premios no serán tan exageradas. Algo que ya estamos viendo desde que en Hungría se introdujo la nueva gama que combina los compuestos de este año con los del pasado, a excepción del particular GP de Singapur en el que llegó a haber una diferencia de unos dos segundos entre el compuesto superblando y el medio.

Para poder alcanzar un desarrollo adecuado de los neumáticos que calzarán los nuevos V6 Turbo se antoja necesario hacer cuantos más kilómetros mejor. Hace unas semanas, Red Bull rodó 1.000 kilómetros en el Circuito de Barcelona-Cataluña con el RB7 de 2011 y la pasada lo hizo Ferrari y Pedro de la Rosa en el mismo trazado y con el 150º Italia del mismo año 2011. Pruebas importantes, pero que servirán de poco para el 2014 según confiesa Hembery: "Nos fue bien, por lo que podemos decir. Los coches son tres segundos más rápidos que nuestro Lotus de prueba, pero esperamos un viaje a lo desconocido con los nuevos coches del año que viene".

A pesar de haber rodado 2.000 kilómetros en el último mes, y sumando el famoso test privado/secreto de Mercedes, a Pirelli las pruebas se le quedan cortas. Es la eterna queja que los proveedores siempre tienen en esta época en la que escasean los test, algo que se mejorará en 2014 con la vuelta de pruebas durante la temporada. Aun y con eso, la situación dista de ser la mejor para Hembery: "Esto es debida a la paranoia de los equipos. Lo que necesitamos para hacer nuestro trabajo por desgracia no se ajusta a lo que los equipos quieren. Y nadie viene con una solución". Lo importante es que a ellos no les entre una paranoia y hagan unos compuestos que tengan que ser modificados a mitad de año.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top