Red Bull, con mucho trabajo por delante

Newey no se sorprende por Mercedes: "Son los favoritos"

El británico reconoce que aún se encuentran en desventaja con el rendimiento del motor

Pese a ello, elogia la labor de Renault a la hora de recuperar terreno durante el invierno

Prevé un año "difícil" en materia de recuperación, aunque apuesta por el talento de Red Bull

AmpliarAdrian Newey en el paddock de Jerez - LaF1Adrian Newey en el paddock de Jerez

Adrian Newey ha atendido a la prensa internacional desplazada al circuito de Jerez aún con la incertidumbre en mente de si los ajustes efectuados durante el invierno a la unidad de potencia de Renault permitirán que el RB11 se postule como un serio candidato a la lucha por el título. Por el momento, el británico no puede evitar fijarse en el potencial de la competencia más directa, y es que las 157 vueltas completadas por Nico Rosberg suponen un motivo de cierta preocupación para los intereses de Red Bull con solo una jornada de entrenamientos disputada hasta la fecha.

Sacando el lado positivo de la jornada, Newey ha destacado que el monoplaza no ha sufrido ninguna incidencia en el apartado de la unidad de potencia, al contrario de lo que ocurrió el pasado año en Jerez, cuando se vieron obligados a abandonar el circuito dos días antes de que terminaran los entrenamientos. Sin embargo, el británico es consciente de que el desarrollo de los motores ha causado muchas menos dificultades para todas las escuderías de la parrilla, quienes ya han centrado su actividad en exprimir las piezas de sus monoplazas sin dedicar demasiada atención a posibles averías de la unidad de potencia.

Mercedes son claramente los favoritos, tienen un buen equipo y una buena unidad de potencia

De este modo, Newey ha reconocido que esperaba ver a Mercedes imponiendo desde el principio una ventaja significativa en términos de rodaje: "No me sorprende. Siempre tiene que haber un caso. Los motores han mejorado y han logrado desarrollarlo mejor con respecto al chasis, no es un tipo de sorpresa. Hasta ahora, nuestro coche no ha tenido ningún problema con el chasis, aunque ha tenido incidencia con la electrónica y la batería, pero nada relacionado con el motor. Es así como funcionan los test". 

El británico ha cerrado la pregunta con una declaración contundente: "Mercedes son claramente los favoritos, tienen un buen equipo y una buena unidad de potencia”. En cualquier caso, Red Bull no pierde la esperanza de desarrollar nuevas mejoras a lo largo de la temporada que le impulsen a una posición competitiva en la parrilla. Según Newey, el aprendizaje del pasado año servirá como base para emprender un ciclo competitivo en 2015, si bien afirmar ser consciente de aún queda  mucho terreno hasta que el RB11 se asiente realmente como un candidato a la victoria".

"Siempre mejoras. El problema es que la limitación del reglamento es parte de nuestro desarrollo. El reglamento se ha estabilizado durante el invierno. Hemos entendido cosas el año pasado sobre el coche que eran diferentes respecto a 2013 en cuanto a la configuración del morro con menor altura y cómo afecta el efecto del par motor. Hay muchas cosas que aprendimos el pasado año que obviamente hemos adaptado a este coche", ha manifestado.

No se puede recuperar la desventaja del motor en un periodo corto de tiempo

Sin embargo, Newey reconoce que los avances experimentados en el desarrollo de la unidad de potencia no serán suficientes para recortar la distancia cercana a los 60 CV que arrastraban respecto a Merceces al concluir la pasada temporada, en parte debido a la complejidad de los nuevos motores y la dificultad de adaptar su evolución a las modificaciones en el chasis.

"El déficit de potencia era cercano a un 10%, lo cual era parte de nuestras estimaciones. Para Renault no es fácil recuperarlo en un periodo corto de tiempo. Creo que han hecho un muy buen trabajo con el motor a lo largo del invierno. En términos de recuperar ese 10%, no es algo que se pueda hacer en un poco tiempo. Así es la naturaleza del motor. Hay una curva de desarrollo muy lenta porque los coches tienen un análisis más delicado. Creo que lo vamos a tener difícil este año".

Newey ha aprovechado su impotencia para emitir una crítica hacia el reglamento actual: "Creo que el reglamento debería mezclar piloto, coche y motor, y el reglamento actual favorece mucho al motor y no tanto al chasis. Para los fabricantes del chasis no es fácil recuperar la distancia, lo vimos el año pasado, y no estoy seguro de lo que han hecho los coches propulsados por Mercedes o Ferrari. No es que no haya diferencias entre chasis, claro que las hay, pero es difícil saber cuáles son", advierte.

De cara a 2015, Newey subraya la importancia de obtener un buen resultado en clasificación que permita al equipo rodar en carrera con aire limpio por delante. De esta forma, el británico cree que adquirirían un aprendizaje más profundo sobre las modificaciones necesarias en materia aerodinámica: "Una de las cosas que ocurre es que calificas al frente y tienes una salida limpia, puedes rodar con aire limpio. Así, puedes revisar mejor los parámetros de downforce y drag y controlar la carrera desde delante, como pudimos hacer desde 2011 hasta 2013. Queremos volver a estar en primera línea y no en medio de la parrilla".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top