Los problemas de China no han cesado en Rusia

Palmer insinúa que su chasis no está al mismo nivel de Magnussen

El británico niega que su talento sea un problema y exige mejoras inmediatas a Renault

Sospecha un caso parecido al de Sauber, donde Nasr se quejó de favoritismo a Ericsson

AmpliarJolyon Palmer en Rusia - LaF1Jolyon Palmer en Rusia

Jolyon Palmer ha confesado abiertamente que un grave problema en la construcción de su chasis le ha impedido exprimir el potencial del RS16 durante las dos últimas carreras del Campeonato. El piloto británico debutó con una buena actuación en el Gran Premio de Australia, pero sus actuaciones en Baréin y China se vieron eclipsadas por una falta constante falta de ante de agarre en el tren delantero del monoplaza, cruzando la línea de meta en ambas citas por detrás de su compañero de equipo, Kevin Magnussen.


De confirmarse las deficiencias en el material de Palmer, se repetiría el mismo episodio que ha ocurrido recientemente dentro del equipo Sauber, donde Felipe Nasr llegó a aseverar que su coche no estaba equipado con la misma configuración que el de Marcus Ericsson. La polémica en la formación suiza ha terminado este fin de semana después de que Nasr recibiera una nueva versión del chasis, aunque los problemas de agarre que sufrió ayer Palmer en los entrenamientos libres invitan a pensar que la situación podría estar reproduciéndose de forma similar en Renault.



Tras terminar último en Shanghái, Palmer lamenta que las indicencias en el manejo del RS16 sigan latentes dos semanas después sobre el trazado de Sochi. "Estoy teniendo los mismos problemas", explicó el británico, quien terminó a seis décimas del piloto reserva Sergei Sirotkin en la jornada matinal. "Llego a la curva y no sé cómo va a reaccionar el coche. Es la misma situación que en China, cuando se produjo durante todo el fin de semana. No tengo confianza con el coche porque el equilibrio está cambiando constantemente", añade.



Pese a admitir que Renault ha explorado varias posibilidades para mejorar sus sensaciones al volante, incluyendo una posible adaptación del chasis que utilizó en Melbourne, el británico reconoció que "nada ha cambiado". Plantear el mismo escenario que en Sauber se antoja aún demasiado aventurado, pero Palmer no duda en abordar la polémica de Felipe Nasr como un episodio igualmente sospechoso al que él mismo lleva atravesando desde la cita inaugural del Campeonato.



"Es interesante, porque nadie podía entender qué estaba pasando con Felipe y él es un buen piloto. Pero hoy parece que ha vuelto a su antiguo nivel". En línea con este tono escéptico, Palmer niega que su nivel de pilotaje sea de las causas de su mal rendimiento. "No sé qué está ocurriendo en nuestro caso, no tenemos señales de que haya problemas en el chasis, pero necesitamos entender qué está ocurriendo. Tengo bastante experiencia, conozco esta pista y conozco el coche. No creo que esté haciendo las cosas mal".



 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top